close

Una imagen tan sencilla como ver a mi hija de casi 20 años, afectada de autismo, tras unos fogones. Cocinando, serena, tranquila y disfrutando de la situación como lo haría cualquiera de nosotros, es lo que ha motivado que hoy este escribiendo este artículo y compartiéndolo contigo.

Estas líneas tienen un claro objetivo y es transmitir esperanza, fe y alegría, y que, a pesar de poder estar viviendo situaciones nada fáciles, siempre hay una parte positiva en la que prestar más atención, en la que fijarnos y empoderarnos.

Para aquellos que no me conocéis mi nombre es Renee Iglesias, soy Reflexologa podal y Naturopata, y trabajo desde hace años en la difusión de la Reflexología tanto en consulta como impartiendo formación.

Pero después de presentarme te diré que hoy no estoy aquí para hablar de ninguna de las terapias que imparto y practico. Hoy te voy a hablar de algo mucho más profundo algo que, aunque sólo sea a uno de vosotros, a una sola persona de las que estáis leyendo este artículo os ayudase, os diese fuerza para seguir adelante y os inspirase, ese sería el objetivo más preciado que estas líneas podrían conseguir.

Simplemente voy a hablaros de: “Cuando todo se derrumba…” pero de repente la vida te sorprende y el trabajo acumulado de tantos años empieza a dar su fruto.

Como os dije al principio, soy madre de una preciosa mujercita con autismo. Ella es Ali, el autismo es un trastorno neurológico que afecta a diversas áreas, en especial a la comunicación, a la interacción social y a la  falta de flexibilidad en el razonamiento y comportamientos.

Cuando diagnosticaron a mi pequeña, con apenas tres años, el futuro se veía muy difícil e incierto porque su trastorno era muy profundo y las perspectivas nada buenas.

El trabajo duro y apoyo de grandes profesionales han sido lo que poco a poco hizo que su vida fuera tomando forma. Fueron años muy difíciles, pero además de todo ese trabajo personal y ese refuerzo profesional, hemos tenido aliados fantásticos en los que las dos no hemos apoyado desde que llegaron a nuestra vida , estoy hablando de la Reflexologia Podal, la Técnica Metamórfica y como no las Flores de Bach. Con ellos la lucha ha sido sin duda más fácil.

Pero hoy no quiero ahondar en este tema profesional, voy a compartir contigo algo más profundo y como dice el título del artículo ¡cómo la vida te sorprende en situaciones límite!

Hace casi tres meses tuve un accidente de tráfico que cambio mi vida. Gracias a Dios me estoy recuperando satisfactoriamente, pero algo cambió ese 14 de agosto y es importante, tanto para mí, como para otras personas que hoy puedan estar leyendo estas líneas, tomar conciencia que en la vida tenemos lecciones que aprender, buenas y no tan buenas,  pero lo fundamental es estar ahí, participando activamente de ese aprendizaje, no como mero espectador, porque ten por seguro que si no aprendes la lección ahora estarás perdiendo una oportunidad valiosísima de crecimiento.

Cuando uno cuida de una persona dependiente, es intrínseco a esta situación el creer que eres indispensable, que sin ti el mundo de esa persona con discapacidad se derrumbaría. Pero estas situaciones como un accidente o una enfermedad te enseñan, de una manera brusca eso sí, que estas equivocado. Y que ninguno somos indispensables. Pero también te enseñan que tú como cuidador, has de cuidarte también.

En mi caso, tras una larga operación quirúrgica, limitación de movimientos y muchos dolores, cuidar de mi hija iba a ser bastante complicado. Una niña muy inquieta, con fuertes trastornos de conducta y una altura de casi 1,80 cm .

Tuve mucho tiempo en el hospital para imaginar ese caos, pero cuando comenzó la vida diaria, la realidad fue otra y bien diferente.

El mundo de repente, comenzó a organizarse y lo más importante es que Ali nos sorprendió a todos en situaciones que jamás hubiéramos imaginado. Adaptándose a entornos y personas nuevas, madurando en situaciones que hasta ahora habían sido traumáticas, haciéndolas de una forma fácil y sencilla. Facilitando la labor y haciendo que ese peso tan fuerte se aligerara en favor de mi recuperación física.

También, sin duda el trabajo  de muchos años con terapia natural ha visto sus frutos, tanto la Reflexología Podal como las Flores de Bach han sido mis aliadas en estos meses, ayudando a suavizar, tanto a nivel emocional como físico, toda la carga.

Y, por supuesto, otra parte importantísima es, sin duda, todas las personas que me quieren, las que tengo cerca y las que están a miles de kilómetros, me han demostrado que uno no está solo. Y eso es algo que cuando tienes a tu cargo a una persona dependiente piensas más de una vez, y los que estáis en esta situación me podréis entender.

Muchos podréis pensar porque estoy compartiendo algo tan personal de forma pública en este artículo, y os voy a explicar la razón.

Yo estoy hoy en el mundo de la Medicina Natural , sin duda, gracias a Ali y a mi intención de compartir con otros padres con hijos con capacidades diferentes, una terapia de la que me enamoré el primer día que vi la reacción de mi hija ante ella,  fue mi primer objetivo. Aunque pronto me di cuenta que los niños son niños, independientemente de que tengan o no discapacidad y que somos los padres lo que tenemos que cambiar su concepto de salud, los que estamos en la trinchera a diario, y herramientas como la reflexología nos pueden ayudar, y mucho, en su desarrollo tanto físico como emocional.

Ayer una antigua alumna me llamó, me habló con tanta luz y serenidad y me dijo: “eres mi Maestra pero me permito el lujo de decirte que tienes una misión y no has de olvidarla”. Y de repente vino a mi ese primer objetivo: el inspirar a otros padres, a otras personas que cuidan de dependientes, transmitiéndoles que se puede, que ellos han venido a nuestra vida a enseñarnos, no por casualidad ni fruto de la mala suerte, Que tenemos herramientas que pueden hacer todo ese camino más fácil, la Reflexología Podal, la Técnica Metamórfica, las Flores de Bach, son las que yo conozco pero existen muchas más que pueden ayudarte en tu crecimiento y en el de esa persona que tienes a tu cargo.

Creo que la Vida es un camino de ida y vuelta. Hace años yo fui la maestra de Matilde y ayer fue ella quien me dio esa luz y me hizo valorar y entender que todo en la vida pasa por algo, aunque ahora no podamos entenderlo…

Renée Iglesias
Naturópata y Reflexóloga Podal
Instituto de Reflexología Especial Renée Iglesias
www.reflexologiaespecial.es
instituto@reflexologiaespecial.es
Telf. 686 101589 / 91 6396932

Tags : esperanzavida

Leave a Response