Astrología para todos: Los elementos



En mi ultimo artículo en esta revista os hablaba del reloj que a todos nos regala el Universo al nacer. Nuestro personal e intransferible CAMINO DE VIDA, paso a paso, minuto a minuto, grado a grado.

Cada vida tiene una hora de comienzo y según esa hora tenemos un signo Ascendente u otro. Entramos a la vida por ese signo y salimos de lo que denominamos eternidad por el anterior.

Los signos del Zodiaco son doce y los elementos son cuatro FUEGO, TIERRA, AIRE Y AGUA.

Si dividimos doce entre cuatro, tenemos cuatro SIGNOS de FUEGO, cuatro de TIERRA, cuatro de AIRE y cuatro de AGUA.

Aries, Leo y Sagitario son de FUEGO

Tauro, Virgo y Capricornio son de TIERRA

Géminis, Libra y Acuario son de AIRE

Cáncer, Escorpio y Piscis son de AGUA

Si nuestro Ascendente es un signo de Fuego, el signo anterior siempre será de Agua. 

Esto, de alguna manera, significa que antes de venir a vivir a la tierra, en lo que llamamos eternidad, conocimos muy bien el elemento agua, es lo que mas ha estado usando nuestra consciencia por lo que estamos muy identificados con esta energía.

Por lo tanto, en la vida que acabamos de empezar, la encontraremos en la Casa XII que es la anterior al Ascendente o Casa I.

En cualquier manual de estudio astrológico antiguo nos definen la CASA XII así: 

“Las pruebas y tristezas, las enfermedades crónicas, las perdidas de libertad, las cárceles y asilos, las traiciones, los enemigos ocultos, la soledad, el exilio, el desapego de lo material, el renunciar, la evolución interior, el karma.”

En Manuales de Astrología más modernos nos dicen:

“La casa XII representa el plano psíquico, la intuición, el inconsciente colectivo. Se asocia a enfermedades crónicas, encierros y retiros”

En la antigüedad se conocía poco de la psicología, del inconsciente colectivo…

Por tanto todo lo relacionado con esta casa era bastante duro.

Hoy en día lo entendemos de otra manera, es la que voy a intentar explicaros.

Si, al nacer entramos al planeta por un signo cuya energía nos da un cuerpo físico, una personalidad exterior con la que nos vamos a mover en nuestra nueva vida. Energía que tenemos que ir conociendo poco a poco pues no sabemos nada de ella.

¿Qué pasa con la energía del signo anterior que se supone que es de donde salimos para poder entrar?. Siempre que entras a un sitio, sales de otro.

¿Por qué le llamaban Karma, Renuncia, Exilio…? Esto de alguna manera significa DEUDA.

¿Sera que al nacer, venimos con alguna deuda de la Eternidad, que allí nos cuesta mucho mas tiempo arreglar y encarnamos en el planeta Tierra que es de energía mas densa, polar y físico. Para entender esa deuda y evolucionar mas deprisa?

Simplificando con una palabra os diría: 

Si habéis nacido con un Ascendente de Fuego ¿qué tenéis que hacer para poder avanzar en el camino evolutivo?

DESAPEGAR EMOCIONALMENTE (Agua en casa XII),

Si vuestro Ascendente es de Tierra, no al EGOCENTRISMO (Fuego en casa XII)

Si es de Aire, DESAPEGO MATERIAL (Tierra en casa XII)

Si es de Agua, menos RACIONALIDAD (Aire en casa XII)

Todos los ascendentes en Fuego se pasan la vida aprendiendo a desapegar emocionalmente, si no entienden esto y siguen enganchados, la vida no les resultara fácil pues continuamente les colocará en situaciones de separaciones y rupturas. Viene a identificarse con la pasión, el entusiasmo, la risa, la individualidad, la libertad, lo abstracto…

Los ascendentes en Tierra no pueden permitirse ser egocéntricos, orgullosos, soñadores, si insisten en ello se sentirán solos, los amigos no le soportarán, vienen a identificarse con lo concreto, lo serio, lo racional, el trabajo…

Los ascendentes en Aire vienen a ser libres, a comunicar, conocer…, a no atarse a lo material. Si se empeñan en ser inflexibles, serios, acumular cosas, poseer, se agobiarán y se sentirán asfixiados.

Si tienes un ascendente Agua, ha llegado el momento para comprometerte emocionalmente, empatizar, ser humilde, servir a los demás, ayudar… ya no te toca ser independiente, hablar continuamente, como vulgarmente se dice “ir a tu bola” esto te hará sentirte infeliz.

Continuará…

Conchita Carrau
www.lacasatoya.com


Si te ha gustado, compártelo...