close
Salud natural

La Leucemia es una forma de reparación

Fiebre, dolores en el cuerpo, en los huesos, cansancio, fatiga, ganas de dormir, malestar general pueden llevar al médico y de ahí en adelante, tras una analítica, recibir el diagnóstico de Leucemia que es igual a recibir el diagnóstico de un cáncer. Para alguien que conoce las 5 Leyes biológicas o la Descodificación Biologica Original estos síntomas son tenidos en cuenta como una fase más de la enfermedad y además son síntomas que la Madre Naturaleza ha previsto y responden a una lógica biológica para que el cuerpo se recupere. Es sensato que cuando algo se ha sobre exigido en algún momento se tendrá que recuperar.

Una de las particularidades del nuevo paradigma sobre la enfermedad es que hay síntomas que aparecen para que el cuerpo se subsane. En Descodificación Biologica Original (DBO) se observa que hay síntomas que brotan en la fase de estrés, cuando la persona ha vivido un conflicto biológico y otros síntomas surgen con un objetivo muy claro que es para reparar los tejidos que se han visto mermados o destruidos en la fase de estrés y la diferencia está en el origen embrionario de los tejidos. Por lo tanto hay dos fases claras que son una fase de estrés a partir de un conflicto y una fase de reparación o vagotonía. En cada una de estas fases aparecerán síntomas muy específicos.

La leucemia es un cuadro que suele presentarse con distintos síntomas que afectan al crecimiento de las células formes de la sangre especialmente a los glóbulos blancos o leucocitos que se forman en la medula ósea. Hay diferentes tipos de leucemia y la clasificación se realiza según cual sea la célula que no funciona. Un ejemplo es la llamada Leucemia linfoblastica que afecta a las células encargadas de combatir las infecciones. Otro es la Leucemia mieloide que afecta a cualquier tipo de elemento forme.

La medula ósea y los elementos que esta produce se encuentran dentro del grupo de órganos de la 3ª etapa de la biología o derivados del Mesodermo nuevo como son los huesos, los músculos, el cartílago, tendones, ligamentos y todos las partes que provienen del tejido conjuntivo. La reacción de estos órganos en fase de estrés es la de disminuir las células para poder dar una respuesta más efectiva. En fase de solución del conflicto biológico las células que han desaparecido tienen que repararse y eso es lo que sucede en la medula ósea. Los órganos del Mesodermo nuevo cuando se reparan quedan más fuertes y solidos que en un inicio. Imaginar una fractura en un hueso. Cuando el callo óseo lo repara ese tejido es mucho más fuerte que el tejido original. Son los llamados “órganos de lujo”. En esa reconstrucción se alteran los valores sanguíneos y de suero y esto es mal llamado enfermedad. En el taller de León Renard, que la escuela de Descodificación Biológica Original impartirá los días 20, 21, 22 de mayo en Barcelona y 27, 28, 29 de mayo en Madrid se trabajará con los asistentes, profesionales de la terapia y la salud, aquellos medios, comportamientos y técnicas que ayuden al profesional con el objetivo de reestablecer el equilibrio interior y el bienestar del paciente.

¿Qué ocurre con la leucemia?

Que no es considerada por la DBO como una enfermedad en si misma sino que son los síntomas de sanación de un conflicto biológico de la medula ósea. Por lo tanto no es un tumor o en todo caso es lo que el Dr. Hamer llama un “Tumor falso”. La proliferación celular sólo va a ocurrir durante el proceso de curación y una vez que acaba esa fase, la cantidad de glóbulos blancos vuelve a la normalidad y se restaura la actividad habitual de estos elementos y de la medula ósea. Para que el cuerpo lo consiga se ha de atravesar una etapa de dolores, sobretodo óseos, que serán más intensos cuanto más intenso haya sido el conflicto, de fiebre y de cansancio o malestar.

Cuando se aplican tratamientos que destruyen la medula ósea se provoca un efecto secundario que es la depresión de la inmunidad o inmunodeficiencia y otros trastornos sanguíneos por lo que el cuerpo no sólo tiene que recuperar los tejidos dañados en fase de estrés sino todos los tejidos que destruyen los tratamientos invasivos. El esfuerzo a realizar es mucho mayor y con frecuencia se agotan las reservas por el camino.

¿Cuáles son los conflictos asociados?

