La esclavitud de la mente



Hay veces que la gente vive ciega y, por mucho que luchemos, la oscuridad parece vencer, pero al final, tarde o temprano la Luz siempre acabará brillando. Te pongo el ejemplo del afamado escritor Alberto Vázquez-Figueroa, él desarrolló un proceso de desalinización de agua marina para que fuera dulce y bebible, además, este descubrimiento producía energía eléctrica a un coste mínimo.

Ingenieros de las compañías constructoras más importantes de España le reafirmaron que era un método muy efectivo. Los estudios que se hicieron dejaban como conclusión que se podía regar toda España y ahorrarse 15.000 millones de euros al año. 

Alberto Vázquez-Figueroa afirma que te venden el agua 10.000 veces más de lo que vale, el sistema, simplificando mucho, consiste en bombear el agua de mar hasta lo alto de una montaña durante la noche, momento en el que el consumo eléctrico nacional es muy bajo y gran parte de la electricidad se pierde, ante la imposibilidad de almacenarla, al día siguiente, se hace bajar por una tubería, de 400 m de altura, produciendo energía eléctrica cuando hay demanda. La presión de la columna de agua hace que, al colocar una membrana de ósmosis inversa se produzca agua dulce a un coste cercano a cero además de energía eléctrica. La patente del sistema es de uso libre para los países pobres, que podrían implementar las desaladoras sin pagar un céntimo. 

Se construyó una fábrica para llevar a cabo este proceso en Almería, pero se cerró, alegando la ministra de aquel entonces que se electrocutaban las gaviotas, cuando no hay cables eléctricos que puedan provocarlo, curiosamente se construyeron decenas de desaladoras, que no funcionaban, a miles de millones de euros y el marido de la ministra fue elegido asesor de la empresa constructora cobrando 300.000 euros anuales. Posteriormente se volvió a intentar poner en marcha, pero el ministro del partido contrario, que gobernaba en esas fechas, dijo que la electricidad gratis no salía rentable, meses después ese político fue condenado por corrupción por “Los papeles de Panamá”.

Según Alberto Vázquez-Figueroa, lo que se está robando y se robó, con respecto al agua, se está robando a los niños que se mueren de sed, a los campesinos que no tienen agua para su terreno ni para su ganado. Cuando tendrían que protegernos, en vez de servirnos, los políticos se sirven a sí mismos, haciendo sentir al ciudadano que es culpable por no poder pagar los impuestos abusivos, o más bien dejarse robar. 

Mientras ellos malgastan lo que producimos con nuestro sudor, con lo que hemos pagado con esas exageradas tasas, ellos cobran sueldos millonarios y, encima son tratados como autoridades, cuando deberían ser sencillos funcionarios, han creado una manera legal de robar y de esclavitud. Si este invento para generar agua dulce y electricidad se hubiera puesto en marcha como debía de haber ocurrido, ahora habría esperanza en este mundo para millones de personas que mueren de sed, que padecen hambre porque se pierden las cosechas y que viven sin energía para tener el progreso y prosperidad que todos merecemos.

Es como con la pobreza y las guerras, ¿por qué en África, que es uno de los continentes más ricos en recursos naturales, muere tanta gente de hambre y sed? Antiguamente las tribus vivían, cazaban una vez al mes y recolectaban, y el resto del tiempo observaban las estrellas y enseñaban a sus hijos su cultura… pero claro… eso no es progreso, ya que en cuanto entró el hombre occidental, vieron una manera de tener mano de obra barata para explotar sus enormes recursos tanto en piedras preciosas, minerales y fabricación de bienes a coste casi nulo. 

Bourama Coulibaly, un amigo mío de Mali, Campeón de África de Kung Fu, me contó lo que sucedía con el hambre en su país, decía que el dictador de turno era puesto por alguien poderoso para que cumpliera sus designios, y me dijo que mantenían a sus poblados con gente muriendo de hambre para así conseguir el dinero de las ayudas de los países occidentales, con lo que ese dinero de la beneficencia jamás llegaba a esos poblados de gente moribunda. Decía que, una vez al año, iban a grabarlos pasando hambre y después quedaba esperar a recibir su dinero. Y con las guerras pasa igual, detrás de ellas siempre hay intereses de poder y económicos, cuando la gente sólo busca vivir en paz y prosperar para disfrutar de sus seres queridos, se les adoctrina con odio para que abandonen a sus familias y vayan a matarse por intereses de personas que jamás llegarán a conocer y que nunca se pondrán en primera línea de fuego. Tras las guerras sólo queda recoger los beneficios, de los productos y riquezas del país conquistado, de la gran producción de armamento millonario y de la satisfacción de haber machacado y humillado al más débil.

…Y pasa lo mismo con prácticamente todo, fíjate hasta dónde lleva la avaricia, hace unos años dieron el Premio Nobel a Youyou Tu por descubrir que con la artemisa se cura la malaria, la artemisa o moxa se utiliza durante siglos, tanto en la medicina china y acupuntura, como en las culturas celtas. Curiosamente, poco después se sacó a la venta un medicamento que es el principio activo de esta hierba, pero, con una molécula química artificial patentada para curar la malaria, y se rechazó el uso de la planta natural para curar a la gente con esta enfermedad, que en África y Asia la sufren miles de personas. Se alegó que este medicamento superaba los controles sanitarios, pero si han dado un Premio Nobel por demostrar que se puede curar esta enfermedad prácticamente gratis y sin efectos secundarios con la moxa, ¿por qué utilizar algo que al ser químico artificial y, por consecuencia, tiene efectos secundarios y que además endeudará aún más a los países pobres, cuando tienen otra solución mucho más barata y natural? Yo utilizo la artemisa con mis pacientes, y puedo decir, en primera persona, que los resultados son asombrosos.

El exceso de ego, la avaricia y la codicia son el cáncer de la sociedad

Sólo escucha la verdad que hay en tu corazón, es un gran tesoro, y que no lo corrompan las mentiras, el engaño, el ego y la avaricia de gente mala. Y es que cuando tratas de averiguar la verdad es cuando comienzas realmente a ser libre en tu vida, a tratar de escapar de los barrotes de leyes injustas que sólo tratan de multar, cobrar impuestos y proteger a los delincuentes mas ruines. Enfoca y atrae la abundancia y no te sientas culpable por el éxito, quizás con poco ya lo tienes todo, tal vez, con mucho también, pero sea lo que sea te lo mereces, y debes vivir sin ser un esclavo, teniendo tú el poder sobre tu vida, de hacer aquello que te apasiona y vivir de ello, de no conocer la angustia en la vida, de tener el control y el poder en tu salud, el amor y tu sueños. Es en ese momento cuando despiertas y sabes que, con una mente liberada, encuentras tu parte divina de poder ilimitado, es en ese momento cuando despiertas y sabes que con una mente libre e indomable encuentras tu parte divina de poder y creación ilimitada. 

Para crear una sociedad más justa da igual el sistema económico, sólo necesitamos gente honrada, responsable y que sienta empatía hacia el prójimo así, toda la humanidad funcionará como en una utopía…, más aún…, no necesitaríamos el dinero, porque ya lo tendríamos todo…, para todos.

Sé libre cuando pienses y no te fíes de lo que diga la mayoría, tan sólo de la verdad de tu alma, y vivirás libre de la sociedad engañosa, para ser una personas que ilumine nuestro mundo. De este modo podremos cuidar y proteger mejor a la gente que amamos y construiremos un mundo mejor.

Eduardo Lurueña
www.eduluruena.com


Si te ha gustado, compártelo...