Entrevista a Christian Franchini, quien nos cuenta sobre su nuevo libro ¨Resonando en mi camino espiritual¨



Christian Franchini es un investigador, realizador y escritor argentino de temas vinculados a la nueva conciencia, recientemente ha publicado su segundo libro Resonando en mi camino espiritual y nos adelanta algunos tópicos abordados.

¿Razonar o Resonar?

Desde muy joven me llamó la atención la importanciaquese le daba al coeficiente intelectual en la educación formal, era común observar a los intelectuales sumidos en sus procesos mentales, aturdidos y hasta deprimidos por no encontrar una salida a sus hipótesis, presentados muchas veces como un modelo a seguir…  Intuía  en aquella época que debía existir otra forma de acceder a un conocimiento silencioso que nos permitiera expandir nuestra conciencia más allá de los laberintos de la mente. Una de las claves a mi criterio, la brindó el mismo Jesús, quien dejó como principal referencia a sus discípulos la Metanoia, que no significa ¨arrepentimiento¨ cómo se cree comúnmente. Podemos advertir que el prefijo Meta, significa ¨más allᨠy noia deviene de Nous, que se refiere a mente. Este mensaje nos indica un claro recorrido de ir ¨más allá de la mente¨ que representa todo un viaje a emprender! Resonar es ir precisamente… más allá del Razonar.

Pero volviendo al concepto de ¨coeficiente¨ y a la supuesta necesidad de medir la ¨inteligencia¨, existen investigaciones recientes que han concluido que las personas más felices y exitosas poseen un alto coeficiente emocional, es decir han logrado desarrollar una inteligencia distinta al CI, que actualmente se denomina ¨Inteligencia emocional¨ la cual nos permite acceder a un aprendizaje diferente  e impulsar una calidad de resonancia apropiada, así encontrar una entrada (algo muy distinto a buscar una salida) como también nos facilita descubrir nuestro propósito y comenzar a ser parte de esta gran ¨sinfonía cósmica¨, pero no como espectadores… sino como protagonistas de nuestra propia realidad.

¿Tiene que ver esto con el ¨música de las esferas¨?

Los sabios del pasado sabían que era posible ¨sintonizar¨ el nivel de resonancia del universo, algo que permitía al Ser evolucionar, expandiendo su conciencia con las frecuencias de alta vibración. Esto implica todo un desafío para el hombre moderno que deberá atravesar la red ilusoria de separación que fue impuesta a ¨fuego¨ desde hace siglos.

¿Podemos decir que la ciencia y las tradiciones místicas se están acercando?

Sí. Entiendo que es posible verlo comoun reencuentro de lo que fue por mucho tiempo posturas irreconciliables. Es sorprendente como la sabiduría ancestral de las distintas tradiciones místicas están en ¨resonancia¨ con los modernos descubrimientos científicos del Campo Unificado y la Física Hiperdimensional que convergen en la  esta premisa… enfatizando que solo es posible conectar con nuestra naturaleza espiritual desde nuestro Centro, es decir desde nuestro corazón.

Los descubrimientos realizados por el Instituto HeartMath  han demostrado que el corazón genera el campo magnético más grande producido en el cuerpo, es cinco mil veces superior al del cerebro, permitiendo emitir y procesar una gran cantidad de información subjetiva atravesando las barreras del tiempo y espacio, afectando incluso la información de nuestro ADN!

 

 

¿Las creencias tienen algún sentido en este enfoque?

Sí claro, así como la información define la forma, las creencias determinan las posibilidades, ambas (información y creencias) configuran las reglas de juego que cada  quien  se permite articular en su propia realidad. El problema es cuando estos paradigmas son establecidos desde afuera, son impuestos y aceptados por medio de la educación formal y los mandatos sociales, algo que ocurre en cada época y establecen los marcos de lo ¨políticamente correcto¨. Por este motivo, es clave romper la ¨inercia mental¨ y vaciarse de viejos preceptos basados en convenciones, algo que abordo en mi primer libro ¨Evolución Consciente¨. No comenzar desde aquí… implicará entrar en choque de creencias, un corto-circuito que desestabiliza la coherencia armónica del humano. Ahora bien, quien accede en su nivel de empoderamiento como ser multidimensional,  alcanzando un nivel de resonancia sostenida, puede decir ¨Creo¨, en presente y en primera persona, haciendo converger el ¨Creer y el Crear¨, en una intención que deberá ser propia y genuinayque solo de ese modo  le permitirá ¨Plasmar¨… es decir darle forma al Plasma desde la información emitida de forma alineada y coherente en los tres planos.

¿Cómo un rayo láser?

Exacto! Bueno… el concepto mismo de ¨laser¨ deviene de la idea de ¨haz de luz coherente¨…

¿Es necesario acceder a un nuevo nivel de coherencia?

Efectivamente, por eso se habla mucho hoy sobre conceptos como la ¨coherencia cardíaca¨ y la importancia del campo toroidal en el humano, el cual requiere un equilibro de las fuerzas eléctricas y magnéticas (mente y corazón) unificados en el Ser, que deben estar en una coherencia armónica, es decir… pensar, decir y hacer en la misma dirección,  alcanzando un estado de ¨afinación¨ de nuestros cuerpos sutiles determinando de esta manera una resonancia que se amplifica desde nuestro Centro, estos son aspectos claves que profundizo en este  nuevo libro.

Puedes acceder a más info en:
www.ChristianFranchini.com

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
22Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email