Estudiar por el placer de aprender



Aunque el aprendizaje es, en sí mismo, una experiencia absolutamente enriquecedora y maravillosa, no todo el mundo es capaz de experimentar placer cuando está delante de un libro.

La dificultad para concentrarse, el escaso interés en el tema que se está estudiando, el miedo a enfrentar un examen o el stress que podemos sentir ante la presión de tener que saber un determinado contenido en un tiempo concreto pueden hacer del estudio una verdadera tortura.

Muchos factores nos pueden influir negativamente cuando nos ponemos a estudiar. Algunos son factores psicológicos,como la  falta de confianza en uno mismo que puede venir de tiempo atrás porque en algún momento de nuestra vida aquella materia se nos dio mal, o podemos sentir que no somos capaces de aprender igual que lo hacen otros, anticipándonos directamente al fracaso con la consiguiente sensación de frustración.

Otros factores que nos influyen negativamente ante el estudio son la falta de atención, la desmotivación, la dificultad para memorizar…

Afortunadamente, todos estos aspectos negativos para afrontar un correcto aprendizaje pueden tratarse con remedios florales. Las Flores de Bach y otras esencias de nueva generación, llamadas esencias de California, pueden ser nuestras aliadas cuando nos ponemos a estudiar.

Las esencias florales nos abren el camino del autoconocimiento, liberando nuestra mente de bloqueos para que no tengamos ninguna sensación de incapacidad ni de infravaloración.

De esta manera, cuando esto sucede, después de haber tomado las esencias unos días, nos desbloqueamos y podemos abrirnos plenamente y con conciencia al nuevo conocimiento concentrándonos más fácilmente y recuperando el placer de aprender.

Una esencia muy importante que conviene tomar cuando sentimos queno somos capaces de aprender determinadas cosas es LARCH.

Esta flor, nos refuerza nuestro sentimiento de valía, dándonos la fuerza mental y el coraje suficiente para afrontar el reto de aprender esa materia que nos cuesta tanto.

Pero el sentimiento de minusvalía e inferioridad no es el único factor psicológico que nos impide estudiar. La falta de ambición por saber más o la escasa curiosidad es otra de las causas que llevan a muchos estudiantes, a fracasar.

En estos casos, cuando hay falta de motivación intelectual y poco deseo de superación es muy útil tomar Avocado. 

Este árbol, de la familia de las Lauráceas, siempre verde, que se cultiva en climas tropicales, tiene la virtud de despertar la voluntad y el entusiasmo por aprender. Su esencia arroja luz sobre la compresión, es el “ya lo entiendo” que nos ayuda a deducir y resolver problemas.

Es, por tanto, una esencia fundamental para estudiantes con dificultades, porque una vez que el niño o joven siente que las cosas van saliendo mejor, se reaviva su entusiasmo, su deseo de saber y mejora rápidamente su autoestima.

Avocado desarrolla también la agudeza mental y el sentido de dirección en las actividades intelectuales por lo que también es muy útil para mantener la motivación a lo largo de proyectos largos de investigación como las tesis doctorales o los trabajos de fin de carrera.

La falta de concentración es otra de las grandes dificultades que surge cuando estudiamos. Para conseguir concentrarnos más fácilmente existen también otros remedios florales.

Si la falta de concentración se produce por un exceso de fantasía, propio de los niños y también de muchos adolescentes que están en su mundo resulta muy eficaz tomar Clematis. Esta flor nos hace volver al presente para poder escuchar lo que nos dice el profesor sin distracciones. Es lo que los terapeutas florales denominamos un cable a tierra para poder estar centrados en lo que sucede en el presente.

Indian Pink aporta también su granito de arena en el terreno de la concentración. Es una esencia que nos aporta claridad mental en momentos en que la estimulación externa es lo suficientemente fuerte como para despistarnos y perder la concentración. Nos permite leer con la televisión encendida, en el metro, en el tren …

Nos ayuda también a permanecer atentos cuando llevamos a cabo varias tareas a un mismo tiempo. Ideal para niños y adultos que requieren mucho silencio y mucha calma para poder estudiar o concentrarse en alguna actividad cuando hay mucho ruido alrededor.

Madia es otra esencia fundamental que no podemos dejar de tomar cuando hablamos de pérdida de concentración. Es muy útil para personas que se dispersan fácilmente, bien sea, porque no pueden focalizar la atención, o bien, porque no pueden sostenerla en el tiempo. Ayuda mucho en el trabajo de planificación y en la administración del tiempo, nos ayuda a establecer prioridades y a terminar lo que hemos comenzado. Es una esencia excelente para la concentración en el estudio, muy buena para niños y mayores que se distraen con el vuelo de una mosca.

Para la asimilación de los contenidos que estamos estudiando, sin tener que repetir una y otra vez lo que ya hemos trabajado, va muy bien Chestnut Bud, quefacilita la capacidad de relación, asociación y memoria. Se utiliza mucho en los casos de niños y adultos que necesitan que se les repita varias veces un mismo concepto para que puedan comprenderlo y retenerlo. Es una esencia que amplifica, por tanto, la capacidad de observación, tan necesaria en el aprendizaje.

La memoria es también muy importante para poder llevar a cabo un aprendizaje con éxito. Podemos aprender a mejorar nuestra memoria a través de estrategias y técnicas pero también podemos mejorar esta capacidad tomando Romero. Las flores de este arbusto del sistema de California ayudan a mejorar la memoria y la desorientación temporo-espacial. Aportan así mismo energía y vialidad, cualidades necesarias cuando hay que someterse a largas horas de estudio.

Finalmente, me gustaría mencionar otra flor de California, Lemon, por el gran potencial terapéutico que posee. Se trata de una esencia fundamental para todos aquellos a los que les resulta difícil cuando no imposible comprender las matemáticas. Opera sobre todas las acciones atribuidas al hemisferio cerebral izquierdo, estimulando el pensamiento racional analítico y la comprensión y articulación del manejo de información lógica y matemática. La utilización de esta flor es recomendable también cuando se tiene la sensación de no poder estudiar porque hay alguna interferencia emocional, como una discusión que hayamos tenido con alguien importante para nosotros o simplemente porque estemos atravesando una situación personal que nos resulte difícil.

Todas las flores de las que he hablado en este artículo relajan emocionalmente, estimulando el entendimiento y el aprendizaje.

Recomiendo tomarlas a los estudiantes  que tengan dificultades en su aprendizaje, siempre que haya que hacer un esfuerzo intelectual  grande, en época de exámenes, cuando existan bloqueos que nos impidan avanzar en la materia o cuando se quiere rendir más en los  estudios.

A partir de ahora, podrás estudiar sólo y exclusivamente por el placer de aprender.

Mercedes López Redero
Terapeuta Floral Integrativa
www.floresdebach-terapianatural.blogspot.com.es
Telf. 617 733 774 

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
40Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email