close

Cuando hablamos de premoniciones hablamos de una fase de la mediumnidad que todo el mundo posee, en un grado mayor o menor. Probablemente no hay ni una sola persona que tome estos cursos que no haya experimentado, en algún momento, unas premoniciones. Algunos las definen como “sensaciones”, pero hay una diferencia.

Las premoniciones, normalmente, surgen como advertencias – y esto se explica con el hecho de que, a veces, nuestra mente consciente está tan ocupada que las señales de advertencia no pueden llegarnos, así que se depositan en nuestro subconsciente y emergen cuando más las necesitamos. Una premonición también puede ser una advertencia por parte del mundo espiritual.

Las “corazonadas” pueden ser clasificadas como intuiciones – pero pueden ser mensajes directos de los espíritus o pueden ser percepciones como hemos dicho anteriormente, que se han depositado en nuestro subconsciente y que se manifiestan como impulsos repentinos cuando más los necesitamos.

TELEPATÍA

Telepatía, leer la mente, leer los pensamientos, transferencia de pensamientos, son términos que más o menos significan lo mismo, o sea la habilidad de transferir o el coincidir de determinados pensamientos entre varias personas, sin intervención de los sentidos. La palabra “telepatía” viene de la palabra griega: (TELE – a distancia, y PATHOS – sentimientos) y significa literalmente “percibir a distancia”. Desde entonces se ha comenzado a llamar “leer el pensamiento” y es como lo definimos hoy en día.

Al parecer, hasta ahora, no ha sido aceptada ninguna explicación científica. Una explicación es, que las vibraciones en el éter viajan de cerebro a cerebro como los mensajes telegráficos inalámbricos. Esta podría ser la explicación más probable, aunque algunos científicos siguen insistiendo que no hay ninguna prueba que las ondas cerebrales existan.

Hace algunos años, se hizo público un informe científico de que había una prueba definitiva que las ondas cerebrales existían en los perros. Y si existían en los perros, seguramente también en los humanos. Las cartas ESP (para hacer experimentos de Percepción Extra Sensorial) desarrolladas por el Dr. Rhine en la Duke University, al parecer, podían demostrar este hecho.

Es casi seguro que la telepatía tiene lugar entre las mentes conscientes de dos individuos a través del subconsciente. Esto nos explica porqué frecuentemente recibimos mensajes telepáticos en el momento de dormirnos – o por lo menos esto es lo que parece. Puede que hayamos recibido el mensaje una o dos horas antes de este momento, pero su manifestación no se realiza hasta que la mente consciente cese la actividad de las preocupaciones diarias; y es entonces cuando el subconsciente tiene la posibilidad de entregarnos el mensaje – recibido en un momento anterior por una mente lejana.

Esto explica con seguridad nuestra primera categoría:

A. Espontáneos.

Ahora pasamos a la segunda categoría – la telepatía inducida –

En este apartado hablamos de telepatía inducida por hipnosis, en la cual
el hipnotizador controla totalmente al sujeto y envía sus propios pensamientos a su mente. Profundizaremos en esto cuando hablaremos de Hipnosis.

Hay varios tipos de mensajes telepáticos – los clasificamos como sigue–

  • VISUALES: En este caso toman el aspecto de imágenes, figuras, palabras escritas o impresas, etc., símbolos.
  • AUDITIVOS: Toman la forma de palabras habladas.
  • EMOCIONALES: El sujeto puede tener una sensación peculiar de depresión o excitación.
  • VOLICION: El sujeto tiene un deseo imperativo de realizar una determinada acción.

Los mensajes telepáticos se pueden originar desde la vida o desde la muerte. Al ser transmitidos por la mente subconsciente, se suelen transmitir durante el sueño, el trance, bajo las influencias de algunas drogas, durante un delirio, en el momento de muerte, etc. Estos mensajes nos llegan más fácilmente cuando la mente consciente está dormida, o ausente, como los éxtasis llamados “visiones en el lecho de muerte”, el habla en trance y las revelaciones, etc.

Creo que tenemos que añadir una clasificación más a estas – la Comunión con los Espíritus. Los espíritus nos han dicho que, entre ellos, se comunican telepáticamente, aunque puedan leer el pensamiento o la frase hablada por el otro. Se nos ha dicho que esta es su forma de comunicarse y que si lo aprendiéramos aquí, tendríamos más facilidad cuando hagamos la transición al mundo espiritual. Swedenborg nos dice que este es el caso y que las comunicaciones telepáticas emitidas por los espíritus pueden ser captadas como palabras claras por otros espíritus o médiums en trance. Si los espíritus encarnados pueden comunicarse a través de la telepatía, y si los espíritus desencarnados también conversan de esta manera, es natural entender que este es el método habitual al que recurren todos los espíritus y todos los médiums saben que así es.

EJERCICIOS

Experimentos prácticos de telepatía

El siguiente ejercicio práctico hará posible que experimenten por sí mismos y su propia satisfacción, que la telepatía existe y que puede reducirse a un proceso más o menos simple a través de la práctica continuada.

Elijan un amigo que les cae bien físicamente, mentalmente y emocionalmente. Uno de ustedes tiene que ser el emisor y el otro el receptor. Supongamos por un momento que usted es el emisor. El receptor debería estar sentado en una cómoda silla al fondo de una sala amplia, que tiene que estar bien ventilada. Sería mejor, si por lo menos durante los primeros experimentos, la persona tuviera los ojos tapados o cerrados y les diera la espalda sosteniendo un lápiz en la mano y una libreta en el regazo. Debería estar sentado en una zona semi-oscura de la habitación.

Usted debería estar sentado en la mesa, mirando hacia él (o sea su espalda) con una libreta y un lápiz, y un foco que ilumina la libreta dejando el resto de la habitación semi oscura. Ahora dibuje un símbolo en el papel, puede ser una figura geométrica como un triángulo, un circulo, un cuadrado etc. Mire a esa figura atentamente y esfuércese en querer plasmarla en el receptor. Cada intento no debería superar el minuto de duración.

La actitud de la mente que mantienen durante este experimento es muy importante. Debería desear que su receptor vea la imagen que usted le ofrece, pero no debería nunca sobre esforzarse en el intento. Debería tener completa confianza en el hecho de que recibirá la imagen que usted le quiere transmitir. No se permita nunca dudar, ni un solo momento, de que no lo logre. Dígase a sí mismo que él ha logrado recibirlo. No se sienta nunca turbado, preocupado o ansioso. Imagine sus pensamientos viajar hacia él con una forma bien definida, o una palabra que la defina. Tiene que cuidar de que inconscientemente no diga la palabra en voz alta y que la pueda escuchar. El receptor por su parte, debería dejar su mente en blanco y anotar todas las imágenes que le llegan, aunque parezcan no tener sentido. Pero, por encima de todo, no tenéis que desanimaros si al principio no obtenéis éxitos, es normal que ocurra.

Después de haber tenido éxito con las figuras, podéis intentar con cosas más complicadas como imágenes, las cartas como la baraja por ejemplo, son muy buenas para este propósito, ya que se puede barajar después de cada intento. Es fácil calcular el porcentaje de las adivinanzas, ya que la suerte es siempre de 51 :1 a desventaja del que escoge la carta correcta al azar.

Cuando lo hayáis logrado, deberías incrementar la distancia entre los dos, hasta que podáis obtener los mismos resultados a grandes distancias.

Estos simples experimentos demostrarán, sobre todo a los escépticos, la existencia de la telepatía. Seréis más sensitivos hacia la recepción de mensajes que vienen desde mentes lejanas y mensajes de los espíritus desencarnados. De esta manera cultivareis vuestra sensibilidad a los mensajes de este tipo siendo esto beneficioso para vosotros.

Marilyn Rossner
www.iiihs.org

 

Tags : marilyn rossnerpremonicióntelepatía

Leave a Response