Masaje Tántrico vs Masaje erótico



Si hay un motivo por el cual la palabra Tantra hoy en día está desvirtuada y es tan malinterpretada es porque hemos pasado del desconocimiento a la desinformación o información errónea, si a esto le sumas el hecho de que muchas empresas y particulares que se dedican a ofrecer servicios sexuales utilizan la palabra Tantra o masaje tántrico para vender sus servicios, que nada tienen que ver con esta enseñanza sagrada, el cóctel  de confusión está servido. De hecho si pones en el buscador de Google la palabra “Tantra”, los primeros resultados patrocinados son de este tipo de servicios.

¿Cómo diferenciar masaje tántrico de masaje erótico?

Para que entiendas que es un masaje tántrico primero te cuento que NO es.

  • NO es ningún servicio que tenga que ver con el sexo
  • NO es un masaje con “final feliz”
  • NO es prostitución ni nada que se le parezca
  • NO es un masaje erótico

¿Entonces, que es un masaje tántrico?

Es una forma de honrar al cuerpo, nuestro templo sagrado y vehículo gracias al cual podemos transitar esta vida terrenal.

Es un masaje holístico, que engloba la totalidad del cuerpo, capaz de sanar heridas sexuales y emocionales profundas a través del tacto consciente. El tacto consciente, como su nombre indica, es tocar o ser tocado con consciencia, con plena atención, desde la presencia, con absoluto respeto y amor.

Es un masaje de relajación y autoconocimiento de tu propio cuerpo que se da con lentitud, ya que cuanto más lenta la caricia, mayor consciencia le puedo poner al tacto.

Si hay algo que marca la diferencia del masaje tántrico con el masaje erótico o cualquier otro tipo, es que no hay intención de ningún tipo, tanto el receptor como el emisor están viviendo el masaje con plena presencia, con el foco puesto en el aquí y el ahora. No existe una búsqueda, por ejemplo de aumentar el placer o la excitación.

Otra diferencia es que la respiración juega un papel importante por diferentes motivos. En general la persona que da el masaje, le pide a la que lo recibe que mantenga una respiración lenta y profunda, en la medida de lo posible permitiendo que salga el sonido en cada exhalación, algo similar a un suspiro. De esta manera activamos el sistema nervioso parasimpático que nos lleva a un estado de relajación, a la vez, el emisor puede sincronizar su respiración con la del receptor de tal manera que se genera un vínculo, una conexión energética entre ambos.

Es importante marcar otra diferencia, y es que para realizar un masaje tántrico, ya sea profesional o en pareja, se requiere de un ritual previo. Desde la preparación de la sala, de manera que de cabida a los cinco sentidos como la vista con la decoración, el olfato con los aromas e inciensos, el gusto con bebidas, frutas u otros, el oído con la música y finalmente el tacto con telas, plumas… y el propio masaje, hasta una imprescindible ducha previa tomada con mucha presencia. Este ritual previo va ha hacer que tu cuerpo, mente y espíritu se predispongan para el masaje.

¿Pero, hay excitación sexual?

En general sí suele haberla, de hecho el masaje tántrico despierta y activa la energía sexual, sin embargo, al no existir una intención la persona receptora se siente respetada, acogida y amada en el sentido más amplio de la palabra, a veces, esto hace que afloren emociones de tristeza, rabia, etc. que se encuentran en el cuerpo en forma de bloqueos. Cuando esto sucede es sumamente sanador.

La energía sexual se expande por todo el cuerpo sanando bloqueos, nudos energéticos y emocionales, además te recarga de energía vital a todos los niveles: físico, mental, energético y emocional.

¿Y si lo hago con mi pareja?

En mi opinión es la mejor opción si la tienes. El masaje tántrico en pareja, además de todo lo ya comentado, genera una gran conexión entre ambos, os da la oportunidad de ir conociendo cada vez más y mejor vuestros cuerpos y, por supuesto, es una gran antesala para el amor, lo podéis utilizar como preliminar previo al acto sexual si os apetece. En mi experiencia, es muy enriquecedor conectar con la mirada, siempre que la posición lo permita.

¿Cómo se hace un masaje tántrico?

Existen diferentes tipos de masaje tántrico y de toques, sin embargo, a mí lo que más me gusta es dejarme llevar siguiendo estas pautas que te he ido dando a lo largo de este artículo. No obstante, mi recomendación es que asistas a algún curso donde puedas aclarar tus dudas.

Para empezar puedes comenzar por la espalda, la parte dorsal es más relajante, para después realizar la parte frontal, más estimulante. Hay quien empieza por los pies y quien lo hace por la cabeza, así que deja que tu intuición te guíe. Mantén la respiración lenta y profunda, a ser posible sincronizada con la del receptor, ofrece toques con diferentes presiones dejando que sean los impulsos de tu cuerpo, la energía, tu intuición lo que te guíe y no la mente. En los genitales ve con mucho cuidado y respeto. Sobre todo escucha el cuerpo de la otra persona, sus movimientos y expresiones hablan por sí solas y te dan una guía de lo que necesita en cada momento.

En resumen, tomándotelo todo como un ritual…

  • Preparación del espacio
  • Ducha de purificación
  • Conexión visual y respiración previo al masaje
  • Masaje tántrico

Neo
Instructor de Tantra
www.neotantra.es


Si te ha gustado, compártelo...