Astrología para todos, los 4 pilares



Los cuatro elementos.
Los cuatro evangelistas.
Los cuatro signos cardinales, fijos o mutables, la cruz de la materia.

CUATRO, CUATRO, CUATRO…
¿Qué significado tiene el número cuatro?

El numero cuatro podemos encontrarlo en la Biblia unas 300 veces, es considerado como el numero de la creación, simboliza el cosmos ya que son cuatro los puntos cardinales.

Simbólicamente representa algo completo, los cuatro costados, los cuatro puntos cardinales, los cuatro ángulos de la tierra…

En el antiguo testamento continuamente nos hablan de ayunos de 40 días, hombres que se casan a los cuarenta años, cuarentena para las mujeres que daban a luz, cuarentena para los leprosos, nos los nombran continuamente, cuatro hijos tuvo Cam, Aram, Javán…

El cuatro representa plenitud y simetría como el cuadrado.

En numerología nos dicen que el cuatro significa sentido del orden y de los valores, también de lo práctico, la lealtad y la rigidez, lo material.

La astrología es uno de los conocimientos más antiguos que tenemos los humanos pues creo que fuimos conscientes de su existencia cuando comenzamos a leer el cielo, nuestro primer libro. El conocimiento de este libro nos llevo a lo que hemos llamado Astrología y como todo lo importante, está sujeta por cuatro pilares, SIGNOS, PLANETAS, CASAS y ASPECTOS; lo que me lleva a entender que su conocimiento nos da sentido del orden, estabilidad, seguridad…

Como os decía en artículos anteriores, el cielo nos regala a cada uno, cuando nacemos, nuestras instrucciones de uso, esto ocurre cuando llegamos a la TIERRA y nos colocamos en un cuerpo material. Desde entonces, hasta nuestra muerte, estará con nosotros la CRUZ DE LA MATERIA.

Todo comienza con los cuatro elementos, esta es la energía de la que estamos hechos, el FUEGO, la TIERRA, el AIRE y el AGUA.

La carta natal es la fotografía del sistema solar en el momento de nuestro nacimiento, esta fotografía se realiza desde un lugar determinado de nuestro planeta (latitud y longitud) y a una determinada hora (tiempo), esto hace que visto desde la tierra esté saliendo por el este un signo del zodiaco, ese signo es lo que se denomina SIGNO ASCENDENTE.

Al haber doce signos y cuatro elementos, tenemos tres signos de cada elemento:

Aries, Leo, Sagitario: FUEGO.
Tauro, Virgo y Capricornio: TIERRA.
Géminis, Libra y Acuario: AIRE.
Cáncer, Escorpio y Piscis: AGUA.

Dependiendo del elemento de tu signo ascendente así será la energía de tu cuerpo. Y desde este signo surge la cruz de la materia, un trocito de cielo (energía) toma tierra, ese eres tú.

Estos cuatro signos marcan:

Tu cuerpo físico, tu personalidad: ASCENDENTE.
Tus raíces, tu hogar: FONDO DE CIELO.
Tu pareja, tu sombra: DESCENDENTE.
Tu vocación, tu futuro: MEDIO CIELO.

Todo es correlativo dentro de una carta astral, entramos en la Tierra por la puerta del ASCENDENTE y desde ella surgen los doce sectores terrestres o casas o escenarios donde nuestros actores (planetas) van a representar su función a lo largo de nuestra vida.

Todo es similar a todo, de los cuatro pilares que sostienen la astrología cada uno es análogo con cada uno, cuando dices Aries (signo), dices Casa 1(casa), dices Marte (planeta) y dices Conjunción (aspecto).

Las casas surgen a raíz del Ascendente y las conocemos gracias a nuestra hora de nacimiento, por eso este dato es tan importante para hacer una carta astral, sin la hora de nacimiento no podemos saber porque puerta hemos entrado a esta vida.

