Astrología para todos: La Luna – El Sol



Este articulo basado en la polaridad SOL/LUNA y continuación del anterior. Va dirigido a hombres y mujeres, a mujeres y hombres, a la humanidad. Todos somos las dos cosas, los hombres exteriorizan lo masculino e interiorizan lo femenino y las mujeres, todas llevamos nuestro hombre dentro y exteriorizamos nuestra mujer.

Esta dualidad nos la muestra nuestro primer libro, el libro que tiene el lenguaje mas antiguo y es universal, el libro que el universo nos regala. La dualidad está presente en nuestro Sistema Solar, cada signo tiene su opuesto y complementario. En los planetas, y principalmente cada día, nos la muestra en el Sol y la Luna. Las formas diferentes de la luna que observamos continuamente en el cielo, que denominamos fases de la luna, nos muestran esta relación todos los días de nuestra vida.

Cuando no vemos a la luna lo denominamos luna nueva. La luna no se ha ido, está ahí, únicamente que en su caminar continuo por nuestro Sistema Solar se ha encontrado con el Sol, se ha fusionado con él y tanta luz hace que no la veamos. La luna queda inundada por la energía del Sol. Esto ocurre cada 28 días y es el comienzo de un nuevo ciclo. Nos habla de la unión de la polaridad, la conjunción, masculino y femenino. A raíz de esto la luna comienza a crecer y a los 7 días, nos encontramos con Cuarto Creciente, a los 14 días la LUNA LLENA, aquí la luna está en su máximo esplendor y desde aquí comienza a enviarnos toda la energía que surge de esa unión. A los 7 días comienza a adelgazar en el Cuarto Menguante y se empieza a preparar para la nueva fusión con el Sol. La conjunción tiene que ver con el número uno que es la Unidad.

El cielo nos cuenta desde el principio de los tiempos que Masculino/Femenino es UNO. Nuestra HUMANIDAD no conocerá la paz mientras no entienda esta polaridad, no tendrá salud, no sentirá felicidad… En esta polaridad está el tan ansiado secreto.

Nacer en la Tierra, significa que este planeta es la Universidad a la que asistimos los seres que necesitamos entender y aprender la POLARIDAD. Por eso cada uno de nosotros somos mitad hombre y mitad mujer.

En el artículo anterior intentamos sanar nuestro hombre y éste va dedicado a nuestra mujer. Nuestra mujer, lo femenino de esta humanidad de principios del siglo XXI, lleva miles de años detrás del telón.

La balanza es la representación en astrología del signo de libra. El equilibrio de cualquier polaridad es como una balanza, ambos platillos tienen que estar a la misma altura. En estos momentos de nuestra civilización el platillo de lo femenino sigue estando mas bajo.

Luna/femenino/observación/sentimiento/estómago.

Observación” desde la era de Cáncer hasta aquí de alguna manera hemos ido perdiendo esta facultad, le hemos dado mucha más importancia a la acción. Ahora en nuestro tiempo a finales de la Era de Piscis, la humanidad vive en una trepidante acción, todo se hace corriendo, estrés. Continuamente oímos decir “no tengo tiempo para nada” esto va a toda velocidad…

La observación para el tiempo -todo se hace más lento-. Creo que ser conscientes de esto es el primer paso para empezar a poner en marcha nuestra mujer.

Sentimiento” nacemos de mujer, la primera energía con la que contactamos es la del signo por donde está caminando la luna cuando nacemos. Nuestro primer contacto es con el amor que nos da nuestra madre, es un amor incondicional, en ese momento empieza nuestro sentimiento.

Las sociedades patriarcales anulan lo femenino y, por tanto, anulan el sentimiento. Por eso vivimos en un mundo con grandes dificultades para expresar nuestras emociones.

Nuestra parte masculina no puede sentir, durante siglos ha sido poco fuerte en su sentir. Hemos ridiculizado el sentimiento.

Ha llegado el momento de aprender a SENTIR, a vivir con la luna, a sacarla de detrás del telón, a permitir que nuestra mujer sea importante.

Desde la Tierra vemos a los dos astros del mismo tamaño, esto es muy significativo, el cielo nos explica que en nuestra tierra lo masculino/femenino tiene que ser igual, ninguno es mejor o mas grande que el otro.

Vamos a disminuir en la acción y fomentar la OBSERVACION.

Observemos a la luna, vivamos de acuerdo a sus ciclos.

Instintivamente lo hacemos, de niños cuando sentimos miedo llamamos a mama, de mayores nos refugiamos en la energía del signo de nuestra luna.

Algunos agricultores contemplan sus ciclos para sembrar, cosechar…

Nuestra luna, al igual que nuestro sol, en el momento de nuestro nacimiento estaba caminando por un signo y ese signo pertenece a un elemento. Podemos tener la luna en un signo de Fuego, de Tierra, de Aire o de Agua. El elemento nos dice si nuestros sentimientos son apasionados, formales, comunicativos o sensibles. Vamos a darnos el gusto de dejarles salir…

Si somos capaces de incorporar lo que nos enseña la luna a nuestra vida está cambiará bastante. Será mucho más fácil.

Lo primero, expresemos sentimientos, amemos sin ocultarlo, observemos cada momento de nuestra vida, comencemos a ir más despacio…

Lo segundo, cuidemos nuestro cuerpo, ¿sabíais que si queréis hacer una dieta desintoxicante es más aconsejable hacerla en las dos semanas de cuarto menguante?

En la luna nueva es el momento de emprender acciones nuevas, quitar de nuestra vida el tabaco o cualquier adicción que tengamos.

Las dos semanas de cuarto creciente son momento estupendos para fortalecer el cuerpo, todo lo asimila mucho mejor.

Si estas convaleciente de una enfermedad, no hagas grandes esfuerzos en Luna llena, mejor descansa.

Si aprendemos a aceptar la energía del signo donde tenemos a la luna y la expresamos, entenderemos a nuestra madre, sabremos ser madres, la energía femenina nos resultará mucho mas fácil de entender, daremos salida a nuestras mujeres. Respetar lo femenino es un gran avance en el camino de la vida, todos nacemos de femenino es nuestro primer hogar, durante nueve meses es el receptáculo en el que nos encontramos para poder ser humanos.

Ningún humano puede llegar a la tierra sin pasar por lo femenino, el desprecio hacia ese género nos convierte en inhumanos.

Espero que a partir de ahora cuando miréis por las noches esa maravillosa LUNA que nos visita en silencio y nos ilumina en la oscuridad, penséis en vuestra MADRE que silenciosamente siempre os ha iluminado, os ha acompañado en vuestros momentos de oscuridad, en todo lo que siempre ha estado dispuesta a hacer por vosotros sin pedir nada a cambio. ¿Alguien os ha amado igual?

Ella es la que con su presencia comenzó desde antes de vuestro nacimiento a enseñaros la mujer que lleváis dentro, por favor respetadla, dejemos todos que la balanza tenga los dos platillos a la misma altura. Masculino/Femenino.

Conchita Carrau
Profesora de Astrología
casa5conchitacarrau@gmail.com
www.Casa5.es


Si te ha gustado, compártelo...








One Comment

  1. psicologos torrejon de ardoz

    No habia vuelto a leer tu sitio web por un tiempo, porque me pareció que era denso, pero los últimos posts son de buena calidad, así que supongo que voy a añadirte a mi lista de blogs cotidiana. Te lo mereces amigo. 🙂

    Saludos

Deja un comentario