La energía sagrada de los Tattwas



“Aprendiendo el manejo de los Tattwas se pueden resolver favorablemente todos los asuntos de la vida”
José M. Seseras

La palabra Tattwas viene del sanscrito y significa “gran aliento” o “corriente universal de la vida” aunque también algunas traducciones lo denominan como “principio o verdad”, estos arquetipos de geometría sagrada son un elemento de la realidad y representan la esencia originaria de todo cuanto podemos considerar verdadero o cierto, ya que todo tiene su origen en las vibraciones del éter (Fluido invisible, sin peso que llena todo el espacio y constituye el medio transmisor de todas las manifestaciones de la energía), algo sutil que posee la cualidad de generar mediante sus diferentes vibraciones la existencia de las fuerzas que construyen el universo con los elementos del aire, fuego, agua y tierra. Según la tradición se dice que fue Shiva quien lo entregó a los antiguos Arios de la india para que evolucionaran espiritualmente y se desarrollaran los poderes psíquicos que todos tienen dormido, estos Tattwas se mencionan en el libro “Enseñanzas de Shiva”, en el budismo se les conoce como la lista de los Dharmas, en la filosofía jaimista son considerados como fundamentos de liberación, la filosofía Samkhya los denomina como realidades eternas del universo, la filosofía shivaísta de Cachemira los denomina una conciencia existencial material del ser, en la literatura purana del vaisnavismo gaudíia son tipos de energías del universo y finalmente el tantra nos indica que son los ciclos de energía global, el libro “Isis sin velo” también son mencionados dentro de las investigaciones realizadas por H. Blavatsky.

Si bien todo fenómeno del universo es sólo una fase de movimiento energético, los Tattwas son vibración, es el deseo de crear formas, de ir vibrando de una manera determinada para que estos se complementen con los cinco elementos y también con nuestro interior y los cinco sentidos, comprendiendo la frase “como es arriba es abajo”, produciendo en el cuerpo físico una vibración energética de sanación.  En el libro “The Hindú” de la antigua medicina tradicional de la india nos indica que estos Tattwas componen el cuerpo humano, como principio fundamental de la creación de universo y de ahí que el ser humano tiene los cinco elementos en su cuerpo físico como energético, comprendiendo que el hombre es naturaleza y la naturaleza es hombre, por lo tanto ambos son esencialmente uno, siendo el microcosmos y el universo macrocosmos porque lo que existe en el universo también existe en el hombre.

Cada uno de ellos tiene una propiedad única y nos ayuda de diferentes formas:

1.- AKASHA: corresponde a la energía sutil del éter, es la esencia del resto de los Tattwas de los elementos, de forma elíptica sus colores añil o violeta representan todo el espacio profundo del ser. Este es recomendado para la meditación, realizamos el siguiente ejercicio:

  • Sentarse cómodamente y relajar el cuerpo.
  • Realizar tres respiraciones profundas cerrando los ojos.
  • Visualizar una franja de color azul violeta profundo rodeada de una luz amarilla anaranjada.
  • Fijar la mente un instante y luego visualizar que vas entrando en esta franja hasta quedar dentro de la misma.
  • Siente como tu cuerpo va desapareciendo, que toda forma desaparece dentro del éter.
  • Mantener la visualización durante tres minutos y luego mantrar HAM.
  • Quedar un poco en silencio, visualizar como vas saliendo de esta franja violeta y abrir los ojos con una respiración profunda.

2.- VAYU: corresponde a la energía del aire, expansión, con forma de círculo y su color es azul brillante, referencia a la luz del sol que nos ilumina. Realizamos el siguiente ejercicio:

  • Sentarse cómodamente y relajar el cuerpo.
  • Realizar tres respiraciones profundas cerrando los ojos.
  • Visualiza una esfera de color azul turquesa de gran tamaño un instante y luego visualiza que estas dentro de esta esfera.
  • Comienza a sentirte liviano y a levitar dentro de la esfera y desde tu garganta sale una luz naranja que va formando una esfera del mismo color cubriendo todo el cuerpo.
  • Estas dentro de ambas esferas, la más externa azul y más interna naranja.
  • Mantente dentro alrededor de tres minutos y luego mantra PAM.
  • Quedar un poco en silencio y poco a poco las esferas van desapareciendo y tú vas saliendo de ellas, respira profundo y abre los ojos.

