Lección VIII Mediumnidad Física



Hemos estado hablando sobre la mediumnidad psíquica, en esta lección hablaremos sobre la mediumnidad física.

Mientras en la mediumnidad psíquica se utiliza la mente del médium, en la mediumnidad física se utilizan los órganos físicos, o mejor dicho el equivalente etéreo de los órganos físicos, dando lugar a movimientos automáticos o físicos de la materia.

Los médiums físicos son las personas que tienen un exceso de magnetismo del tipo que, al unirse con las fuerzas psíquicas de los espíritus y las fuerzas inherentes a los objetos naturales, forman una cadena electromagnética. La fuerza psíquica que emana del médium carga el objeto para que se mueva. Los espíritus dirigen una corriente que surge de ellos hacia el objeto que quieren mover, pasando este por la corriente así producida.

GOLPES

Antes que nada, vamos a retomar los golpes. Los que hemos estudiado el principio del Movimiento Espiritual moderno, sabemos que los golpes (raps) eran fenómenos que se expresaban por medio de la mediumnidad de las Hermanas Fox. Más tarde ellas desarrollaron muchos otros tipos de mediumnidad.

Según nuestra descripción, los golpes se pueden producir de dos maneras – primero con una varilla ectoplásmica, el ectoplasma es sacado por el cuerpo del médium, y segundo, por una explosión eléctrica, también causada por las vibraciones eléctricas del médium al ser utilizado su cuerpo.

Los golpes que muchos de nosotros oímos cuando apagamos las luces son generalmente de la primera categoría y ocasionalmente oímos golpes lejanos en plena luz. Estos pertenecerían a la segunda categoría, ya que ocurren a través de la fuerza eléctrica presente en la habitación.

Muchos estudiantes, y de hecho muchas personas, oyen estos golpes. Es bueno reconocerlos como manifestaciones psíquicas y preguntar a los espíritus para que los vuelvan a reproducir. Muchos médiums podrán mantener una conversación con los espíritus de esta manera.

PARAKINESIS Y TELEKINESIS

Dos etapas familiares a todos los estudiantes son la Parakinesis y la Telekinesis.

La Parakinesis, se define como el “movimiento de los objetos con el contacto físico”, así como las mesas giratorias, la escritura automática, dibujar o pintar y la güija, mientras la Telekinesis es definida como “el movimiento de objetos sin contacto físico.”

La mesa, siendo uno de los muebles presente en todos los hogares, era el medio más común para comunicarse. Los investigadores descubrieron que las mesas y otros objetos se movían más fácilmente cuando determinadas personas estaban presentes y contrariamente se quedaban inmóviles cuando estas personas estaban ausentes.

La primera teoría y todavía la más común, que explica las mesas giratorias es el “magnetismo animal” (mesmerismo). Las mesas giratorias son las precursoras de otros tipos de fenómenos, a estas normalmente le siguen los golpes. Al tener modulaciones de sonido diferentes, la electricidad fue rápidamente asociada a la teoría del “magnetismo animal”. La asociación era bastante lógica, ya que la electricidad, por ejemplo, va siempre acompañada por un campo magnético y los dos son susceptibles a la transmutación. Un médium descubrirá pronto que no siempre es necesario tocar el objeto. Su simple presencia parece bastar.

El origen invisible de los golpes confirma la idea, de que esta fuerza es sacada de los presentes y manipulada. Los espíritus compararán el movimiento de la mesa giratoria con nuestro movimiento que hacemos al mover otro cuerpo humano. Por mucho que lo intentemos, no logramos comprender que los cuerpos humanos, para ellos, son sólo material para manipular. Para nosotros, los cuerpos humanos son partes integrantes de un alma viviente.

Los investigadores empezaron a comprobar, poco a poco, que nuestra mente actuaba como una dinamo. Cuando pensamos en mover las manos o los pies, simultáneamente una descarga eléctrica pasa a través de los nervios y contrae los músculos que así obedecen a la voluntad de nuestro espíritu.  El espíritu o nuestra alma tienen consciencia y vitalidad independientemente del cuerpo físico. Los investigadores tardaron en comprender que muchas partes activas de nuestro cuerpo son invisibles, pero irradian hacia todas las direcciones. Muy pronto se comprendió que los seres invisibles podían ver y utilizar estas irradiaciones, y también extraer de los cuerpos físicos los elementos que necesitaban, devolviéndolos sin daño alguno.

Por lo general, el fenómeno de la Telekinesis requiere la presencia de un médium muy calificado y bien entrenado para que pueda ser totalmente exitoso. Ocasionalmente, los golpes y las levitaciones, como el mover objetos sin el contacto, pueden ocurrir espontáneamente sin la presencia de un médium entrenado; pero sólo ocasionalmente.

La planchette (tabla de escritura espírita) es un método muy popular para obtener mensajes. Consiste en una tablita de madera con forma de corazón sobre ruedas. Un lápiz es introducido en un agujero en el ápice de la tabla y se posa sobre un papel, los dedos del practicante apoyados ligeramente en la tabla. Este es un sistema un poco más complejo para recibir mensajes que la escritura automática o inspirada. El sistema de la tabla requiere más fuerza telekinética si el instrumento se mueve involuntariamente; de lo contrario es propulsado por el que la utiliza.

En el uso de la Oüija, aunque la planchette sea la más utilizada por la gente, el sistema es el mismo, pero en vez de escribir, la tabla se mueve por un tablero y el puntero da con las letras para ir formando palabras y frases.

AUTOMATISMO

Por Automatismo entendemos la escritura o pintura automática. Los mensajes que a veces los espíritus dejan sobre papel, las imágenes sobre seda y otras pinturas, son una evidencia del Automatismo.

Las hermanas Bang eran famosas por sus fotografías espíritas. Muchas de estas acciones se realizan en plena luz o con una luz roja.

La escritura sobre pizarra también entra en la categoría de mediumnidad.

VOZ DIRECTA

En nuestro estudio tenemos dos fases de mediumnidad de Voz Directa – una más frecuente, en la oscuridad y la otra más rara que es la en plena luz.

Antes que nada, tenemos que comprender que, en la Voz Directa, en cualquiera de las dos fases, el espíritu que se comunica, puede hacerlo a través de cualquiera o todas de las tres siguientes posibilidades:

La levitación de trompeta: hablar por la garganta del médium; una voz independiente, que habla a través de una caja de voz ectoplásmica, que ha sido materializada a través del plexo solar, normalmente del cuerpo del médium, pero también de los participantes en el grupo. La trompeta también puede ser usada con el propósito de amplificar.

Las vibraciones de sonido en la habitación, tales como risas o cantos forman una vibración eléctrica que ayuda en este tipo de mediumnidad.

Hay una estrecha afinidad entre el ectoplasma usado en la levitación y el que es utilizado en la Voz Directa, aunque sean distintos tipos de mediumnidad. Un buen médium telekinésico puede que no logre nunca la Voz Directa, pero un buen médium de Voz Directa siempre es muy bueno en Telekinesis. En esta forma de mediumnidad es totalmente evidente la versatilidad individual. Algunos médiums pueden obtener muchas voces diferentes, mientras que otros sólo una.

Debemos clasificar la Voz Directa bajo las formas más evidentes e interesantes de la mediumnidad. Es de tipo físico y requiere un desarrollo especial. Como otros tipos de fenómenos psíquicos, es influenciada enormemente por las condiciones climáticas y más aún por las emociones fuertes.

Las entidades crean un dispositivo por el cual las ondas de sonido pueden pasar y transformarse en voz. La trompeta es utilizada para concentrar las vibraciones actuando al mismo tiempo como una caja materializada. Posiblemente mantiene unida la “Caja de Voz”. La Caja de Voz no se parece en ninguna manera a la garganta humana y se puede utilizar sin trompeta. Es evidente que funciona como un micrófono, que tampoco se parece a la garganta humana.

El ectoplasma (sustancia blanquecina que se toma del médium y que es usada por los espíritus para hacerse visibles) a través del cual se forma, sale de la garganta y por eso muchas veces se parece a la voz del médium.

La voz humana es una producción puramente física y puede modificarse totalmente con un simple resfriado o una operación. De ello deducimos que, si la substancia creadora del sonido es la misma que produce la voz del médium, cada sonido producido a través de ella se asemejará a la voz del médium. Por esta razón, el valor de la comunicación recibida a través de la voz del médium no depende de la similitud de la voz de las personas fallecidas, sino del contenido de la conversación, la forma de hablar y la “personalidad” de la voz.

No debemos olvidar que para materializar y devolver el ectoplasma al médium de forma segura, él necesita implicar su mente subconsciente. Si se tiene en cuenta lo anterior, las dificultades tales como la frecuente reproducción del lenguaje del médium, incluyendo su acento personal y modismo, pueden ser explicados sin quitarle valor al fenómeno.

La mediumnidad de voz directa es particularmente sensible a los estados, y también a la luz. Se sabe de voces que han fracasado sólo porque un pequeño rayo de luz se ha introducido en la habitación por una pequeña rendija en la cortina de la ventana.

SUGERENCIAS

La mejor manera de desarrollar la mediumnidad física para levantar objetos con o sin contacto o para oír los golpes u otros sonidos, es la de formar un circulo de simpatizantes dispuestos a experimentar durante un tiempo indeterminado con la única finalidad de desarrollar poderes mediumnicos.

Deberéis colocar el objeto que queréis levantar o mover, en el centro del circulo; podéis utilizar algo así como una mesa de madera ligera, una trompeta de aluminio, una figura de celuloide o un cartón, una campana pequeña, una pandereta o una harmónica.

Todas las formas de mediumnidad son buenas, si producen los mismos buenos resultados. Tenemos que recordar esto. Es mejor recibir comunicaciones probatorias a través de una mesa que materializaciones mediocres o una clarividencia errónea. Una aldaba es un instrumento de comunicación muy simple, pero nos avisa de que nuestros amigos están en la puerta.

Una cosa es absolutamente necesaria para tener éxito, y es concretamente la harmonía de sentimientos en el grupo. Los fines opuestos y un estado mental híper escéptico son definitivamente anticientíficos e indebidos. Investigadores científicos han confirmado que quien es híper crítico y sesgado hacia este tema, está saboteando los resultados de la ciencia y debería ser excluido de la sesión.

Durante la sesión no tiene que haber ningún contacto entre los presentes y los objetos escogidos para la levitación.

Todos los presentes deberían mantener su asiento hasta el final, a menos que no se hayan tomado acuerdos diferentes. El médium, si sujeto a un control por un espíritu, os asesorara, y la opinión del “guía” debería ser respetada. Caminar indiscriminadamente provocaría una ruptura en la energía psíquica que podría tardar mucho tiempo en ser reestablecida.

Las voces deben siempre ser tratadas con gran comprensión y paciencia. Muchas de las entidades que hablan no son desarrolladas mediumnicamente, pero vienen atraídas con fines probatorios.

Los espíritus responsables de estas voces son normalmente buenos comunicadores y muchas veces se comprometen a actuar en nombre de los espíritus que no logran ser escuchados.

Cuando estos espíritus se comunican, pasan a otro plano de existencia. Esto puede ocasionar graves dificultades y ser la causa de muchos fracasos. Esta transición de un plano a otro puede tener un efecto psicológico importante sobre los comunicadores, pudiendo comparar su poder de actuar al de un buceador atrapado en su traje en el fondo del mar. El ambiente extraño y la sensación de llevar un traje pesado son muy limitantes. Por lo tanto, deberíamos ejercer todo nuestro entendimiento y nuestra tolerancia.

Marilyn Rossner
www.iiihs.org









Deja un comentario