close

Moxibustión, el calor que Cura

“La moxibustión es un método de tratamiento externo que regula la fisiología corporal, estimula es sistema inmune, previene y trata enfermedades”

La palabra moxa proviene del japonés Mogusa que significa quemar y herida y originalmente estaba compuesta de Artemisa (artemisa vulgaris) prensada en forma de cigarros o conos o en forma de lana. La artemisa es una planta aromática y para su preparación se emplean las hojas dejándolas secar (cuanto más dure el proceso de secado la moxa obtenida es de mayor calidad) y después se muelen muy fino retirando el sobrante y las semillas hasta obtener una textura muy suave muy parecida al algodón. Una vez obtenida la lana se procesa formado puros o conos y para algunos tratamientos se le añade ajo, jengibre, etc.

La moxibustión elimina el estancamiento de Qi (energía) y Xue (sangre) en los canales activando su circulación, elimina el Viento Externo, elimina el Frío, es antiinflamatoria, tonifica el Yang, previene enfermedades tonificando el sistema inmune.

Existe un tratamiento que se realiza antes de la primavera y consiste en realizar moxibustión directa con pequeñas bolitas de moxa del tamaño de un grano de arroz sobre el punto Estómago 36, se encienden varias bolitas hasta que se produce una pequeña quemadura y se forma una ampolla. Cuando la ampolla comienza a reabsorber el líquido se repite el proceso y el dicho popular es “Mientras exista agua (pus) habrá salud”

La moxibustión es uno de los pilares de la Medicina Tradicional China y tiene miles a años de experiencia práctica y ha demostrado su efectividad en muchas patologías sobre todo en los síndromes de deficiencia, frío y estancamiento de los meridianos. Es muy utilizada para tonificar el Yang de Riñón, patologías osteo articulares como la artritis y la artrosis, en patologías ginecológicas como la metrorragias y las dismenorreas, problemas de incontinencia urinaria, prolapsos anales y vaginales, herpes Zoster, diarreas crónicas, en enfermos muy demacrados en los cuales la utilización de las agujas de acupuntura no está recomendad y en niños.

Naturalmente que el uso de la moxibustión tiene que ser pautada por un experto en Medicina Tradicional China y no es conveniente que el paciente se la aplique por su cuenta sin contar con la supervisión de un experto.

Las principales funciones de la moxibustión son:

  • Regula y potencia el sistema inmunológico. El punto por excelencia para esto es el Estómago 36.
  • Limita el crecimiento bacteriano cambiando el ambiente del patógeno.
  • Regula las digestiones aumentado así la absorción de nutrientes en el intestino.
  • Regula la secreción de hormonas del subcortex, hipófisis, tiroides…
  • Incrementa la producción de glóbulos rojos
  • Ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.
  • Mejora la función del corazón y regula la circulación sanguínea periférica y la microcirculación.
  • Aumenta la calidad y cantidad de semen ayudando en los procesos de FIV.
  • Tiene cierto efecto contra el cáncer y ayuda a tratar el dolor producido por él.
  • Ayuda a calentar los canales y los músculos y ayuda a expulsar los factores patógenos externos como el Frío, el Viento y la Humedad (procesos de artritis y artrosis)

Tipos de moxibustión y aplicaciones

Desde la moxa simple que se empleaba antiguamente hasta los métodos de agujas caliente empleados actualmente existen diferentes métodos de aplicación de la moxibustión.

En primer lugar vamos a explicar los dos sistemas de aplicación de la moxa.

La moxa directa que se aplica directamente sobre la piel y puede provocar una pequeña quemadura y la moxa indirecta en la cual se coloca a unos centímetros de la piel para ir calentado poco a poco. Para este sistema se emplean los puros o las cajas de moxa.

Los más empleados son:

Moxa en conos: son pequeños conos formados con el polvo de la moxa más pura y pueden tener un tamaño que varía desde un grano de maíz hasta el de un cacahuete. Se colocan los conos en los puntos seleccionados y se encienden, cuando el paciente no aguanta más el calor se retira y se coloca otro cono de moxa. El proceso se repite ente 3 y 7 veces por punto.

Moxa con pus o con cicatriz: Se coloca la moxa directamente sobre la piel en el punto seleccionado donde previamente se ha aplicado un poco de ajo machacado hasta formar un puré para que el cono se adhiera a la piel, esto proporciona una mayor estimulación al tratamiento ya que el ajo es una materia muy caliente. Cuando se ha consumido el cono completamente se retiran las cenizas y se coloca otro cono nuevo. El proceso se repite entre 5 y 10 veces. Tras una semana del tratamiento la zona moxada tiene una pequeña cantidad de pus pero no estará infectado. Este tipo de moxibustión se emplea en pacientes con patologías muy cronificadas o muy débiles.

Moxa sin pus o sin cicatriz: Actualmente se comercializan pequeños trozos de moxa montado sobre un aplicado con adhesivo hipoalergénico que mantiene la moxa separa de la piel. Una vez encendido cuando el paciente nota mucho calor se retira y se coloca uno nuevo repitiendo el proceso entre 3 y 5 conos. Este método no deja cicatriz y se emplea en casos de debilidad, ataques de Frío o estancamiento de patógenos.

Moxibustión con jengibre: Se aplican en los puntos seleccionados rebanadas de jengibre fresco a los que se les han practicado unos pequeños orificios y se coloca encima de ellos los conos o trozos de puros de moxa. Cuando el paciente nota mucho calor se retira y se coloca uno nuevo repitiendo el proceso entre 3 y 5 conos.

Moxibustión con ajo: Se aplican en los puntos seleccionados rebanadas de ajo fresco a los que se les han practicado unos pequeños orificios y se coloca encima de ellos los conos o trozos de puros de moxa. Cuando el paciente nota mucho calor se retira y se coloca uno nuevo repitiendo el proceso entre 3 y 10 conos Y se emplea mucho en casos de afecciones cutáneas por picaduras de insectos.

Moxibustión con sal: Este sistema se emplea casi exclusivamente para moxar el punto Ren 8 que se encuentra en el ombligo. Es muy importante comprobar que la sal que empleamos está completamente seca ya que de no ser así puede producir una quemadura. Se coloca sal en el ombligo y se coloca encima el cono o trozo de puro de moxa y cuando el paciente nota mucho calor se retira y se coloca uno nuevo repitiendo el proceso entre 3 y 5 conos. Este método se emplea para tratar la diarrea infecciosa y secuelas de ACV (accidente cerebro vascular) y la parálisis.

Moxa con puro: Es unos de los métodos más empleados y se puede utilizar para realizar calentamiento suaves del punto colocando el puro a unos 3cm de la piel durante unos 3 minutos o hasta que la piel se enrojezca o haciendo picoteos sobre el punto seleccionado subiendo y bajando la moxa hasta que la piel se torne roja.

Moxa con aguja caliente: Se colocan en el mango de la aguja de acupuntura pequeños trozos de puros de moxa y se enciende, de esta forma la moxa calienta la aguja lentamente y el calor va penetrando a través de la aguja hasta que llega a la zona a tratar. Este método es muy empleado para tratar dismenorreas, lumbalgias, dolores de espalda y artralgias.

Moxa con caja: Se emplea una caja, habitualmente de bambú, que posee en su interior una rejilla donde se coloca la moxa en lana o en puro y que también sirve para recoger las cenizas. Una vez encendida la moxa la caja se cierra y se coloca sobre la zona a tratar. Este método es muy empleado para tratar dismenorreas, lumbalgias y en niños.

La moxibustión para la mala posición fetal.

Cada vez son más los ginecólogos occidentales que recomiendan a sus pacientes el uso de la moxa cuando está a punto de salir de cuentas y hay una mala posición fetal ya que es extremadamente efectivo y no tiene efectos secundarios ni para la madre ni para el bebé. Para ello se emplea la moxa en puro y se aplica en el punto Vejiga 67 que se encuentra en el ángulo ungueal externo de dedo meñique de los pies. El paciente se coloca y se aplica la moxa durante 20-25 minutos y luego se coloca tumbada en decúbito lateral para facilitar la colocación del feto. Es recomendable realizar el tratamiento en los dos dedos un par de veces al día.

Contraindicaciones de la moxibustión.

Es un una técnica muy segura y casi no tiene contraindicaciones. Las más importantes a tener en cuenta son:

  • No se debe utilizar en casos de fiebre alta.
  • No se debe utilizar en pacientes que padezcan cardiopatías.
  • No se debe utilizar en paciente en ayunas.
  • No se debe aplicar en las mejillas, cuello, mucosas, ni sobre grandes venas.
  • No se debe aplicar en los ojos. Esta contraindicación es relativa ya que en china si se aplica moxa indirecta para tratar ciertas patologías oculares colocando sobre los ojos cascaras de nuez mojadas con agua. Está técnica está contraindicada en caso de que el paciente tenga colocada una lente intraocular.

Como hemos visto la moxibustión se emplea mucho en pacientes muy demacrados y en niños (solo moxa indirecta) ya que es una técnica muy segura y la sensación que suele experimentar el paciente es muy placentera y produce una profunda relajación y es una técnica que antiguamente se creía que aumentaba la longevidad.

Además el profesional puede enseñar al paciente como utilizar los puros de moxa para que se los aplique en casa y de esta forma potenciar el tratamiento que se realiza en la consulta. Esto se hace mucho para tratar dolores en pacientes con lumbalgias, artritis y artrosis y los resultados son rápidos lo que permite al paciente volver e hacer su vida normal en muy poco tiempo.

Fernando López
www.madridacupuntura.com

Tags : moxamoxibustion

Leave a Response

*