Arcano: La Fuerza



Este arcano del tarot tiene la peculiaridad que según sea el tarot que se utilice, es el numero 8 o el 11 de los arcanos mayores. Tanto si ocupa una posición u otra, representa el comienzo de un nuevo ciclo en el desarrollo de la historia que nos cuenta el tarot.

Con esta carta, el cuerpo entra en escena y sus conflictos y aceptaciones cobran importancia en el viaje del loco.

Al igual que en la carta del mago, la fuerza está representada por un infinito en la cabeza del personaje que, en este caso, es una mujer que está girando con sus manos la cabeza de un león; y que él parece no presentar resistencia ninguna e incluso mostrar cierto placer en la rendición.

La mujer representa al alma, que es capaz de fluir con su cuerpo en un extraño baile, donde la serenidad y la aceptación se hacen uno en la imagen.

Esta carta corresponde al signo zodiacal de Leo.

La carta de la Fuerza nos habla del camino de la entrega, de lo femenino, del Tantra. Esta carta nos invita a que aceptemos nuestro cuerpo, comprendiendo sus necesidades y abrazarlo sea cual sea sus características físicas; mas allá de los cánones que imperan en la moda estableciendo la belleza en unos parámetros o en otros.

La Fuerza es tolerante, cariñosa y femenina.

En esta carta el elemento Naturaleza y la Tierra adquieren un protagonismo esencial, recordando nuestra conexión con el planeta que nos sostiene y nos da cobijo. Nos habla de la sensualidad, alegría, paciencia, impulso como fuerza iniciadora de cualquier proyecto. También nos muestra, cómo el cuerpo y el alma están en perfecta armonía.

Con la carta de la Fuerza comenzamos una etapa en la que, nuestra mirada va hacia nuestro interior, siguiendo un camino de introspección y reconociendo nuestra espiritualidad a través de un cuerpo físico y sus sensaciones.

Este arcano, nos muestra cómo la fuerza amorosa y consciente de nuestros actos puede doblegar los instintos más animales y fieros de supervivencia.

Ser fuertes no implica necesariamente serlo físicamente, ni ser obstinados y con una gran fuerza de voluntad. Utilizar la fuerza es aplicar los recursos que surgen de tu interior y que alineados con el presente se materializan en tu día a día.

En ocasiones la dulzura y una palabra dicha en el momento justo, o un acto que corresponde con el momento presente, son capaces de desenmarañar cualquier situación atascada, que por muy violenta que pinte la circunstancia da un giro de 180 grados.

Esta carta nos invita a explorar nuevas formas de aplicar esa fuerza en los distintos acontecimientos de nuestra existencia, confiando en nuestros recursos y dando voz a nuestra sabiduría.

Cuando estamos alineados con nuestro propósito de vida y vivimos en el aquí y ahora somos fuertes ante la vida que se presta a darnos todo aquello que necesitamos, para que experimentemos en nuestra existencia el gozo de vivir en la abundancia.

El hecho de que encima de la corona de la mujer lleve un infinito nos indica que su conexión con el universo es el origen de la fuerza que muestra en ese bello movimiento de manos, donde el león queda completamente desarmado haciéndose uno con la mujer (alma-cuerpo, cuerpo-alma).

“Sí a un huevo lo rompe una fuerza externa, se acaba la vida. Sí en cambio lo rompe una fuerza interna, la vida comienza. Cambia desde tu interior”. Alejandro Jodorowsky.

Francisco Javier “Hombre Sol” creador de Chamanismo Akáshico©junto a Leyre “Mujer Árbol”

info@abrazatuesencia.com
www.abrazatuesencia.com


Si te ha gustado, compártelo...