ALQUIMISTAS EN PARO VAS A CONFORMARTE CON VIVIR UNA VIDA A MEDIAS?



La verdadera Alquimia, no es transformar metales en oro, si no conocer los secretos para transforma TU VIDA EN ORO.

A esto nos lleva la cosmovisión de la que nace la Macrobiótica. Que significa “Gran Vida” y cuyo objetivo es desvelar el conocimiento imprescindible para llegar a disfrutarla.

Por qué vas a conformarte con vivir una vida a medias? La Salud a medias, La Vitalidad a medias, La Prosperidad a medias, Las Relaciones Humanas a medias, La Felicidad a medias.

Si conoces las Leyes que rigen este Universo, del que todos somos una semilla, tendrás “La Llave que Abre Todas Las Puertas del Templo”

Hermes, ya nos habló de esto hace unos cuantos miles de años. Y aunque pensemos que por llegarnos del pasado tiene menos peso, resulta que ahora y gracias a la Ciencia (especialmente a la Física Cuántica) se está confirmando que es cierto.

Por supuesto que este momento presente nos vuelve seres privilegiados, ya que disponemos del legado de Escuelas de Antigua Sabiduría que son cierta y científicamente confirmadas.

Esto debería servir para que dejemos de sentirnos “inválidos” antes las circunstancias difíciles y la adversidad. Y sobre todo, para que podamos disponer de conocimiento suficientes para transformar y mejorarlo todo.

La Gran Vida, a la que nos invita la Macrobiótica, nos suministra estas herramientas, nos da la comprensión profunda de todos los fenómenos y nos convierte en alquimistas de pleno derecho.

Comprendemos lo que nos sucede, el Por qué? y el Para Qué?. Pero esto es solo un EFECTO. La clave está, la mayoría de las veces, escondida en la CAUSA. 

Y cuando vislumbramos esta causa, todo resulta posible y más fácil de ser transformado.

Recordemos la famosa frase de Einstein “La mayor locura es pretender un resultado diferente, haciendo las mismas cosas” Esta es la pieza clave del asunto.

¿Quieres más Salud, más Vitalidad, más Prosperidad, mejores Relaciones Humanas que te aporten más Felicidad?

Pues has de hacer algo diferente con tu Vida de lo que has hecho hasta ahora, ¡Evidente!

Y entonces surge la gran pregunta: ¿Qué tengo que hacer? ¿Qué dirección he de tomar? ¿Por dónde empiezo?

Lo primero, sentirnos AGRADECIDOS por todo lo vivido ya que ha cumplido su propósito. Nos ha traído hasta este punto, dónde hemos decidido que no queremos seguir con lo mismo.

Actualmente vemos a nuestro alrededor motivos y motivos para pedir cosas diferentes, que se pueden y se deben mejorar. Salimos a la calle y las llenamos de manifestaciones y protestas. Sentimos que es el momento en que no podemos seguir con más de lo mismo.

Pero hay un detalle que quizás se nos está escapando… un detalle demasiado importante para ignorarlo, porque es la llave de todo.

Lo que ocurre fuera, es un espejo de lo que está sucediendo dentro de nosotros.

Algo dentro de nosotros está clamando con urgencia OTRA FORMA DE VIVIR. OTRA VIDA. OTRA CALIDAD DE SER HUMANO.

Es como si hubiéramos agotado todo lo viejo que nos sirvió hasta ahora. Nos sirvió cuando éramos otros.

Ahora, esa semilla que somos, está germinando y creciendo, dando lugar a algo nuevo, para lo que vamos a necesitar otras “condiciones” de vida. Ahora toca nacer a una nueva dimensión, que se rige por otras Leyes.

Esto ya está sucediendo en cada uno de nosotros, y nos tocará transformarlo todo.

Hemos escogido vivir en un tiempo marcado por cambios rápidos y a veces muy radicales, y para ello necesitamos herramientas.

TOMA DE CONCIENCIA, LUCIDEZ Y CONOCIMIENTO

Si lo que sucede, aparentemente fuera, es un reflejo de lo de dentro. ¿Por dónde crees que hemos de empezar con esta transformación?

Eso es! Desde cada uno de nosotros.

La asignatura más importante es saber cómo actúan esas Leyes del Universo, dentro y fuera de nosotros, para poder alinearnos con ellas, es su misma dirección.

Brotando desde esta visión Taoísta, la Macrobiótica vuelve a cobrar vida para enseñarnos todos su secretos.

No estamos hablando como a veces se cree, de comida, de una dieta. Estamos hablando de adquirir una comprensión profunda de nosotros en relación con todo lo que nos rodea, y del papel que nos otorga la VIDA que somos.

Por supuesto que lo que comemos, cuanto comemos, cómo lo cocinamos,  cómo lo digerimos, es sumamente importante. ¿Por qué?

Porque de ello vamos a conseguir el suministro que necesitan nuestras células a través de nuestra sangre y esto también incidirá en nuestros estados de ánimo, pensamientos y emociones, nuestro modo de percibirnos a nosotros mismos y al mundo.

Imagino que ya sabes que hay alimentos que pueden ayudar a sentirte más Feliz, propiciando los precursores de neurotransmisores en el intestino. Y obviamente, hay alimentos que pueden ayudar a sentirte más triste, preocupado y asustado.

Los alimentos, no sólo nos aportan nutrientes, también encierran muchos secretos que si conocemos, serán una herramienta increíble que nos ayude a ese Renacimiento que está ocurriendo.

Mª Rosa Casal, Directora de Escuela de Vida
Naturópata · Consultora Macrobiótica
www.escueladevida.es


Si te ha gustado, compártelo...