Flores de Bach: Centaury



Centaury, centaurea menor
Latín: Centaurium umbellatum
Emoción a tratar: voluntad débil, fáciles de manejar, sometimiento.
Cualidad que aporta: Servicio voluntario pero sin anularse, autoestima
Grupo: Flores para la hipersensibilidad al entorno

La centaurea menor es muy utilizada medicinalmente por su amplia variedad de aplicaciones: es muy servicial.

Esta esencia se utiliza, principalmente, para poder decir “no” ante situaciones en las que parece muy difícil dar tal paso.

La persona que necesita esta esencia, al igual que la planta, suele ser tímida, algo pasiva y tímida, es muy “servicial”: antepone la atención y el servicio a los demás a sus deseos o sus prioridades, hasta tal punto que es capaz de soportar hasta humillaciones con tal de no discutir, asumiendo esta situación como natural. Son personas deseosas de complacer pensando que, de esta manera, van a obtener el tan necesario reconocimiento de los demás. 

Se conoce esta actitud por “felpudo”. Desarrollan un exceso de sacrificio, preocupándose muy poco por sí mismo, lo cual conduce a la negligencia.

Agotados por tanto esfuerzo, y distanciados de su propia voluntad, generan una falta de energía y cansancio incluso crónicos. También generan un fuerte sentimiento de culpa al no poder “hacerlo mejor”.

La actitud de sometimiento también se puede trasladar a una enfermedad, vicio o defecto que “no hay forma de quitarse de encima”, no existe la suficiente fuerza de voluntad para hacerle frente, aun siendo un simple catarro o algún kilo de más. Esta situación conduce a un cansancio, falta de energía, problemas respiratorios y dolor de cabeza. Incluso dolores de espalda, sabañones y problemas circulatorios.

Al volcarse más en los demás que en su propio ser pueden caer bajo influencias negativas de forma que son dominados y manejados a su antojo. Para evitar estas situaciones o que, incluso, otras personas o lugares “chupen” energía o uno se sienta débil ante ciertas personas o circunstancias es muy útil tomar esta flor junto con walnut.

Suele ocurrir que, al tomar la esencia, la persona se hace consciente de su pasado y “de lo tonto que fue” por lo que responde con una enorme rabia ante todo y todos. Conviene, entonces, acompañar la terapia con holly, normalizándose la situación.

Dice el doctor Bach: Para las personas tranquilas, bondadosas que están siempre ansiosas por servir a los demás. Su necesidad de agradar crece de tal modo en ellos que se convierten en sirvientes en lugar de actuar como ayudantes voluntarios. Su buena naturaleza los lleva a trabajar más de lo que corresponde y, al hacerlo así, pueden descuidar su propia misión en la vida.

La esencia aporta una certeza interna de quiénes somos y, por lo tanto, tratar a los demás “de tu a tu”, dando la seguridad para poder decir “no” en momentos apropiados. Se sigue desarrollando un trabajo de servicio, pero dentro de unos límites y siguiendo unos objetivos internos lo cual permite fluir las energías hacia metas más altas.

Purificación Lozano,  practitioner
www.curateconlasflores.blogspot.com

Un recetario de Flores de Bach
Autora: Purificación Lozano
Editorial Creación
Tel. 918904733
www.editorialcreacion.es

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
22Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email