Resulta que el Mapa no es el Territorio



 

El mapa interno que hacemos de la realidad está moldeado por la manera en la que percibimos e interpretamos esa realidad, se trata de una interpretación subjetiva, puesto que cada persona crea un mapa mental acorde con las creencias, valores y experiencias vividas desde su infancia. Cada cual interpreta la realidad tal y como ha aprendido a hacerlo. El mapa jamás es una réplica exacta del territorio.

Con suma facilidad solemos creer que nuestra visión de la realidad es la auténtica realidad que se presenta ante nosotros, así tal cual, sin embargo, en 1933 el experto en semántica Alfred Korzybski afirmó que las personas percibimos la realidad (el territorio) a través de los sentidos para, a continuación, crear una representación interna de esa realidad en nuestro cerebro (el mapa), conclusión: El Mapa no es el Territorio

Los antropólogos culturales, cuando se inician en el estudio de una sociedad, se quedan maravillados de cómo son estas nuevas personas que acaban de conocer, se interesan por su cultura, sus costumbres, sus hábitos sociales y su manera de relacionarse en comunidad y algo que fascina a los antropólogos, son las muchos y muy diversos grupos de personas que logran crear sociedades plenamente organizadas e incluso felices aun siendo muy diferentes entre sí.

Aquí dispones de 4 Preguntas para que Explores tu Visión de la Realidad

  1. ¿Te has preguntado alguna vez cuanto podrías aprender de tus semejantes si les observaras con los ojos de un antropólogo cultural?
  2. ¿Hasta dónde podría llegar tu crecimiento personal si aprendieras de las experiencias vitales de personas que son diferentes a ti?
  3. ¿Te das cuenta de que se puede llegar a ser feliz de muchas maneras y que cada cual puede lograrlo según como haga uso de su propio mapa mental de la realidad?
  4. ¿Cómo sería el mundo si aprendiéramos los unos de los otros a aceptarnos incondicionalmente respetando los valores, creencias y experiencias vitales de cada cual?

Es magnífico explorar amablemente a los demás, y es muy interesante, porque así hacemos un ejercicio que te será de mucha ayuda en el ejercicio profesional del Coaching: respeto, escucha activa, empatía y aprender a calzar los zapatos de nuestros semejantes. De esta manera podemos aprender a aceptar los diferentes y desconcertantes procesos de cambio de nuestra sociedad y de sentirnos más armoniosamente relacionados con nuestro entorno. Y aún hay más, la vida nos ofrece la maravillosa oportunidad de integrar en uno mismo toda una serie de nuevos valores, creencias y conocimientos que, aprendiéndolos de los demás, nos ayuden a sentirnos más realizados y felices.

La mente que se abre a una nueva idea jamás volverá a su tamaño original (A. Einstein)

Te sugiero que, cuando tengas la oportunidad de estar con otras personas intercambiando opiniones, muestres atención a cómo es tu diálogo interno y pregúntate:

  1. ¿Qué es aquello tan distinto a mí y que yo puedo aceptar e integrar en mi mapa mental?
  2. ¿Cómo puedo aceptar la idea de convivir con quienes muestran tantas diferencias respecto a mi manera de interpretar la realidad?
  3. En definitiva: ¿Cómo puedo mejorar los diferentes detalles que conforman mi mapa mental de la realidad?

Y un ejercicio de regalo por si deseas explorar aún más cómo es tu visión de la realidad que percibes:

  1. ¿Te ha sucedido alguna vez que en una acalorada discusión, al cabo de un tiempo, acabaste por reconocer que estabas equivocado? Describe la situación.
  2. ¿Hasta qué punto eres consciente de que tu crecimiento personal depende de cómo mejores la calidad de tu mapa mental?
  3. ¿Cómo sería la calidad de tus pensamientos si descubrieras la manera de aceptar tu mapa mental, cómo mejorarlo y cómo integrar aspectos concretos de los mapas de otras personas?
  4. ¿De qué manera mejoraría así tu calidad de vida?

Analizando nuestro mapa del territorio y estudiando el de las personas de éxito podemos llegar a la conclusión de que la excelencia se puede modelar.

Se trata de que aprendamos de aquellas personas a quienes admiremos por sus logros y que puedan servirnos de inspiración para hacer nuestros sueños realidad. Si hay personalidades cuyas vidas son consideradas como ejemplares, aprendamos de su ejemplo.

No descartes la idea de que muchas excelentes personalidades se vieron influidas e inspiradas por otras personas que, su vez, también fueros discípulas o aprendices de mentes brillantes. Así podríamos seguir hasta el más recóndito origen de la especie humana. Lo mejor se aprende de las mejores experiencias y también de los más sabios.

“Todos los días se puede cambiar porque todos los días se puede aprender” (Virginia Satir)

Víctor Ramos Ibarra
Master en Coaching Personal con Certificación Internacional
Director de Formación Coaching Online
www.formacioncoachingonline.com


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario