La sanación sexual: una herramienta transgresora de liberación y expansión



¿Sientes que tienes problemas para relacionarte con los demás?

¿Sientes que te cuesta intimar, gozar, dar, amar de manera incondicional?

¿Sientes que tienes dificultad para ser creativo/a, espontáneo/a, auténtico/a?

¿Sientes que tal vez podrías sentir más, que la sexualidad es rutinaria, mecánica, incluso aburrida?

¿Sientes que hay áreas de tu vida donde hay dolor, vergüenza, impotencia, insensibilidad, estrés o trauma?

¿Qué es la Sanación Sexual? 

Es un masaje en todo el cuerpo para la autoexploración física, emocional, energética y mental en la que liberamos la energía estancada debido a memorias de experiencias pasadas. El dolor derivado de los episodios traumáticos que han sucedido en nuestra vida se acumula en ciertas partes del cuerpo. El masaje de Sanación Sexual ayuda a liberarlos.  

La palabra sanación, no me gusta demasiado ya que lleva implícito que estamos enfermos. Sin embargo, es una manera de diferenciar lo que son los masajes eróticos-sexuales (con o sin final feliz).

¿A quién está dirigida?

Está dirigida tanto a personas que pueden tener alguna patología (impotencia sexual, anorgasmia, falta de sensibilidad o placer, bloqueos derivados del abuso, eyaculación precoz, prevención y mejora de problemas de próstata) como a personas que deseen vivir una vida sexual y no sexual más plena, libre de condicionamientos o de emociones limitantes que no nos dejan avanzar. 

Esta técnica tiene la capacidad de reforzar tu autoestima, conectarte y despertar tu cuerpo y la alegría de vivir. Desarrolla mayor sensibilidad en ti mismo y así con los demás. Ayuda a despertar la energía kundalini y aprender a utilizar la energía sexual para fines de contacto espiritual, no solamente para la reproducción y el placer.

Muchas veces no hemos recibido la educación sexual que nos permita estar abiertos a nuestra fuente y a nuestra creatividad. Hay pacientes que, tras una sanación, han comenzado a pintar, escribir o a cantar, con unas habilidades desconocidas hasta entonces.

¿Por qué se denomina Sexual?

El sexo es muy importante como potencial para conectarnos con lo trascendente, con lo espiritual o transpersonal. La energía sexual es algo familiar para muchos, esa sensación plena que nos conecta con algo más allá de nuestro propio cuerpo. 

Esto no sólo se consigue con el masaje de Sanación sexual sino, a veces, en un taller de Tantra, incluso sin contacto físico y respirando, muchos alumnos y alumnas han conseguido un éxtasis y conectar con una fuerza interior que nunca había sentido antes, con un amor como nunca había sentido antes, conectando con un placer que nunca había sentido antes.

Conectar con la energía sexual es un regalo para ti, que te enseñará a abrirte, a recibir, a merecer y a sentir más allá de la mente y el cuerpo.

¿Por qué existen los bloqueos a nivel Sexual?

Estamos muy condicionados, no sólo a nivel Sexual, sino también mental y físico.

Hay una gran influencia según cómo nos educaron nuestros padres, desgraciadamente, con poca información, como resultado de la educación que ellos también han heredado. Hay muchos tabúes en cuanto a nuestra sexualidad, a nuestros deseos y a nuestro cuerpo.

También hay una influencia en la educación religiosa en la que la sexualidad se ha tratado desde el juicio, la culpa y el pecado. 

Estamos totalmente influenciados/as por el ambiente sociocultural desarrollado. Los medios de comunicación y la pornografía muestran un modelo que dista mucho de lo que es una sexualidad consciente, natural y abierta. 

Cuántas veces mis pacientes me han comentado que sentían en la sanación las palabras y los juicios de su madre, su abuela o su tía… conectándose con la culpa por sentir placer.

Las relaciones de pareja también nos condicionan, la primera experiencia que tuvimos puedo ser desagradable, puede que nos hayamos cerrado al amor, a las relaciones o a la sexualidad como medida de protección de experiencias traumáticas.

Todo ello afecta, también a cómo lo vivimos, pensamos, sentimos y nos relacionamos, pudiendo ser miedosos/as a vivir con apertura y sinceridad.

Cuando nuestra sexualidad no se vincula con el éxtasis es porque tenemos: miedo, vergüenza, culpa y hostilidad. 

Sólo cuando la energía Sexual se fusiona con el corazón puedes abrir la puerta que te permite recordar quién eres realmente, y cómo hacer el amor desde la libertad.

La sexualidad sagrada se basa, en parte, en una educación Sexual completa, sin tabúes, ni dogmas ni otros condicionamientos del presente o del pasado que impidan vivir la sexualidad de una forma sana natural y beneficiosa para la salud. 

¿Qué me aportó a mí la sanación sexual? 

Entre otras cosas, entendí que la energía Sexual no depende de la otra persona (de la pareja), sino que depende de uno/a mismo/a. Una vez que sabes esto, te permite tener relaciones sin apego, la energía sexual me pertenece y decido compartirla y vivirla con otra persona. 

Aprendí a expresar, a pedir, a recibir, a entregarme, a confiar, a sentir más y más placer. Libre de culpa, entendí que la energía Sexual es el motor de mi vida, mi fuerza vital que hace que cada día pueda vivir con más o menos plenitud. 

Eso trasladado a mis relaciones íntimas y a mi día a día es de un valor incalculable de salud y autenticidad. 

Bienvenidos a un mundo de libertad, de gozo, en el que la sexualidad y la espiritualidad van de la mano.

Amerai Carrera
www.tantraesenciadevida.com
Terapeuta, facilitadora y formadora con experiencia establecida en Tantra, Neotantra y Sexualidad Consciente. Te acompaño a que conectes con tu auténtica esencia y te guío en un viaje mágico y sanador a lo más profundo del ser.


Si te ha gustado, compártelo...