Un plan contra las Terapias Naturales que vulnera los derechos de los usuarios



El pasado 14 de noviembre los ministros de Sanidad, María Luisa Carcedo, y Ciencia y Universidades, Pedro Duque, presentaron en el Instituto de Salud Carlos III el Plan para la protección de la Salud frente a las Terapias Naturales, un proyecto que prevé, entre otras cosas, expulsar este tipo de terapias de los centros sanitarios y universidades. 

El Gobierno de Pedro Sánchez ha decidido obviar a los miles de ciudadanos que recurren, libremente cada día, a las Terapias Naturales.

Con este plan, se atenta contra el derecho de libre elección de los usuarios. Llevamos años reclamando a través de diferentes propuestas parlamentarias, en el País Vasco o Cataluña, una regulación de la publicidad y exigiendo la regulación de la formación y sus competencias. Y, sin embargo, ahora pretenden prohibirlas.

Aunque quiero dejar claro que los 80.000 profesionales del sector que se encuentran en centros no sanitarios ejerciendo las Terapias Naturales no deben preocuparse, en un principio, ya que esta medida no les afecta directamente.

De hecho, durante la presentación del plan, el equipo de Comunicación de la COFENAT tuvo la oportunidad de preguntar a la ministra qué ocurriría con los 80.000 profesionales que se dedican a las Terapias Naturales y que están pagando sus impuestos y cotizando a la Seguridad Social. A lo que Carcedo se limitó a contestar que podrán “seguir haciéndolo”, pero “no en centros sanitarios”.

Por otro lado, en muchas ocasiones, los propios inspectores se creen que según la ley de ordenación de establecimientos sanitarios, en la que se indica que debe de estar al frente un médico para ejercer dichas terapias, dictaminan, bajo su erróneo criterio, que este tipo de terapias sólo pueden ser ejercidas por sanitarios en sus centros.

Lo más “divertido” de todo esto es que esas denuncias son promovidas por los mismos estamentos que ahora mismo quieren prohibirlas. Sí, estamos hablando de los colegios sanitarios. Una actitud que nos hace preguntarnos si es coherente, por un lado, que nos denuncien los colegios profesionales sanitarios por ejercer dichas técnicas en centros no sanitarios y, por el otro, que digan al ministerio de Sanidad que son “pseudociencias” y que no deberían estar en centros sanitario.

¿Realmente estos colegios sanitarios están defendiendo el derecho del paciente a elegir cómo tratar su salud o por el contrario lo que quieren es simplemente proteger su negocio y quitarse una competencia, que según ellos no tiene ninguna acción positiva?

No sé si alguien se atreverá a contestar esta pregunta, pero lo que está claro es que con frases como: “Se pueden enseñar los principios de vudú, pero no decir que cura”, pronunciadas por el ministro Duque, ponen de manifiesto que el Gobierno de Pedro Sánchez no sabe lo que tiene entre manos y está dando palos de ciego.

Una vez más, el ejecutivo socialista no sólo no ha tenido en cuenta el futuro de los profesionales que, dignamente, nos dedicamos en nuestro día a día a las Terapias Naturales, sino que, además, ha despreciado nuestro trabajo al recurrir a entidades asociativas que van en contra de todo aquello que no es una terapia oficial para elaborar este plan.

No sé ustedes, pero yo tengo claro que existe un lobby contra las Terapias Naturales que quiere destruir el trabajo digno de muchos profesionales, pero desde la Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos insistimos, que lo que necesita España es regular este sector. Para ello, tendemos la mano para todo lo que necesite el Gobierno de cara a conocer el sector.

Una vez más, quiero dejar claro que #YoUsoTerapiasNaturales antes ahora y siempre.

www.cofenat.es
Tel. 913 142 458

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
113Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email