Dr. Lefebure MethodsⓇ Ansiedad y luminoterapia

#Publicidad

Síntomas de la ansiedad

Vamos a ver en este artículo cómo controlar la ansiedad con luz, pero antes hagamos una pequeña descripción de lo que realmente es. La ansiedad no deja de ser una emoción, es una emoción negativa y muy desagradable que suele aparecer cuando quien la padece se enfrenta a lo que en ese momento percibe como una amenaza, eso desencadena unos síntomas característicos. Los síntomas de la ansiedad pueden ser físicos, con cambios corporales notables, taquicardia, dolor de cabeza, malestar en el estómago, etc. También conductuales, el sujeto puede proceder de forma poco habitual e inconexa como, por ejemplo, tartamudear, quedarse paralizado, beber o comer de forma desmesurada etc., y sobre todo los cambios son subjetivos porque, una vez más, siempre es así, lo importante es lo cómo se viven las cosas, no las cosas que suceden en sí mismas; en ese aspecto subjetivo, el que no se ve desde fuera, el sujeto que pasa por esa experiencia siente miedo e incluso pánico a perder el control y a que el entorno se dé cuenta de su desventaja, estos, obvio entre otros muchos, quizás sean los síntomas más recurrentes en el aspecto mental, el que el paciente vive de forma mental y por ello subjetiva.

Cómo combatir la ansiedad con luz

Los ataques de ansiedad desestabilizan el sistema nervioso, el endocrino e incluso el inmune, produciendo un estrés generalizado y, aunque es claro que en una crisis de ansiedad, el sujeto, ante dichos desajustes, puede apreciarlos físicamente de diversas maneras, decíamos antes, por ejemplo, como un malestar en el estómago o como dolor de cabeza, siempre ineludiblemente, se manifiestan en una respuesta muscular débil ante un test kinesiológico.

El Dr. George Goodhearth descubrió que, ante el estrés del sistema nervioso, linfático, energético, etc., en definitiva sistemas implicados en los procesos de ansiedad, los músculos del sujeto respondían con debilidad cuando se le testaba en presencia de la situación que producía el estrés.

Así por ejemplo, testar el músculo en presencia de elementos fóbicos, producía debilidad en el mismo y, al contrario, lo que era estructurante y producía equilibrio en el individuo, se manifestaba con fortaleza muscular, así nació la kinesiología. Ante un ataque de ansiedad, pues, si hiciéramos un test kinesiológico veríamos cómo la respuesta es extremadamente debilitante, entonces, ¿Cómo controlar la ansiedad, incluso cómo superarla con luz? Mezclando el desasosiego que se produce en plena crisis con la luz de la Natural Light Dr. Lefebure Methods Así es, resulta increíble, si realizamos el test muscular mirando la Natural Light Dr. Lefebure Methods y evocando la desazón que nos produce una ansiedad generalizada o la producida por un ataque puntual, la debilidad muscular se modera y si lo hacemos de forma repetida remite y acaba convirtiéndose en fortaleza.

No pretendemos demostrar la eficacia de la luz como método para combatir la ansiedad únicamente testando kinesiológicamente, la kinesiología es sólo un modo plástico y directo de ver con un test muscular, utilizado por millones de terapeutas en todo el mundo, como la luz natural, la terapia de la luz, la luminoterapia, y más aún la luz llevada al interior de nuestro cerebro mediante la observación fija de la lámpara Natural Light Dr. Lefebure Methods, mitiga en treinta segundos síntomas que hunden sus raíces en lo más profundo de la psiquis y de la fisiología del sujeto. Es una forma directa de ver cómo la luz equilibra y nos da una idea de la profundidad, de la seriedad, de la excepcionalidad de utilizar la luz en respuesta a una pregunta que se hace, desgraciadamente, una importantísima parte de la población, ¿cómo superar la ansiedad? Con la luz.

El proceder es muy sencillo, si unos segundos de observación fija de la Natural Light producen un efecto tan claro ¿Qué no hará una utilización regular de la luminoterapia en la búsqueda de cómo controlar una disfunción tan inhabilitante?

Cómo tratar la ansiedad generalizada con luminoterapia

Nos situaremos a unos cincuenta centímetros de la Natural Light Dr. Lefebure Methods® durante 15 minutos los primeros días aumentando progresivamente la exposición hasta los 45 minutos. Al mismo tiempo que disfrutamos de los agradables baños de luz natural, podemos leer o escuchar música o sencillamente relajarnos en presencia de la luz. Observaremos que los síntomas desde las primeras sesiones, tienden a moderarse y el sujeto se encuentra más centrado y con más control de las situaciones.

Cómo controlar la ansiedad ante una situación específica

Si lo que queremos es afrontar una situación futura, que sabemos con certeza que nos producirá una crisis de ansiedad, el modo de utilización de la luminoterapia es ligeramente distinto. Tras unos días realizando los baños de luz con el objetivo de mitigar la ansiedad generalizada, dedicaremos un tiempo específico, tras el baño de luz diario, para trabajar esa situación. Como siempre nos colocaremos a unos cincuenta centímetros de la Natural Light Dr. Lefebure Methodspero esta vez generaremos un fosfeno, mirándola fijamente aproximadamente 40 segundos, tras ello cerraremos los ojos y dentro del sol interior que visualizaremos colocaremos la situación estresante y que posiblemente nos provoque un ataque de ansiedad.

Francesc Celma i Girón
Director de Dr. Lefebure MethodsⓇ
Si estás interesado en el Método Dr. Lefebure Methods® consulta sus cursos en España.
http://luz-natural-mente.com/cursos/

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Suscríbete..

#Publicidad

#Facebook

Lo más popular