Ámate



Ámate lo suficiente para no actuar en tu contra, para hacer que tu vida y tu felicidad sean tu prioridad. Sé tu mejor amigo, anímate y motívate. Cree en ti. No hay nadie como tú y nunca lo habrá. Tienes una forma de ser única. Tu poder es ilimitado. Confía en tu capacidad para crear la vida que deseas. Estás en el camino del Amor para aprender a amar y a ser amado, y todo empieza con el Amor hacia ti mismo. Abre tu corazón.

Ámate lo suficiente para dejar de criticarte y juzgarte cuando las cosas no funcionan como desearías, o cuando crees que has cometido un error. No te perjudiques a ti mismo bajo ninguna circunstancia. Aprende a tener más compasión, a ser más comprensivo y amable contigo, para ser capaz de aceptarte totalmente. Desarrolla la capacidad de perdonarte. No necesitas ser perfecto para amarte. Mereces tu propio Amor.

Ámate lo suficiente para escoger relaciones que ejemplifiquen ese Amor. Aprende a establecer límites y a expresar tus necesidades. Respétate y hónrate, y pide a los demás que te traten de la misma manera. Sé capaz de amar sin abandonarte a ti mismo en la relación y sin dejar de ser tú. No finjas para agradar a otros, ni cambies para ser aceptado. Aprende a decir no sin sentirte culpable, tienes derecho a hacerlo.

Ámate lo suficiente para ser auténticamente tú, sin máscaras. Invierte tiempo en conocerte y en averiguar cuáles son tus dones, y aprécialos. Pasa tiempo a solas. Olvida las expectativas que otros tienen sobre ti y sobre cómo debes vivir tu vida. Ámate a ti mismo y a los demás incondicionalmente, sin esperar nada a cambio. Aprende a Amar sin ninguna razón para hacerlo. No cambies, no te adaptes excesivamente, o te hagas invisible para recibir Amor. Tú mereces ser amado tal como eres.

Ámate lo suficiente para entender que nunca estás solo, pues estás siempre en la mejor de las compañías: la tuya. Entiende que la relación más importante que establecerás en tu vida es la relación que tienes contigo. No temas perder el Amor; cuando entiendes que el Amor está en ti y que tú puedes generarlo, lo compartes sin límites y vuelve a ti.

Ámate lo suficiente para aceptar tu vida y a ti mismo. Levántate cada mañana preguntándote cómo puedes llegar a ser la mejor versión de ti mismo. Haz de ello tu objetivo. Deja de juzgar a los demás y a ti mismo. No te compares con otros. ¡Eres único! Sé amable y compasivo contigo y te será más fácil serlo con los demás, incluso con aquellos a quien no conoces. Haz del Amor tu guía.

Ámate lo suficiente para saber que estás a salvo, que el Universo te apoya. No intentes controlarlo todo y a todos. No hay necesidad. En vez de eso, aprende a estar presente y a fluir con la vida. Baila con el Universo. Confía en ti. Tú sabes qué es lo mejor para ti. Solamente tienes que estar en silencio interior, en paz, para oír la voz de tu guía interno y reconocer las sincronicidades. Abre las puertas de tu corazón, y permite al Amor por ti mismo y a la felicidad vivir en él.

Ámate lo suficiente para saber que puedes superar cualquier obstáculo o dificultad que se te presente en la vida con el poder del Amor que sientes por ti. Escoge quién quieres ser. Confía en ti y en tus decisiones. Vive tu vida con pasión. Disfruta de cada uno de sus momentos. Explórala. Expande tus horizontes. Persigue tus sueños. Nunca olvides tus pasiones. Encuentra el tiempo para ser tú, y disfrútalo. Permite que el niño que todavía llevas en tu interior salga a jugar. Conecta contigo y dedica tu vida a lo que es realmente importante: el Amor.

“Cualquiera que sea feliz hará también feliz a los demás”
Mark Twain

Con Amor,

Judith Costa
judithmcosta@hotmail.com
Tel. +1-646-204-4535 (WhatsApp)
Tel. España: +34-629-543-725
www.judithmcosta.com

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
56Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email