La sabiduría de saber elegir

#Publicidad

Tu nunca sabrás si estas en lo cierto o no hasta que hagas lo que sientes y veas el resultado.

Pero ¿y si ese resultado no es definitivo ni definitorio?

Las claves para comenzar a reconocer este tipo de patrones van surgiendo en tu propio cerebro. Tu creas tu propia realidad, ya que construyes tu día a día según tus propios razonamientos, y eso tiene un nombre, MADUREZ.

Ahora quizá estés pensando o decidiendo lo hábil que eres con tu forma de ver tu mundo, y quizá estés pensando lo afortunado/a que eres por ser como eres y que tienes unos principios innegables, o quizá te quedes pensando en cómo serias si pudieses creerte lo que dices y que sería una buena razón para que los demás te tengan en cuenta.

Tus creencias o forma de ser, se comienzan a estructurar en tu infancia con tus padres y hermanos/as y en tus medianías. Como el colegio, amistades, adultos cercanos e incluso vecinos. Resulta muy fácil influenciar a un niño/a cuando lo único que quiere es ser como sus mayores, ya que ahí es donde se le inculca que ” debe “ llegar, porque sus padres son su ejemplo y el mejor. El amor que les damos a nuestros hijos o mejor dicho, la forma en que les damos amor a nuestros hijos ¡es el mayor de sus problemas en la mayoría de los casos !

Dirás que eso es una locura, pero la gran mayoría de estos hijos nuestros a los que amamos durante la infancia y protegemos hasta la asfixia, sufre de un síndrome llamado estupidez aguda adquirida.

Seguro dirás ahora que el escritor se ha vuelto loco y que no sabe lo que dice, ya que ¡yo cuido a mis hijos mejor de lo que mis padres lo hicieron conmigo!

Seguro que sí, pero antes podías jugar en la calle desde muy jovencito y estar todo el día fuera sin teléfono y sin un “policía” a tus espaldas. La estructura que montamos creyendo que es la mejor, ya que no nos enseñaron a hacerlo de otra manera, a nuestros hijos les lleva en muchos casos al fracaso en toda su amplitud y a comenzar una vida que no eligieron. Esto se puede solucionar con la comprensión y el amor. Pero para esto la mayoría tendríamos que ir a un curso para que nos expliquen lo que significa. Aprendemos antes a manejar un ordenador que a reconocer el amor.

Libertad es lo que ellos piden desde que son niños, y no un teléfono o una consola para que se callen la boca y te dejen en paz.

Ahora bien, ¿que tiene que ver esto con el principio del artículo ?

¡Todo!

Ya que hoy somos como somos gracias a ellos y los que siguen también serán iguales a nosotros.

¿Cómo te lleva esto a ti a saber si lo que piensas, dices y haces forma parte del mismo acto?, deteniéndote y analizando tu estructura y preguntándote y preguntando cómo y por qué te sucede lo que haces y las consecuencias que tiene en tu vida. Cuantas veces has escuchado esta frase de ti o de otra persona: “Yo no me merezco lo que me pasa “. Pero aun así te pasa, y te pasa a ti y no a otro/a. Te pasa a ti porque tienes la osadía de creer que sólo tú tienes la razón y que tu estructura mental, emocional y vivencial así te lo demuestran. Tú que eres el o la creador/a de tu vida y que con tus enseñanzas  haces de maestro/a para otras personas que como tú, también están aprendiendo, y que todo es un gran círculo que siempre te lleva al principio. Algo que la vida te enseña constantemente, es a verla vestida de todas las formas y colores posibles, pero nosotros/as nos cegamos en tener siempre la razón y querer conquistar el mundo con nuestra bandera. Aunque pueda parecer algo critico el texto, no lo es, es una realidad que si estás preparado y preparada para explorar en ti, recibirás preciosos regalos y sorpresas que la vida y tu entorno tienen preparados para ti.

Como ver estos regalos:

Es tan sencillo que lo tachamos de complicado e incluso de imposible. ¡Comienza por ti!

Sitúate frente a ti mismo/a (espejo) en el baño, el vestidor o en el coche y comienza haciéndote la siguiente pregunta: ¿Quien soy?

Descubre las sensaciones que te produce la respuesta y escríbelas para no olvidarlas. Es algo tan sencillo que, a veces, no se obtienen respuestas, ya que la cabeza está predispuesta a decirte que pareces tonto/a preguntándote algo así, claro que sabes quién eres.

CABEZA PARLANTE: Te llamas xxx y tu vida es la que tú eliges xxx y haces lo que quieres xxx por eso este ejercicio no es para ti, es para las personas que son xxx.

¿Qué hacer si esto pasa? Volver a repetirlo las veces que sea necesario. Así es, las veces que necesites hasta que hable tu desconocimiento sobre ti y te haga la misma pregunta que tú le estás haciendo, entonces surge… mejor descúbrelo tú.

Qué bonita es la libertad y poder expresarnos desde el corazón sin límite, así los demás te entenderán y no tendrán nada que objetar, ya que su respeto hacia ti aumenta solo por resonancia.

¿Sabes eso que sucede cuando pasas al lado de alguien o conoces a alguien y enseguida sientes empatía o por el contrario sientes rechazo?, pues exactamente lo mismo. No creas que estás ahora enamorado/a de tu pareja solo porque tenéis cosas en común, lo primero y lo que sostiene la relación es la empatía. Esto no se ve, pero se siente y así funcionan todas las relaciones, por eso tampoco puedes esperar que un hijo/a que se supone que es tuyo y tiene que cumplir normas etc., no te haga caso. En todas las relaciones tienen que cumplirse ciertos ingredientes que la hagan fuerte y no destructiva. Si es esto último, mejor dejar ser y respetar. Cada individuo es único y merece ser libre en todas sus facetas y posibilidades.

Viajes de Consciencia: AVALON: Tierras Sagradas
www.isabellamagdala.com

Yo Soy Preem
devaprem.com@gmail.com
www.deva-prem.com

ETIQUETAS:
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Suscríbete..

#Publicidad

#Facebook

Lo más popular