Todos los que tienen que ver con el rendimiento de la persona en algún ámbito de su vida y que por no ser capaz o no conseguir un resultado le llevan a una profunda desvalorización de su ser. Es la desvalorización de sí mismo la que está en la base de alguna historia y la persona se compara con otros y aún se desvaloriza más. Por ejemplo, “no valgo”, “ellos saben responder y yo no”; “tal persona consigue deshacerse de estos vándalos y yo no”; “me atacan y no puedo defenderme por no ser capaz”.

Es el caso de una joven de 13 años que algunos compañeros y compañeras tratan de mala manera en el colegio. Es lo que podríamos llamar un típico caso de “bullying” descrito como acoso físico o psicológico al que someten, de forma continuada, a un alumno sus compañeros. De forma continuada ella tragaba y no reaccionaba hasta que un día los compañeros se pasaron más de lo habitual empujándola dentro de un baño donde habían varias defecaciones. Se superó el limite toreable. Como consecuencia de esta acción 5 alumnos fueron expulsados del colegio y ella continuó las clases con más tranquilidad. Es ahí cuando comenzó a sentirse más cansada y todos pensaban que era normal después del estrés sufrido. Ante una analítica apareció el diagnostico de Leucemia.

En fase de estrés la persona tendrá el sueño alterado, come poco, pierde peso, sus extremidades están frías y piensa constantemente (rumia) en el conflicto. Es un momento en el que no percibe los cambios en su cuerpo excepto si se cansa más de lo habitual porque podría tener anemia. Es en la fase de solución (cuando la persona soluciona exterior o interiormente el conflicto) cuando hace su aparición la fiebre, el cansancio y los dolores. Son todos síntomas de que el proceso se ha encaminado. Cuanto mayor haya sido el conflicto más profunda será la fase de vagotonía.

¿Por qué hay recaídas?

En el caso de las personas que tienen leucemia suelen tener una gran preocupación por sus valores sanguíneos. Si se les hace la pregunta ¿cómo te encuentras? suelen responder con la tasa de la última analítica como si eso fuera un referente de su salud. La persona que no sabe que su leucemia es un síntoma de sanación se preocupa cuando ve sus valores distintos a lo considerado normal y a menudo siente que “no es capaz”, no es competente, no está preparado, no es hábil para solventar la enfermedad. El no ser capaz, no llegar a un rendimiento esperado forma parte del conflicto inicial que una y otra vez vuelve a reactivarse. Otro punto de estrés puede ser el dolor (dolores óseos) y la fiebre y ante estos síntomas la persona se siente “enferma” cuando son síntomas previstos en la naturaleza para permitir la sanación y a veces pueden ser procesos largos en cuanto a tiempo porque los huesos se tienen que regenerar. Ser paciente, entender que el dolor u otros síntomas quieren decir solución ayuda a que los valores sanguíneos se restablezcan.

Un caso que ejemplifica esto es el de un hombre soltero de 67 años que estuvo cuidando de su hermano mayor discapacitado toda su vida. Este muere y la consecuencia es que el protagonista se queda sin sentido de vida, solo, triste y con la sensación “ahora ya no valgo para nada ni para nadie”. Unos meses más tarde unos amigos le piden ayuda en un proyecto de labor humanitaria en el que participa activamente volviéndose a sentir “útil” en la vida. Poco tiempo después se pone en marcha el proceso de la enfermedad que es solo un síntoma de curación. Cuando va al hospital le indican una punción ósea y tratamiento de quimioterapia que finalmente no se realiza. Han pasado 4 años desde que comprendió el sentido de su enfermedad y el funcionamiento de las fases biológicas y son 4 años de una gran calidad de vida.

¿Qué tratamiento se aplica?

Desde la DBO una leucemia se recomienda tratarla favoreciendo el no destruir elementos necesarios para el organismo como la medula ósea y teniendo en cuenta los tres niveles de afectación del síntoma: psique-cerebro-órgano según las particularidades de cada persona. Cada ser humano es responsable de su salud y puede realizar los tratamientos que considere adecuados siempre teniendo en cuenta que lo que escoja será lo mejor para ella. Tratar los efectos no soluciona la causa y en DBO se trata la causa y no se bloquean los efectos y se deja que el proceso haga su curso.

¿Qué hay de base en las personas que acaban desarrollando una leucemia?

Primero el convencimiento de que están enfermos y valga este espacio para repetir que es un error ya que ante este síntoma la persona está sanando. Es necesario que el cuerpo se recupere totalmente sin atacarlo con preocupaciones, angustias o miedos que vuelven a colocar a la persona en estrés.

Por lo general en la base de la estructura de la persona se encuentra una falta de valor propio, una disminución del valor que se da a su propio rendimiento, una degradación de los resultados o sea desvalorización, la idea del “yo no valgo, yo no sirvo”, y cuando se hace algo que sale bien nos encontramos con la paradoja de decir que es “por suerte”, “por gracia divina”, “porque tenía que ser así” o sea que cuando algo sale mal es por uno y cuando algo sale bien es por algo externo a la persona. Haciendo un poco de broma, es lo contrario de lo que piensan los alumnos de sus profesores cuando de calificaciones se trata. Cuando un alumno en referencia externa suspende un examen dice “el profe me suspendió” y cuando aprueba dirá “me saque un ..”. Me suspendió el otro pero aprobé yo.

Un caso de una niña de 6 años que pasó por un proceso de leucemia tenía de base la idea de “Mamá ya no me quiere”. Sus padres se divorciaron cuando ella tenía 3 años, con 5 su madre tuvo una pareja y pasaba menos tiempo con ella y antes de la aparición de los síntomas se volvió a separar de este hombre y volver a estar más tiempo con la niña. Solución = sanación = leucemia.

En tercer lugar el denominador común es que han vivido situaciones de desvalorización, devaluación ante su propia actuación, impotencia, que han sido dramáticas y que no han podido expresarse, por eso la invitación es: habla y di todo lo que te quedo guardado de ese instante dramático. Saca al exterior lo que tu cuerpo intenta evacuar con el síntoma. Vive y siente que la vida es una gran experiencia independientemente del resultado. Tal como dice el profesor Morris en Martes con mi viejo profesor:

¿Qué hay de malo en ser un numero dos?

Y además, este profesor tan peculiar, lejos de hundirse con su enfermedad, una Esclerosis Lateral Amioatrofica, saca fuerzas para tener una relación distinta con su enfermedad a la que comprende y da las gracias por todo lo que le enseña. 

¿Puede ayudar algún producto o medidas naturales?

Sí, algunas medidas son para bajar la fiebre y otras para disminuir los dolores. Lo ideal es consultar a personas que se dediquen específicamente a tratamientos naturales. Desde la DBO recomendamos aplicar hielo en la zona de la cabeza en la que aparecerán pequeños dolores, dormir con la cabeza elevada, no exponerse al sol, sobretodo la cabeza y tomar drenantes naturales.

También hay productos como el té de Astragalus membranaceus. Se coloca un puñado de raíces secas por litro, en forma de decocción, 20 minutos con la tapa cerrada, y se beben 4 tazas al día. Tiene un efecto tónico en todo el organismo y fortalecedor del sistema inmunitario profundo (inmunoestimulante) y para la médula ósea. Actúa sobre la fatiga. También la Graviola o guanábana tiene propiedades inmunomoduladoras. Pero lo más importante es dejar que el cuerpo se recupere mediante el descanso, una buena alimentación y confiar en la sabiduría de la naturaleza. Cada uno de nosotros es responsable de su propia salud y puede comprender para sanar o sanar sin comprender.

En el siguiente video hay más información sobre una experiencia concreta en un caso de un joven que pasó por un proceso de Leucemia:

Cerramos el artículo con otra frase de Morris el libro Martes con mi viejo profesor que dice:
“No des por supuesto que es demasiado tarde para comprometerte”. Morris

Angeles Wolder Helling
Directora Escuela Descodificación Biologica Original

Recomienda el taller de Léon Renard:
Descodificación, acompañamiento en patologías cancerígenas que la Escuela de Descodificación Biológica Original impartirá:
Los días 20, 21, 22 de mayo en Barcelona y los días 27, 28, 29 de mayo en Madrid.
Si eres profesional de la salud y de la terapia, podrás practicar el acompañamiento psicobioterapéutico mediante protocolos y ejercicios.
Más información en info@descodificacionbiologica.es
Tel. 93 412 71 00 o en la página www.descodificacionbiologica.es

Tags : Léon Renardleucemia

Leave a Response