Los 7 principios del universo



Así como Albert Einstein dijo “El hombre debe buscar aquello que es, no aquello que cree que debería ser”, es sabido que desde la antigüedad el ser humano ha buscado leyes y principios que rigen el universo, desde las antiguas escuelas de misterio y ocultismo se citan las leyes absolutas del universo en diferentes formas y contextos, agrupándolas,  enumerándolas de distinta manera o destacando una sobre otra en diferentes formas, todas hablan de las leyes que rigen esta tercera dimensión y las dimensiones superiores para poder entender en si el universo. Se dice que estos principios fueron entregados al hombre por Thoth, desde el antiguo Egipto a Hermes, atribuidos a la escuela hermética impartida en la Grecia Helenística, en el principio de la era de Piscis, alrededor del 323 a.c. pero siendo publicados por décadas hasta nuestros días, donde recopilaron estos axiomas herméticos en siete puntos importantes, siendo esta escuela una de las más influyentes en occidente, a partir de ella se formaron otras como la de alquimia, rosacruz, tradiciones gnósticas, etc. pero este conocimiento impartido por Hermes es aceptado por muchas tradiciones hasta hoy.

Si nos preguntamos ¿Qué es la verdad absoluta? ¿Existe?, podemos decir que si, que es aquella que es independiente de cualquier tipo de percepción, aceptando que el ego influye en nosotros y tiende a negarla parcialmente o totalmente, ya que el ego niega lo que es desconocido por nosotros. Los principios son las leyes del universo o de la naturaleza, dependiendo del texto donde se busque y lea, del entramado cósmico del cual nuestra misma existencia es fruto, así mismo como son las reglas que rigen todo el universo creado. No son leyes arbitrarias, restrictivas ni mucho menos caprichosas como las que el hombre tiende a crear, son principios fundacionales de la realidad y su ejercicio universal es causal de la misma existencia del hombre. Si bien la verdad absoluta despierta la susceptibilidad de muchos, si por ejemplo se afirma que no existe la verdad absoluta, se está haciendo una afirmación absoluta, es decir, que termina siendo absolutamente cierto que no existe la verdad absoluta, ¿No es esto contradictorio en sí mismo?, es absolutamente cierto que existen estas verdades o estas leyes, que son una esencia filosófica que está más allá de los rangos de las polaridades con las que los seres humanos podemos definir, más allá del mismo ego, gustos, opiniones, la verdad absoluta no puede ser un promedio, ni parcial, ni total. Como dice el Kybalion “los labios de la sabiduría están sellados, excepto para los oídos del entendimiento”.

Desde ese tiempo estos axiomas o preceptos eran pasados de maestro a estudiante, constituyendo las leyes ocultas que no son obvias para nosotros, pero a la vez son infalibles y universales, denominándolos principios. Siendo un principio algo que viene primero, algo primordial, siendo verdad, absolutos, inmutables. El verdadero ser, aquel libre de ese control mental y de su egoísmo, de adoctrinamiento cultural, será capaz de descubrir estas verdades en la naturaleza solamente con buscar, ya que la era de acuario nos abre al conocimiento.

Estas son leyes son:

  • Mentalismo: todo es mente, el universo en si es una construcción mental, toda la existencia es fraguada en una operación mental, existiendo en la mente de Dios, todo existe, nosotros existimos en la mente de Dios o del todo. Uno puede crear lo que cree, todo, absolutamente todo es consecuencia de nuestros pensamientos, la mente atrae todo, cuando creamos cosas positivas atraemos cosas positivas.
  • Correspondencia: la más famosa frase utilizada “como es arriba es abajo, como es abajo es arriba”, nos indica la relación que existe en los diferentes planos de la existencia, en los planos vibratorios. Los mismos patrones y relaciones que encontramos en el microcosmos, están en el macrocosmos, ya que todo está conectado. Manifestado en los planos físicos, mentales y espirituales, es por eso que cuando iniciamos el proceso del autoconocimiento comprendemos como se mueve todo y cómo podemos modificarlo. Si queremos que el mundo cambie, debemos empezar por cambiar nosotros mismos, recordando que somos un espejo, si no cambiamos el interior no podemos cambiar el exterior.
  • Vibración: todo vibra, todo es vibración, nada es permanente, la única constante universal es el cambio, conocido como Anitya para el budismo y tradiciones orientales, la impermanencia, siendo la materia algo concreto y tangible, y la energía, algo que sentimos, finalmente son lo mismo, son vibraciones. Es por eso que cada pensamiento, cada palabra tiene un poder creador, una carga vibratoria para que se materialice todo, pudiendo construir o destruir.
  • Polaridad: todo existe en una constante relación entre opuestos, nada existe sin un contrario. Los polos son simplemente grados de una misma cosa de la naturaleza, todo es doble, todo tiene su lado positivo y negativo, tesis y antítesis, frío y calor, arriba y abajo, todo tiene polaridad para lograr su equilibrio. Por ejemplo al lanzar una moneda esta caerá y veremos uno de sus dos lados, todo tiene el mismo objetivo solo que es visto de diferente ángulo, tanto los extremos como los estados intermedios son grados vibratorios de lo mismo.
  • Ritmo: toda manifestación universal sigue un patrón de flujo y reflujo, el accionar del péndulo se aplica para la vida, por ejemplo, con energía y creación, siendo un ir y venir de todos los aspectos de universo, la expansión y retracción, un patrón incesante e inevitable de toso los sistemas, organismos y estados mentales. Todo va de un punto a otro simétricamente, avance y retroceso.
  • Causa y efecto: todo en el universo tiene su causa y toda causa tiene su efecto, ya que el universo es causal, no es coincidencia, las coincidencias no existen, solo algo que se popularizó para describir las circunstancias cuya causa desconocemos, nada sucede sin una causa, todo lo que experimentamos la tiene. La base de la reencarnación, que muchos niegan, es un proceso de aprendizaje y crecimiento, de nuestras decisiones, pensamientos, y actos, conocido como karma.
  • Género: toda expresión o manifestación de cualquier fuerza universal generativa tiene su aspecto masculino y femenino, estando este siempre presente, proveniente de generación, de la acción creadora, la generación siempre tiene su principio masculino y femenino en todos los planos, aplicado a la vida, así como para los átomos que componen las rocas, como para los astros que componen las galaxias. Los opuestos son necesarios para el crecimiento de ambos.

Finalmente solo hay una instancia que está sobre todas estas leyes, es la consecuencia universal, es la esencia que definió estas leyes, es la única causa sin causa, es lo que para el hermetismo denomina EL TODO, es DIOS. Es por ello que debemos integrar estas siete leyes universales para poder obtener todo nuestro poder creativo y crear la vida que deseamos vivir, sin olvidar que tu universo externo siempre será un reflejo de tu universo interno.

Nicolás Benedetti Ariza
Presidente Federación Iberoamericana de Reiki
Director Sociedad Chilena de Reiki
www.Federacioniberoamericanadereiki.com
www.Sociedadchilenadereiki.com


Si te ha gustado, compártelo...