HIDROTERAPIA DE COLON La lavativa de siempre con tecnología moderna



Por el intestino grueso de una persona, a lo largo de su vida, pueden pasar más de 35 toneladas de residuos.

El intestino grueso tiene una serie de codos, con una longitud aproximada de 2 metros y, al pasar los alimentos, se van incrustando en las paredes gran cantidad de toxinas que vienen de una mala digestión de los alimentos por procesos de fermentación y putrefacción. 

Una persona que va estreñida significa que lleva un retraso en la eliminación y los intestinos, sin tener fiebre exteriormente, están entre 40 y 45 grados de temperatura. 

Los residuos de los alimentos, a estas temperaturas, crean fermentación y putrefacción cuando se retienen un día o dos. (El ejemplo lo tenernos en una fruta: si la sometemos a 40 grados, durante dos días, presentará síntomas de putrefacción, y si lo hacemos con carne, al cabo de unos días tendrá gusanos). En nuestros intestinos ocurren las mismas reacciones.

Un problema:

Una persona que siempre va estreñida va creando toxicidad en sus intestinos, y esta toxicidad pasa al hígado a través de la vena Porta y se distribuye a través de la sangre a todo el cuerpo, provocando granos, eccemas, problemas de visión, acné, picores, etc.

Otro problema:

Las incrustaciones de las paredes de los intestinos aumentan de masa, porque el cuerpo sigue reteniendo heces, y el intestino colon se va dando de sí, porque es como un globo, y va buscando el lugar que necesita, llenando los huecos que encuentra por el cuerpo, en su expansión puede llegar hasta los pulmones y el espacio cardiovascular. Por el propio peso de las heces, también puede llegar a la fosa ilíaca y en el caso de las mujeres, presionar los ovarios, provocando problemas hormonales. Y en los hombres, comprimir la vejiga y la próstata. También provoca problemas de columna vertebral.

Un ejemplo:

Cada día sacamos fuera de casa la bolsa de la basura, si las fuéramos guardando en las habitaciones, al cabo de cuatro meses, tendríamos que huir de la casa para no asfixiarnos dentro. Nuestro organismo, al ir creando toxinas y no eliminarlas, hace que las nuevas células, al nacer y desarrollarse, se encuentren con un hábitat infectado, y estas células se transmutan o mueren, provocando una degeneración del cuerpo, apareciendo problemas serios.

Una solución:

Los modernos tratamientos de hidroterapia de colon, basados en las técnicas del lavado completo y profundo del intestino grueso, que limpian de forma cómoda, e indolora, permiten despegar las materias fecales adheridas a las paredes intestinales, aportando numerosos efectos beneficiosos, sin necesidad de tratamientos previos ni efectos nocivos. La técnica mas actual o terapia eficaz, para solucionar de una manera cómoda, inocua, un problema antiguo: desintoxicación. Sus indicaciones son múltiples, dado que la Hidroterapia del colon es una medida terapéutica que, por su acción en profundidad y limpieza del colon, actúa sobre una de las causas de muchas enfermedades crónicas. 

Las indicaciones más usuales contrastadas desde hace 50 años son:

Mejoría de las funciones renales.

Mejoría de la función de la vejiga, esfínteres.

Mejoría del retorno venoso, varices, hemorroides.

Mejoría de los problemas prostáticos.

Mejoría del funcionamiento ovárico, 

dismenorreas.

Mejoría de la patología digestiva, estreñimiento, mal funcionamiento de la vesícula biliar, gases, flatulencia.

Mejoría de las alteraciones metabólicas, obesidad, retenciones de líquidos, celulitis.

Mejoría de la patología dérmica, acné, psoriasis, etc.

Mejoría de todas las patologías de origen congestivo, rinitis, asma, alergias, cefaleas.

Instituto Biológico de la Salud
Calle San Germán, 6 bis local 9 28020. Madrid.
Teléfono de contacto: 915974030 – 915563153.
ibs@institutobiologico.com
www.institutobiologico.com