3.- TEJAS: corresponde a la energía más fuerte y al elemento fuego, el fuego interno que nos da las sensaciones y emociones, su forma es más triangular y su color es el rojo intenso.Con el siguiente ejercicio nos ayuda a controlar de mejor forma las emociones:

  • Sentarse cómodamente y relajar el cuerpo.
  • Realizar tres respiraciones profundas cerrando los ojos.
  • Visualiza una gran pirámide de color rojo, fija tu mente y paulatinamente vas entrando en esta pirámide hasta quedar cubierto completamente.
  • Visualiza que en el centro de la pirámide se forma un vértice de color verde que se expande hasta formar una esfera que queda colocada sobre el plexo solar.
  • Quédate durante tres minutos sintiendo esa energía y mantra RAM.
  • Ahora queda en silencio, poco a poco la esfera verde va desapareciendo y la pirámide roja también, vas saliendo de ella.
  • Realiza una respiración profunda y abre los ojos.

4.- APAS: representa la energía que fluye, al elemento agua, al movimiento de las energías. Tiene forma de una luna creciente en sentido horizontal, su color es el blanco o plateado. Puedes realizar el siguiente ejercicio con ella:

  • Sentarse cómodamente y relajar el cuerpo.
  • Realizar tres respiraciones profundas cerrando los ojos.
  • Visualiza que es de noche y que estas sentado en una explanada con pocos árboles, delante de está luna con forma creciente.
  • Siente como su luz y su brillo plateado baña la noche transformando todo a su alrededor en un mar de agua cristalina y pura.
  • En ese momento obsérvate flotando encima del agua y la luna envía un rayo de luz blanca hacia tu chakra del sacro.
  • Siente esta energía durante tres minutos y mantra VAM.
  • Ahora queda en silencio y poco a poco la luna y el agua van desapareciendo.
  • Realiza una respiración profunda y abre los ojos.

5.- PROTHIVI: corresponde al elemento tierra, a la estabilidad y concretar nuestros propósitos y metas, el estar aquí y ahora, al momento presente. Se caracteriza por ser un cuadrado de color amarillo. Podemos realizar el siguiente ejercicio de activación:

  • Sentarse cómodamente y relajar el cuerpo.
  • Realizar tres respiraciones profundas cerrando los ojos.
  • Visualiza un cuadrado amarillo intenso y brillante de gran tamaño, fija tu mente y paulatinamente vas ir entrando en este cubo hasta quedar completamente cubierto.
  • Siente que tu cuerpo está unido a la tierra y que la vida emerge de ella, en este momento desde tus pies sale un vórtice de color violeta que conecta el entrecejo y los pies.
  • Siente la energía y su vibración, mantén esta visualización por tres minutos y mantra LAM.
  • Después queda en silencio un instante, y poco a poco el vórtice de color violeta desaparece y vas saliendo de este cuadrado amarillo.
  • Realiza una respiración profunda y abre los ojos.

Finalmente los Tattwas nos ayudan a ir activando esa energía latente de los elementos, de los sentidos y de la más hermosa vibración, representando la quintaesencia existente y generadora de energía, existente incluso antes de la manifestación del mundo físico, de las energías cuyas acciones y reacciones dan el origen a la totalidad vibracional del universo, te invito a activar esta energía en ti, ¿Lo quieres intentar?

Nicolás Benedetti Ariza
Presidente Federación Iberoamericana de Reiki
Director Sociedad Chilena de Reiki
www.Federacioniberoamericanadereiki.com
www.Sociedadchilenadereiki.com


Si te ha gustado, compártelo...