¿Por qué elegimos a nuestros padres?



Partimos de la premisa que el ser humano es un ser espiritual que elige libremente tener una experiencia humana y como este planeta ofrece diversas lecciones es normal que nos encarnemos en él muchas veces hasta aprobar las lecciones que hemos decidido tomar. 

El ser espiritual o alma analiza las lecciones aprendidas en las diferentes encarnaciones y decide que le falta por aprender y una vez que este proceso de evaluación se ha completado, el alma seleccionará el momento y lugar más oportuno para encarnarse y poder aprender las lecciones.

Un alma elige a los miembros de la familia basándose en profundas relaciones pasadas, positivas o negativas para que cada miembro de la familia tenga la oportunidad de convertirse en un alma más completa.

Por eso, no es casualidad que el alma elija venir a una casa o ambiente determinado para experimentar unas lecciones en particular. Para el alma es una obligación y para los demás integrantes familiares un deber, ayudar a que se cumpla el propósito de vida.

Cuando una pareja está esperando un bebe, varias almas consideran tener a esa pareja como padres e independientemente de lo maravilloso o duro que pueda parecer el ambiente familiar al resto del mundo, la elección es algo que se hace a nivel del alma pues elegimos a nuestros padres para que nos provean de las vivencias que necesitamos para aprender las lecciones que hemos decidido experimentar y así seguir creciendo espiritualmente.

La idea de que el alma eligiera a propósito una relación familiar abusiva o dañina puede resultar imposible de entender. Sin embargo, el alma solo se fija en las posibilidades de aprendizaje que puedan surgir de esas situaciones, que por la situación en sí misma. 

Pero a veces los detalles de la situación familiar nos “atrapa” y nos desvaímos de la lección que hemos venido a aprender pues si se aprende o no, es una cuestión de libre albedrio y si no rectificamos a lo largo de la vida, volveremos a encarnarnos con el objetivo de aprender esa misma lección.

La dualidad es una de las características del planeta Tierra, con lo cual una lección la puedes aprender de una forma o por su contraria. Si por ejemplo y simplificando mucho el tema, tú has decidido encarnarte para aprender generosidad tu puedes haber elegido unos padres con escasos recursos económicos pero que comparten lo poco que tienen con quien lo necesita y tu copiar ese comportamiento de generosidad. Pero También puedes haber encarnado en una familia de gran riqueza pero que sean miseros y avaros y a ti no gustarte ese comportamiento y hacer lo contrario.

Es una gran responsabilidad ser padres, pues depende de ellos el tipo de alma que atraerán para nacer. La atracción del alma depende de factores como experiencias de vidas pasadas entre ellos, lo que cada alma quiera aprender y el ambiente potencial y la educación que los padres podrán proporcionar en el presente.

Los pensamientos, sentimientos, acciones, ideales y propósitos de los padres en el momento de la concepción y periodo de gestación crean un tipo de vibración o campo energético específico que atraerá a un alma que necesite ese entorno para lograr su misión. Por esta razón, con la adecuada preparación y actitud, tienen la oportunidad de convertirse en canales para un alma 

Es importantísimo solucionar la relación con tus padres pues es la lección primordial que tú mismo has decidió aprender en esta encarnación y si no lo haces, esta lección se te presentará “disfrazada” de pareja, jefe, amigos, de diferentes formas y situaciones hasta que la aprendas.

La solución tiene que ver con reclamar tu poder, encontrar el amor hacia ti mismo, perdonar a tus padres por lo que crees que te han hecho o no te han hecho y amarlos incondicionalmente pues ellos te han proporcionado exactamente las lecciones que necesitabas aprender y de ti solo depende si las has querido aprender o no. 

Es bueno y necesario recordar que cada alma elige a sus padres.

Mercedes Cadarso
Instituto de Terapias Energéticas
www.terapiasenergeticas.org


Si te ha gustado, compártelo...