¿Sabías qué … el Transtorno de Hiperactividad (TDHA) es una mentira inventada


Desde hace unos años, la psiquiatría está bajo sospecha. Son tantas las enfermedades y trastornos que se describen en sus manuales que hoy en día lo raro es que uno pueda estar libre de no padecer ningún trastorno. De hecho saltaron las alarmas al incluir las rabietas en el último Manual de Pediatría DSM (la biblia de los psiquiatras) y luego cuando el gobierno estadounidense declaró en un informe que 1 de cada 5 niños tiene un trastorno de la salud mental, cifras que parecen un insulto al sentido común de la población, porque es imposible que tantos niños estén mentalmente enfermos.

Ahora aparecen unas declaraciones de Leon Eisenberg, el psiquiatra que “descubrió” el TDAH, que no dejan indiferente a nadie que viva o trabaje con niños, pues confesó antes de morir que el TDAH “es una enfermedad ficticia” Esta afirmación, hecha por el destacado médico, fue publicada por el semanario alemán ‘Der Spiegel’ .

Los primeros intentos de explicar la existencia de este supuesto trastorno fueron llevados a cabo en los años 30. En aquel momento, los médicos que trataban a niños con un carácter inquieto y con dificultad para concentrarse les diagnosticaban el síndrome postencefálico, pese a que la mayoría de esos niños nunca habían tenido encefalitis. Fue un intento que no cuajó porque claro, la mayoría de esos niños nunca habían tenido encefalitis. Fue precisamente Leon Eisenberg quien en 1968 volvió a hablar de dicho trastorno. Si bien esta vez le puso otro nombre, “Reacción Hipercinética de la Infancia”. Bajo dicho diagnóstico pudo tratar a alumnos difíciles, probando diferentes psicofármacos con ellos. Al final consiguió su objetivo: hacer que los niños enérgicos e inteligentes se transformen en niños dóciles.

En el año 1968 fue incluida en el Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM) y desde entonces forma parte de dicho manual, sólo que ahora recibe el conocido nombre de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Uno de los principales logros de Eisenberg fue conseguir que la gente creyera que el TDAH tiene causas genéticas. El sentimiento de culpa de los padres desaparece de esa forma al pensar que el niño ha nacido así y el tratamiento con medicamentos deja de ser cuestionable. Sin embargo, pocos meses antes de su muerte, confesó que lo que debería hacer un psiquiatra infantil es tratar de establecer las razones psicosociales que pueden provocar determinadas conductas, un proceso que lleva tiempo por lo que “prescribir una pastilla contra el TDAH es mucho más rápido”.

El negocio de la psiquiatría: Parece que la psiquiatría es un monstruo capaz de llevarse cualquier cosa por delante y que hará todo lo posible por tratar de conseguir que toda persona sana acabe tomando una u otra medicación para tratar su no-enfermedad. Se les ve el plumero, y una prueba más de ello es que ya existe la próxima enfermedad que será difundida por toda la infancia: el trastorno bipolar o enfermedad maníaco depresiva. Hasta los años noventa era una afección desconocida en los niños. Es uno de los diagnósticos más frecuentes en psiquiatría infantil, hasta el punto que las visitas por este trastorno se han multiplicado por 40 en menos de diez años, siendo muchos de los “enfermos” niños de 2 y 3 años.

Uno de los responsables de la llegada del trastorno bipolar a EE.UU. es el psiquiatra Joseph Biederman, que lleva años haciendo estudios y conferencias sobre el tema y que recibió 1,6 millones de dólares entre el año 2000 y el 2007, procedentes de las farmacéuticas que fabricaron los medicamentos para dicho trastorno. Después de estas revelaciones se puede mencionar otro estudio realizado por la psicóloga estadounidense Lisa Cosgrove. Según esta profesional, de los 170 miembros del grupo que trabaja con el ‘Manual de los trastornos mentales’, el 56% tenía una o más relaciones financieras con multinacionales y acusa a este grupo de médicos de realizar falsos experimentos con pacientes al servicio de las grandes empresas de la industria farmacéutica.

Ahora bien, ¿qué es ser normal? Krishnamurti dijo que “no es signo de buena salud el sentirse integrado en una sociedad profundamente enferma”, así que quién sabe, quizás los niños que se rebelan ante el intento de domesticarles, aquellos que no soportan estar sentados escuchando cosas que no les interesan, aquellos que preferirían poder decidir qué hacer en sus vidas en todo momento, aquellos que quieren probarlo todo y no dejarse nada, quizás sean al fin y al cabo los más cuerdos.







4 Comments

  1. avatarKarina Lajara

    Tengo un niño de 11 años diagnosticado con TDAH, no puede ir al colegio sin las pastillas, que de hecho lo ayudan mucho a concentrarse y por lo tanto a aprender, debemos de darle las pastillas a pesar que le suprimen el apetito casi por completo, a pesar de las pastillas, los profesores en el colegio no saben, no tienen idea de como manejar y controlar a estos niños que cada vez son mas.
    el estado a través del ministerio de educación no ve el problema y por lo tanto los estudiantes de educación salen de la universidad graduados para enseñar pero cuando se encuentran con niños así, en vez de solucionar el problema, y trabajar conjuntamente con los padres, no tienen mejor idea de retirarlos del colegio, y te dicen “busque una mejor opción para él”… curiosa profesión la de los educadores, porque cualquier otro profesional ( medicos, abogados, ingenieros etc, etc) donde hay un problema lo solucionan porque para eso han sido educados.
    Cual es la solución a este trastorno, que expectativas puede tener un niño con este problema? que inventado o no es un serio problema que enfrentamos muchos padres.

    1. avatarKatyk Anju

      Karina te dire algo.. mi hijo menor tiene una discapacidad cerebral debido ke al nacer le faltó oxigeno. Y en terminos coloquiales el es insoportable. Lo han echado de 3 colegios. Tan solo tiene 6 años. Pero algo ke estamos en acuerdo mi ex esposo y yo es ke por nada del mundo le daremos medicamentos. Como madre te ruego ke busques otras. maneras . terapias. Actividades fisicas pero no medicamentos… Ahora para ti es desgastante… Pero en el futuro el te lo agradecerá

    2. avatarcarmengabrielapanelo

      Karina los medicos se aprovechan de la inexperiencia y juventud de la madre, es donde los medican y arruinan todo. Yo no tuve la suerte de tener una mama o familiar que me ayudara,acompañara,entendiera a compartir la crianza de mi hijo. Por eso me paso lo peor que te puedas imaginar. Tambien influye el dinero, no es lo mismo un buen medico en consultorio privado, que tener que ir a una institucion del gobierno. Te pido que te dediques en la forma que mas puedas a tu hijo y te deseo fuerza y constancia, estas a tiempo. Yo ya perdi todo y me queda llorar nada mas. Disculpa te he contado para que veas otras soluciones , Suerte, no estas sola

  2. avatarKatyk Anju

    Considero ke todos los niños son hiperactivos por una simple causa SON NIÑOS… Como la gente kiere ke duren 6 largas horas sentados en una silla viendo a una profesora si ni siquiera esta gente es capaz. Los llenan de grasas saturadas. De gaseosas de refrescos artificiales ke lo hacen es dormir su pequeño cerebro… Y cuando llegan a casa los saturan con tv… Cuando van a un parque?. Cuando tienen contacto con la naturaleza?. Y ahora los llenan de medicamente como si fueran ancianos. Ke pena pero somos una sociedad retorcida y poco inteligente

Deja un comentario