Esta puerta forma parte del cuatro, de la cruz de la materia, al abrir esa puerta nacemos en la Tierra, necesitamos un cuerpo para vivir en ella, comienza nuestro camino con la materia. Entramos por el Ascendente o Casa UNO, el siguiente eje de la cruz es el CUATRO. El signo es Cáncer, la casa IV, la luna y la cuadratura.

Cáncer es un signo del elemento agua, tiene que ver con lo emocional, si buscamos su significado nos encontramos con que en su vibración más elevada da tenacidad, intuición, sensibilidad, compasión, emotividad, patriotismo, buena memoria y personas tradicionales. En su vibración más baja nos hace quisquillosos, cavilosos, susceptibles, negativos, manipuladores, perezosos, egoístas, autocompasivos…

La luna es su planeta regente y representa nuestros sentimientos, el instinto y el principio femenino.

De nuevo el cuatro, la estabilidad, la casa cuatro nos habla de nuestros antepasados, del clan familiar al que pertenecemos, es muy importante conocerlo, saber quien eran ellos. ¿Qué trauma arrastra nuestro clan? Porque nosotros también lo tenemos, si somos capaces de entender este sector de nuestra carta, nos resultará más fácil poder trascender esa energía y comprender ese trauma, esta comprensión nos convertiría en liberadores del clan.

Esta casa es también el hogar donde nacemos, nuestro nido. El sitio donde nos recogemos cuando la vida nos desborda y nos produce miedo.

El signo por el que entra esta casa, los planetas que están en ella y su regente, nos explican todo lo referente a este tema, son los que nos ayudaran a entender la historia familiar.

El ser conscientes de todo esto, que de nuevo nos muestra el número cuatro, nos llevara a la estabilidad, el orden, la seguridad y todo lo que hemos dicho que significaba el cuatro.

La Cuadratura es un ASPECTO, que también tiene que ver con el cuatro. Los aspectos son las relaciones entre los PLANETAS, como todo en nuestra Tierra es polar, encontraremos aspectos fáciles o armónicos y aspectos que nos generan tensión, la cuadratura es de estos últimos.

En cuadratura, la distancia entre los planetas es de 90 grados, un ángulo recto, los planetas se encuentran en signos que son de elementos incompatibles, esto nos genera la tensión para poder crecer y comprender.

Lo mismo que el ASCENDENTE o CASA I tiene enfrente a su complementario el DESCENDENTE o CASA VII. Formando el EJE DE LA PERSONALIDAD.

CANCER, LA LUNA, EL FONDO DE CIELO o CASA IV tiene enfrente al suyo: CAPRICORNIO, SATURNO, EL MEDIO CIELO o CASA X, dando origen al EJE PARENTAL, este eje marca nuestra salida del nido hacia el futuro.

Tenemos así formada una CRUZ, cuatro puntos importantes en nuestra vida, señala los cuatro puntos cardinales, Norte, Sur, Este y Oeste.

Leonardo da Vinci, en su obra “El Hombre de Vitruvio”, también conocida como el Canon de las proporciones humanas, de alguna manera nos muestra la Cruz que uniendo sus lados nos lleva al cuadrado (materia, tierra) y todo está dentro del circulo (infinito, cielo).

Dicen que Leonardo con esta obra nos mostro lo perfecto que era el cuerpo humano, sus proporciones matemáticas en el siglo XV se considero un gran logro del Renacimiento.

A mí, personalmente, lo que más me gusta de esta gran obra es el símbolo de la simetría básica del cuerpo humano y por extensión del universo en su conjunto.

Un hombre con los brazos en cruz dentro de un círculo es la unión del cielo y de la tierra, es la HUMANIDAD, es algo que desde tiempos inmemoriales nos cuenta el LIBRO DEL CIELO, cuyas letras son estrellas y hemos denominado ASTROLOGIA.

Conchita Carrau
Profesora de Astrología
casa5conchitacarrau@gmail.com
www.casa5.es


Si te ha gustado, compártelo...





Share



Deja una respuesta