Astrología para todos: Las áreas de la vida



Una vez conocido el grado de nuestro ascendente, que se define por la intersección del horizonte del lugar de nacimiento con la eclíptica en el punto cardinal ESTE, correlativamente aparecen el resto de las denominadas CASAS, que no son otro cosa que áreas de nuestra vida aquí en la Tierra producidas por el movimiento de rotación de la Tierra. Son doce al igual que los signos pero no tienen porque ser de 30 grados.

En nuestra obra de teatro particular el planeta es el actor, el signo el papel que viene a interpretar y la Casa el ESCENARIO. En ellas se desarrollarán los acontecimientos a los que debemos hacer frente en la vida.

La línea que marca el Ascendente y el Descendente es el plano del horizonte y es la primera división de las casas, seis casas son diurnas y seis son nocturnas. Las diurnas son las del hemisferio superior y las nocturnas las del inferior.

Nosotros vemos como el Sol sale por el Este (Ascendente), pasa por el Sur (Medio Cielo) y se pone por el Oeste (Descendente).  Por tanto las casas XII, XI, X, IX, VIII, VII son las diurnas  y las nocturnas las opuestas I, II, III,IV, V, VI.

Esta primera división entre los visible y lo invisible produce una separación dentro de nosotros entre lo interno y lo externo a nosotros, lo subjetivo y lo objetivo. 

El Hemisferio superior representa lo exterior a nosotros, lo social, el tu y el futuro. El Hemisferio inferior representa  lo interno, lo sentimos dentro de nosotros, lo personal, la vida privada, la familia y el pasado.

La segunda división la produce la línea vertical o del meridiano que va desde el Medio Cielo al Fondo de Cielo, surge la Cruz de la Materia. Queda dividida de nuevo la rueda de las casas en Hemisferio Oriental y Hemisferio Occidental.

El hemisferio Oriental va desde el punto cardinal Sur (MC), pasa por el Este (ASC.) y termina en el Norte, en el Fondo de Cielo (F.C.)

Es el hemisferio del YO, de la actuación, se asocia con la iniciativa de uno mismo. El hemisferio Occidental esta en la parte derecha de la carta, es el hemisferio mas pasivo, es la observación, no esta controlado por la persona mas bien la persona depende de los demás y de las oportunidades que estos le brinden.

La Cruz de la Materia divide un trozo del cielo (Sistema Solar visto desde la tierra) cuando nacemos. La hora de nacimiento, la latitud y la longitud son totalmente de la Tierra, en el Cielo no existe el tiempo.

Al nacer tomamos un cuerpo material y un trozo de Cielo toma forma en la Tierra.

Eso significan las casas astrológicas, representan ese trozo de Tierra, los planetas son energías, los signos modifican estas energías, las casas son las áreas de la vida donde experimentaremos la energía de los planetas.

Esta Cruz divide la rueda de la Carta Natal en cuatro partes. La primera parte esta formada por las casas I II III, la segunda por la IV V VI, la tercera VII VIII IX y la cuarta X XI XII.

Cada parte tiene una casa angular, una sucedente y una cadente. Así se  clasifican las casas. En el primer cuadrante la I es angular, la II es sucendente y la III cadente. Y así en el resto de los cuadrantes.

Las casas Angulares I, IV, VII, X, como su nombre indica comienzan cada cuarto del Zodiaco. Se refieren a los sectores que identifican a la persona, son las mas fuertes en sus efectos. La casa I, su personalidad. La casa IV su hogar. La casa VII su pareja. La casa X su profesión.

Las casas Sucedentes II, V, VIII, XI, son estabilizadoras, menos fuertes que las anteriores y son los resultados de los esfuerzos de uno mismo.

La II posesiones, la V hijos, la VIII posesiones de otros y la XI amigos y objetivos.

Las casas Cadentes III, VI, IX, XII, son las menos fuertes pero son los caminos por los que el individuo se adapta a su vida. 

La III sus intereses mentales, la VI trabajo, IX viajes y estudios y la XII asuntos ocultos.

Al mismo tiempo las casas del hemisferio inferior están enfrente de las del hemisferio superior. Las seis primeras casas tienen que ver con asuntos más individuales, las otras seis con asuntos más colectivos. Resulta fácil para cada uno de nosotros controlar los temas de las seis primeras casas, no así de las otras seis que tienen que ver con circunstancias que dependen de los demás.

La I es el Yo, la VII el complemento de uno
La II los recursos de cada uno, la VIII los recursos de los otros.
La III la mente concreta, la IX la mente abstracta
La IV el hogar, la X la posición en la sociedad
La V la experiencia individual, la XI la experiencia colectiva
La VI el servicio, la XII la entrega

Este recorrido que hemos hecho por las casas, es el recorrido de cada una de nuestras vidas en este planeta.

Si deseas tener tu carta natal, ponte en contacto conmigo.

Conchita Carrau
www.lacasatoya.com


Si te ha gustado, compártelo...