close
Crecimiento PersonalSalud naturalTerapias

¿Sexo ordinario o magia sexual? Beneficios en la sexualidad por la práctica del Tantra

¿Qué hacer con la energía sexual?

Es de vital importancia la transmutación, guía y enfoque de la energía que se despierta en el cuerpo físico. Cuando el hombre y la mujer despiertan su energía sexual también necesitan gobernarla.

La energía responde a lo que piensas. Es una ley energética. Luego de dos o tres horas del acto sexual tántrico, los campos de energía se encuentran en un estado fortísimo, luminoso y magnético. Absorben prana de los cuerpos, y del ambiente átomos constructores y magnéticos. La energía se ha desarrollado y es hora de ver qué haces con ella.

El flujo de la energía tiene que enfocarse en meditar, danzar, pintar, cantar, escribir, decorar, generar nuevas ideas y proyectos de trabajo, cocinar, tallar en madera o realizar alguna actividad creativa. El tremendo impulso que queda tras el sexo tántrico, te llevará a un estado de completa plenitud, paz y profundidad interna. Usa la energía creativamente, de lo contrario generará irritabilidad por quedarse bloqueada en el sistema nervioso.

Es muy importante  saber que, cuando practicas el sexo tántrico y despiertas tanta energía, si no la canalizas puede tomar otros rumbos. Por ejemplo, puede alterar al hígado por enojos, broncas o ira. Puede existir irritabilidad por no enfocarla en un cauce creativo. Como la energía sexual es fuego, quemará la madera (hígado).

Luego del ritual, tómense un tiempo para ejercitar cualquier meditación que canalice la energía. No hay que hacer el amor apurado. El Tantra no usa el reloj. Tomar conciencia que se va camino a ser un artista del amor y del sexo; y todo artista se toma su tiempo para realizar su obra.

Hombre Primitivo vs Hombre Tántrico

Por herencia genética, represión o morbo, el estereotipo del hombre contemporáneo es demasiado prehistórico en su relación sexual. El hombre moderno tiene mucha prisa cuando vive en la ciudad. Compite, corre por los horarios, se estresa, hace esfuerzos por ganar dinero y prestigio, o para llegar a fin de mes, se preocupa, padece el estrés y por ende cuando está con su mujer (o con otra o con otro hombre) eyacula rápidamente.

Para el Tantra es de vital importancia no eyacular  (por lo menos una vez  cada 5 o 15 actos sexuales), y así conservar la energía (bindu), para usar en forma creativa en otras facetas de la vida.

La mente, la respiración y la eyaculación están conectadas. Cuando respiras de determinada manera, rápida y entrecortada, sin ningún orden, la eyaculación es inminente. El deseo desaparece, el pene (lingam) se cae como por un abismo. Absorber nueva energía requerirá de un tiempo de descanso, comida, y acumulación de nuevo deseo.

El Tantra tiene una fórmula excelente, en realidad tiene muchas para que no exista la eyaculación. Cuando no existe eyaculación, con la conciencia interna se puede elevar la energía, para transformar la explosión seminal en implosión orgásmica. Un recorrido eléctrico que va del sacro al cerebro. Se produce una alquimia bio energética. Se transmuta el sexo carnal en experiencia espiritual atrayendo átomos cargados de vitalidad. El orgasmo masculino es una descarga del magnetismo energético que cada hombre lleva dentro, llámalo Shiva, la divinidad danzante en forma de hombre. La vida es danza para el Tantra, y en ese momento, el hombre común y mortal, puede encarnar la grandeza divina, sentir el toque inmenso del infinito. Muerta la mente, el ego y el machismo, se abren las puertas para la trascendencia.

Todo hombre que use un poco su inteligencia puede abrirse al Tantra y sus enseñanzas. La vieja época del machismo está caduca. Las mujeres vienen con fuerza a equilibrar sus derechos, tanto sexuales como sociales.

Cuando comienzas a investigar en ti mismo, a experimentar las sensaciones internas, tu psiquis y emociones cambian para mejor. La eyaculación no es necesaria siempre, uno puede prolongar el acto sexual por horas sin que el deseo llegue a su fin, al contrario, aumenta. Y la mujer, tanto como el hombre, se verá beneficiada. Los hombres buscan otras mujeres cuando agotan el deseo. Y el deseo se agota por excesivas eyaculaciones. Los problemas de próstata vienen por eso. Tanto el semen como la sangre no pueden reproducirse científicamente, son mágicos, únicos, irremplazables.

Recordemos que el hombre y la mujer generan electricidad y magnetismo, eso es lo que los une. La atracción es energética. Cuando la energía se consume, desaparece la atracción. Cuando aprendas las técnicas para no eyacular, para transformar esa sagrada energía, todos tus dones: tu amor, tu inteligencia, tu poder interior, tu creatividad se despertarán como un bosque por la mañana, con múltiples fragancias y sonidos.

¿Mujeres liberales o Mujeres Reprimidas?

Costará creer que muchas mujeres no conocen lo que es un orgasmo.

La palabra orgasmo es muy hermosa, proviene de la misma raíz que organismo, que organización y que órgano. Mi definición de orgasmo es “explosión de luz en las células”.

Particularmente en la mujer, ya que es mucho más fuerte sexualmente que el hombre, el orgasmo es un puente de  conexión espiritual. Un instante sagrado donde no hay mente, ni moral, ni pensamiento, ni miedo, ni represión.

