La Conversación VII – Realizar tus sueños, los tuyos no los ajenos



¿Soñar es importante?
Alessandro Di Masi – Hay que ser como los niños, vivir en un mundo feliz, lleno de ilusión. Mira el mundo a través de los ojos de un niño y tu vida será mágica. La gente se enferma porqué se toma la vida demasiado en serio. 

¿Será también porqué tenían mucha ilusión y no consiguieron realizar sus sueños?
Si no consigues realizar tus sueños es por qué estás demasiado ocupado en realizar los sueños de los demás.

Vaya… ahora te haces filósofo…
Es la esencia de lo que enseño, la Sanergía, una filosofía, una nueva manera de ver las cosas y de darnos cuenta que el mal siempre consigue vencer al bien.

Quizás quieres decir ‘el bien siempre consigue vencer al mal’
¿Ah sí? ¿Y desde cuando ocurre esto en la historia del hombre? Nos ilusionan con que podemos elegir libremente. ¿Entre qué? ¿Dos ejércitos? ¿Estamos del lado de los vencedores? Los que ganan las guerras reescriben la historia. La realidad es que nos dejan elegir entre payasos como Hillary y Trump o entre políticos corruptos y políticos mitómanos. Vaya “elecciones”.

¿En qué es importante la filosofía?
Debemos atrevernos a pensar con NUESTRO propio cerebro. Soñar más, imaginar más. Ya lo sé: permitimos que nos dirijan y dominen y no oponemos resistencia, porque sabemos que encima de estas marionetas tragicómicas hay poderosos contra los cuales no tenemos recursos. Pero nadie te puede robar los sueños y nadie te puede impedir tener proyectos, retos, ambiciones, planes, objetivos e ilusiones. Sueña cómo los niños, imagínate vivir en un cuento y mira cómo vuelves a enamorarte de tu pareja. Tus pensamientos son tuyos y son cosas, se materializan, lo que crees, creas.

La filosofía está de moda. Hay siempre más pensadores, siempre más ‘conectados’. El carburante de tu vida, para despertarte por la mañana, es tener sueños, no sólo de noche, también de día, porque cada objetivo empieza por un sueño. El sueño es inspiración y la inspiración procura ideas. Thomas Edison soñaba con guardar la luz en lata. Se imaginaba perforar la lata para que salga un rayo de luz e iluminar su camino de noche. Acabó -después de 10.000 experimentos- con inventar la bombilla. Las ideas se transforman en deseo, el deseo en obsesión, la obsesión en proyecto y el proyecto en decisión. Luego la energía se pone en marcha, te fijas un determinado tiempo y pasa a ser un reto; el reto empieza a involucrar a todo el mundo, nacen las coincidencias y las “casualidades”, todo el mundo entra en la dinámica y realizas tu objetivo. Lo que crees, creas, aunque no siempre como te lo esperabas, jeje, sino como estaba previsto para ti.

Y por fin la felicidad. Seremos felices, comiendo perdices…
Qué va. La felicidad no es un destino. La felicidad es el VIAJE hacia el objetivo. Si viajas en tren de Sevilla a Barcelona, disfrutas de 100 paisajes diferentes. Una vez que llegas al destino, vuelves a la realidad y la rutina. Adiós ilusión.

Cuando tienes un objetivo, por ejemplo, una casa, empiezas a construirla con ladrillos. Una vez que tu casa ha sido construida, das paso a otro objetivo, ¿cómo la vamos a pintar? ¿qué muebles vas a poner en la cocina? y luego das el siguiente paso, ¿qué iluminación vamos a poner? ¿qué alfombras vamos a comprar? La fiesta de inauguración con los amigos, cava, música y barbacoa…

Vienen los niños. Tenemos que habilitar y arreglar un par de  habitaciones más.  Siempre hay nuevos objetivos y siempre deben estar allí. Cuando tus sueños se conviertan en objetivos, te hará ilusión realizarlos, es lo que quieres: realizarlos, no es una obligación, es una ocupación, vitaminas para la mente.

Un hombre sin objetivos es un hombre muerto.

Si vas por tus sueños vives feliz, no te enfermas y no te mueres (no tendrás tiempo), sigues disfrutando. Cuando das prioridad a los sueños de los demás, te privas de los tuyos. Si siempre estás realizando los sueños de los demás, materializando las ideas de los demás, escuchando las aspiraciones de los demás, poniendo en marcha los proyectos de los demás, sentirás frustración (ya la estás sintiendo) en vez de satisfacción, una vibración que te quita fuerzas y días de vida. Vive tu vida, no dejes que “te vivan”.

Nuestra educación judeo-cristiana hace de nosotros obedientes víctimas y seres sumisos. Ya estamos en el punto que no nos ayudará ‘la sociedad’ cuando seamos mayores. Las filosofías asiáticas enseñan que hemos reencarnado en humanos para disfrutar una vida con los placeres de la carne: comer, beber, dormir, reír y hacer el amor. Todo lo contrario de las religiones occidentales. ¡Somos los únicos mamíferos que deben pagar su estancia en el planeta! ¿Dónde nos hemos dejado engañar?

Decide lo que quieres realmente y, mientras tanto, -si es realmente necesario-, puedes ocuparte un poco de las demás personas, pero debes ser consciente que tú eres lo más importante… igual que ellos, que deben espabilarse como tú.

Ser pareja es como estar compuesto por dos raíles. Mirando el horizonte parece que se unen, pero en la realidad están siempre a la misma distancia, uno de otro, realizando su propio viaje. Nunca dejan su trayectoria para que no descarrille el tren.

Cuando estás bien, todo tu entorno vibra bien.

Cuando estás mal, eres un fastidio para todo el mundo.

Lo que tú sueñas es lo primero. No es egoísmo, es sentido común. Hay que atreverse a nadar a contracorriente, a decir “no” de vez en cuando para que no te roben tu tiempo precioso. Sólo así serás feliz. Si sólo te ocupas de que los demás sean felices, te agotarás a nivel energético y llegará un momento en que no podrás ni ocuparte de la persona más importante: tú mismo.

Si sabes por qué vives, vives porque sabes…

Y ahora, si no eres capaz de decir tu objetivo en menos de tres segundos es que probablemente no lo tienes…

WEB oficial de Sanergía: www.sanergia.com
WEB Alessandro Di Masi: www.alessandrodimasi.com

Facebook: https://www.facebook.com/AlessandroDiMasiSanergia
Cursos de formación Sanergía y Conexión (4 días), filosofía y técnica curativa: http://sanergia.com/es/curso-menu.html
Alessandro presencia todos los cursos oficiales de formación profesional Sanergía y Conexión Sanergética.


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario