Cuando tu cuerpo te habla, ¡escúchale!



¿Te paraste a pensar de dónde vienen tus dolencias?

¿Has pensado alguna vez que tu mal humor podría tener algo que ver con las malas digestiones o crees que se debe solamente a lo que comiste?

¿Has observado que con las amarguras de la vida, la ansiedad por comer dulce aumenta o crees que es una casualidad?

Si tienes problemas de salud aunque sean menores, mi propuesta es que te pares a pensar en los motivos profundos que te llevaron hasta estos.

Todo en el cuerpo esta conectado…

Llevo mucho tiempo trabajando como terapeuta y puedo afirmar que cada día observo que todo en el cuerpo esta interconectado y que ninguna enfermedad ni ninguna molestia, ya sea física, emocional o de otro tipo, aparece por casualidad. Creo sinceramente que es el resultado de nuestra forma de ser, de sentir, pensar y actuar, y por supuesto, del estilo de vida que llevamos, y de cómo cuidamos nuestro cuerpo: de lo que comemos, bebemos, de si hacemos ejercicio, etcétera.

Cuando hay una incoherencia entre los diferentes “planos” físico, psíquico, emocional, energético y espiritual, se producen bloqueos que pueden afectar a diferentes órganos y pueden hacerlo hasta tal punto que el órgano se debilite y se produzca la enfermedad.

La Reflexoterapia trata a la persona en su totalidad, y no como una colección de partes, trata la enfermedad como algo global y no como algo aislado que sólo afecta al cuerpo. Actúa desde el interior, buscando siempre el origen verdadero, la causa profunda que lo originó.

Todo esto, debería llevar al paciente a responsabilizarse de su proceso de curación, y a darse cuenta de lo que le disgusta, le altera, le paraliza, etc. Ha de tener en cuenta su forma de pensar, de relacionarse, de tratar con sus miedos, dudas, inseguridades… y un sinfín de sentimientos y emociones que, sin ser bien manejadas, pueden conducirle a desarrollar diferentes modos de enfermarse sin saber cómo, ni porqué. 

Cuando tu cuerpo te habla, ¡escúchale!

Cada órgano tiene su manera de comunicarse con nosotros, cuando algo en el cuerpo nos duele, nos molesta o nos incomoda, nos está transmitiendo que algo falla y que el organismo no está en armonía.

Por ejemplo: los Riñones controlan la fuerza vital, gobiernan las emociones. El desequilibrio de la energía del riñón se manifiesta en actitudes de poca constancia y tolerancia, el miedo, el pánico, las pesadillas, la inseguridad, y los desequilibrios psicológicos, puede producir escasa vitalidad y provocar enfermedades crónicas.

El Hígado regula, no sólo la circulación de la energía y de la sangre, sino también la expresión emocional de éstas, por eso las emociones viscerales, están muy relacionadas con este órgano. Cuando el Hígado está en desequilibrio, puede provocar que el estado de ánimo sea variable, con altibajos frecuentes, muchas veces sin causa aparente produce: mal humor, sentimiento de frustración, o sensación de haber perdido el rumbo en la vida, de no saber qué hacer para encontrarle el sentido, o incapacidad para adaptarse a los cambios de la vida o a situaciones determinadas.

El Estómago, y el sistema digestivo en general, está muy relacionado con el sistema nervioso, por eso cualquier tensión afecta su funcionamiento. Por ejemplo, nervios, aprensión, dudas, obsesiones o excitación excesiva, pueden causar un tránsito excesivamente rápido de los alimentos que no se podrán asimilar provocando diarreas. Mientras que digestiones lentas, tensiones mantenidas, etc., pueden conducir al estreñimiento. Un problema de estómago puede a su vez producir agotamiento de energía y debilidad; el mal funcionamiento del estómago desestabiliza mucho al individuo.

La reflexoterapia potencia el funcionamiento de diferentes órganos del cuerpo

La Reflexología Podal Integral soluciona los problemas llegando a la raíz de éstos y lo hace desde los pies que son, simbólicamente, nuestras raíces.

Los pies poseen puntos que conectan con diferentes órganos del cuerpo. Estimulando las terminaciones nerviosas de los pies del paciente ponemos en marcha un mecanismo de acción interno con el objetivo de mejorar el funcionamiento fisiológico de los órganos o las glándulas afectadas. Como resultado, ayudamos al organismo a llevar a cabo el trabajo de auto sanación logrando que alcance el equilibrio y el bienestar.

Potenciando los diferentes órganos del cuerpo, desbloqueando, depurando y fortaleciendo la energía del organismo, la Reflexoterapia es una Terapia extremadamente eficaz para tratar diversas patologías o molestias. En los últimos años, he tenido la oportunidad de comprobar su eficacia en multitud de casos diferentes, y puedo asegurar, que funciona.

“La salud no lo es todo pero sin ella, todo lo demás es nada”.
Schopenhauer

Isabel Pérez Broncano
Reflexóloga – Autora del libro Reflexología Integral.
Directora de Ranvvai Escuela de Reflexologías y Centro de Terapias Naturales.
www.reflexologiaranvvai.es

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
14Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email