Conectada al éxtasis, la Shakti despierta su Kundalini y esta energía recorre desde el sacro hacia la cabeza como un baño de luz, desapareciendo los límites físicos y psicológicos.

Cada mujer que experimenta un orgasmo luego no es la misma mujer. Te asombrará saber también que la lengua está conectada al centro sexual, a los genitales; por eso cuando besas a alguien en la boca y se produce el contacto de las lenguas, también se despierta automáticamente la energía sexual. Esto es bueno saberlo porque toda mujer que hable mucho y sin sentido, que chismorree, es porque no está desarrollando ni satisfaciendo su energía sexual. O bien cuando no hay actividad sexual la energía va a la lengua y sale hablando en demasía.

Los orgasmos son para las mujeres la puerta que las conecta a lo divino. Como la mujer lleva más su energía hacia adentro, implota, es mucho más fácil para ella ir hacia su mundo interior. El hombre, en cambio, tiene sus genitales hacia afuera y busca siempre explotar, detonar hacia el exterior y por ello le es más difícil ir hacia dentro de sí mismo.

Pero la mujer también puede tener eyaculación, se llama amrita.

La amrita es un líquido blanco delicioso, con propiedades altamente energéticas.

El Tantra la denomina la eyaculación femenina.

La mujer cuando despierta su Shakti interna, puede tener orgasmos en cadena o varios orgasmos en un acto sexual, esto reportará para ella, un estado interno de plenitud y alegría. Muchas mujeres desconocen el potencial latente que poseen y se ven privadas de tener tan magna experiencia.

¿Qué siente exactamente una Shakti cuando tiene un orgasmo?

Es similar a una cosquilla, a sentir el cuerpo lleno de electricidad, una sensación electrificante que  no se puede manejar. Todo el cuerpo es deseo en el momento de un orgasmo. Todo el cuerpo está a pleno, es como una droga espiritual, toda la piel se siente erotizada. Además la sensación de tiempo, espacio y mente desaparece por completo.

En cuanto a diferencias, el orgasmo clitoriano es más fuerte que el orgasmo que viene por estimulación del  punto G. Las diferencias básicas son las contracciones. En el clitoriano hay contracciones fuertes, 7 u 8, y sucede de repente que en ese momento se produce otro de otras tantas  contracciones y luego otro; hay momentos que se producen de entre tres a cinco orgasmos en cadena.

En el orgasmo que proveniente por estímulo del punto G es similar en cuanto a lo que se siente, pero no existen contracciones.

Muchas mujeres pueden identificarse con esta descripción; otras en cambio no saben de qué se está hablando; pero el Tantra tiene un escalón más alto para que la mujer despegue a cielos interiores más luminosos. Para que logre ascender la descarga de energía por la columna, encienda los chakras hasta lo más alto y se fusione con la divinidad que posee. Es una posibilidad para eliminar el ego y agigantar el alma.

El orgasmo es la experiencia  espiritual que existe disponible para los humanos sobre la tierra, ya que contacta con un estado de beatitud, erotismo, devoción, amor, despersonalización, universalidad de espíritus y permite despertar la sensación de retorno al hogar cósmico, la mano divina se posa en el alma individual. ¿Y entonces, nos quedamos en el orgasmo y nada más? Ahí entra lo interesante: la magia sexual.

Magia Sexual: El Uso de tu Poder Espiritual

La transmutación tántrica tiene el nombre de Ojas Shakti, que significa “óleo espiritual”. Eso se consigue cuando se acumula la vibración de la energía sexual en las células. El cuerpo, tanto de la mujer como del hombre, se encuentra “magnetizado” y así, inyectándole el pensamiento creador y la visualización en el momento del sexo, se puede generar una visualización, una imagen creadora en el campo mental para que luego se concrete en el plano físico. En las tradiciones antiguas se sabe que todo lo que está creado en la tierra primero se creó en el plano mental, en lo abstracto. Así, con el poder del sexo se puede comenzar a crear a voluntad eventos, situaciones, momentos u obras de arte o de trabajos diversos por el enfoque que la energía sexual (la energía de la vida) tome.

No es que el semen se convierta, sino su materia prima. No es que el orgasmo femenino se suspenda, sino que se eleva y proyecta. Es como una ola de sonido que se emite al universo.

El proceso de la magia sexual alimenta la potencia espiritual de una persona, lo centra y lo enriquece en conciencia. Este trabajo sagrado hace, también, subir por la columna astral, por el conducto central Sushumna, potenciando los chakras y despertando los talentos que poseen. El mérito más grande es la expansión de conciencia que produce. También la limpieza interior. Cada persona es un mundo y alberga diversidad de sentimientos, emociones reprimidas, conflictos y miedos. La depuración tántrica es fuerte, muchas veces dolorosa e inexplicable. Adentrarnos en el conocimiento de nuestra vida espiritual nos ofrecerá numerosas habitaciones, algunas de ellas oscuras y vacías, otras luminosas, y otras donde existen dolores del pasado.

Hay que ser valiente, consciente, inteligente para permitir la limpieza. La energía sexual transformada en energía espiritual te dará la llave de la magia que abrirá todas tus habitaciones internas. Con la práctica y la conciencia, la energía tomará el cauce natural e iluminado que le corresponde.

Guillermo Ferrara
Autor de 23 libros traducidos a 11 idiomas.
www.guillermoferrara.org
www.facebook.com/guillermoferrara

Tags : energía sexualmujer liberalsexotantra

Leave a Response