Sobre refranes, ciencia y los Registros Akáshicos


¿Cuánta verdad hay en refranes populares y expresiones comunes como “escuchar tu corazón”, “Lo que hoy siente tu corazón, mañana lo entenderá tu cabeza”, “Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos” (Atoine de Saint-Exupéry), “hablar con el corazón”, “abrir el corazón”?.

Pues resulta que la sabiduría popular apunta ya hacia algo que la ciencia está demostrando en las últimas décadas, y es que el corazón tiene cerebro y un cerebro que procesa muchos más bits de información que el cerebro de la mente y que conocemos como único y todopoderoso. Es impresionante leer y escuchar a estudiosos como Annie Marquier (“El Maestro del Corazón”, Ed. Luciérnaga), Joe Dispenza (“Deja de ser tú”, Ed. Urano) o Manel Ballester hablando del corazón en términos científicos y diciendo básicamente lo que ya sabíamos de manera intuitiva: el corazón es sabio y nos lleva a tomar decisiones más precisas y adecuadas a las circunstancias de cada momento. Ver más referencias y vídeos

Una vez reconocido esto desde la sabiduría popular, la ancestral y la científica, la siguiente pregunta clave es: ¿Y cómo puedo escuchar yo a mi corazón? ¿Cómo puedo saber que lo que escucho es mi corazón y no mi mente? ¿De qué manera puedo chequear que estoy de verdad en el corazón y mi mente no me está manipulando?.

Estas preguntas son muy legítimas y convenientes, pues no es lo mismo decir que “escuchas el corazón y actúas desde ahí”, que hacerlo verdaderamente. Esto es algo que seguramente has experimentado muy a menudo, y es que muchos de nosotros sentimos que en nuestro interior tenemos diferentes voces que nos hablan a la vez.

Te haces una pregunta y recibes respuestas no sólo de tu Voz Interior, sino también de la voz del condicionamiento social, de los “deberías”, de las voces internalizadas de tu padre y tu madre, de tu tirano interno, de tu cuerpo emocional herido, etc. Se trata realmente de una polifonía entre la que es difícil distinguir tu Voz Interior, tu intuición, tu Sabio interno, tu Yo Superior, tu parte más divina, tu Esencia, o el nombre que le quieras poner a esa parte de ti que habla y vive desde el corazón.

Una técnica muy bella para conectar con el corazón y poder hacer lo que a mí me gusta denominar “Corazonear”, es decir, oír, ver y hablar desde el corazón es Registros Akáshicos. A través de las lecturas de Registros Akáshicos puedes acceder a tu Sabiduría, a tu Corazón, a tu Esencia. Se trata de un técnica sencilla y muy potente de canalización (método para entrar en un estado de paz que te permite acceder a información del campo o del supraconsciente), cuyo objetivo es empoderar a las personas en su proceso de crecimiento personal.

A través de una lectura, alcanzas un mayor grado de bienestar y también recibes respuesta a preguntas importantes sobre tu vida, y lo más interesante es que te llega información sabia a la que, de hecho, ya estabas conectando internamente. A modo de calibrador de Voz Interior, las respuestas que recibes a través de Registros Akáshicos te resuenan con lo que ya intuías y sabías internamente. Recibir esta información que ya resuena con tu interior te ayuda a fiarte más de ti mismo, a confiar más en tu propia Voz Interior, pues vas pudiendo distinguirla cada vez y de manera más nítida de las otras voces que tanto ruido crean en tu interior. El siguiente vídeo lo explica de manera breve:

 

 

Las lecturas de Registros Akáshicos son canalizaciones que conectan con lo que la ciencia actual llama Biocampo, campos morfogenéticos (Rupert Sheldrake) o campo cuántico. La información está en el campo y a través de esta técnica accedemos a ella de manera cada vez más precisa. Nuestro corazón puede acceder a campos de información magníficos. ¿Por qué renunciar a nuestra capacidad de ser nuestros propios Maestros Internos, de acceder a la Sabiduría que ya somos? Y es que efectivamente, nuestro corazón tiene la llave a todo el saber que nos pueda devolver cada vez más esa plenitud que anhelamos y merecemos.

Independientemente de cuán racionales seamos, la realidad es que al igual que podemos conectarnos a Internet a través de nuestros terminales en forma de móvil, tablet u ordenador, nuestro corazón con un campo electromagnético 5.000 veces más intenso que el del cerebro también puede acceder a campos de información muy poderosa. Y esto puede parecer magia, pero no más de lo que la luz eléctrica le resultaría a alguien de la Edad Media que nos visitara en nuestras casas de hoy. Éste es precisamente el punto de partida de la siguiente charla y es que “los milagros de hoy son la ciencia del mañana”.

 

 

Si quieres experimentar una lectura de Registros Akáshicos y  hallar respuesta a preguntas fundamentales de tu vida, te invito a vivirlo en primera persona.

Si deseas acceder directamente a tus propios Registros Akáshicos y aprender a conectar con tu Voz Interior, con tu Intuición, con tu Corazón, te animo a participar en la formación que ofrezco de manera presencial en diversas ciudades y también online.

En los últimos años he acompañado como lectora y formadora de Registros Akáshicos a cientos de personas a cambiar su forma de conectar consigo mismos gracias a esta puerta hacia su parte más sabia, más verdadera y más amorosa. Te deseo que tú también te lo permitas: contáctame, ven y te digo cómo.

Formación Online
Del 8 al 29 de mayo
Más información

Noemí Lázaro
www.vivirdesdelapulsion.com

 







Deja un comentario