La Artritis Reumatoide en la Medicina China


En los tiempos antiguos de la medicina, la artritis (“reuma” en nuestro lenguaje coloquial) se consideraba como una  enfermedad, contra la que “poco se podía hacer” salvo aconsejar la toma de colchicina o derivados de la corteza de sauce.

Pero, ¿qué es la artritis?

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria crónica de naturaleza autoinmune. Se caracteriza por la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes. Es una patología relativamente frecuente. Según datos estadísticos mundiales, afecta entre 0,3 y el 1% de la población mundial. En España se estima que aproximadamente el 0,5% de la población española sufre artritis reumatoide. Se trata de una enfermedad con mayor frecuencia entre la población femenina.

Posibles causas de la enfermedad: factores genéticos, estilo de vida (estrés, obesidad y sedentarismo, consumo de tabaco), infecciones, determinados factores ambientales, algunas terapias y medicamentos que pueden empeorar los síntomas.

Las profesiones más relacionadas con las actividades físicas presentan una mayor prevalencia de la enfermedad.

Con frecuencia, la AR comienza con dolor e hinchazón en las pequeñas articulaciones de las manos. A menudo se observa la afectación en la misma articulación en ambos lados del cuerpo. Es característica la rigidez matutina que se puede alargar varias horas, la sensación general de malestar con cansancio y agotamiento.

En la evolución posterior de la enfermedad pueden desarrollarse: deformidades articulares, nódulos reumatoides, pérdida del rango de la movilidad articular. También se pueden ver afectados varios órganos como el corazón, los pulmones, los ojos y la piel, las glándulas lagrimales y salivales.

Pruebas de laboratorio que ayudan en el diagnóstico:

  • tasa de sedimentación de eritrocitos/velocidad de sedimentación globular(VSG)
  • Proteína C- reactiva (PCR)
  • Factor reumatoide
  • Anticuerpos antinucleares (AAN)
  • Anticuerpos anti-péptido cíclico citrulinado (anti- CCP)
  • Antígeno leucocitario humano B27

Tratamiento

En la mayoría de los casos, la AR requiere tratamiento por largos periodos de tiempo. Medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad- metotrexato, sulfasalazina, leflunomida- se recetan junto con fármacos antiinflamatorios no esteroideos como ibuprofeno y naproxeno. El celecoxib es otro antiinflamatorio (inhibidores de COX-2) utilizado; los medicamentos antipalúdicos son otro grupo de medicamentos utilizados en este enfermedad. Generalmente son tratamientos que necesitan supervisión médica debido a los efectos secundarios que producen. Pueden pasar semanas o mese antes de ver algún beneficio de estos medicamentos.

En la Medicina China, la artritis reumatoide se conoce como Síndrome Bi o Síndrome de obstrucción dolorosa. Ocurre cuando un Factor Patógeno Externo como el Viento, el Frío, la Humedad y/o el Calor, agreden e invaden el cuerpo, se instala en su interior, en lugares donde hay tendencia a la debilidad y producen un estancamiento de QI (energía) y Xue (sangre).

En el Síndrome de obstrucción dolorosa pueden aparecer los siguientes síntomas: dolor, inflamación o entumecimiento de los músculos, los tendones y las articulaciones.

La invasión de los factores patógenos juegan un papel principal en el bloqueo de los meridianos, pero los factores internos también pueden ser importantes. Una deficiencia previa de Qi y Xue, presente en muchos pacientes con artritis, facilita la entrada de estos factores.

La invasión crónica de los meridianos y colaterales puede considerarse, al principio, como un leve estancamiento de  QI, pero que gradualmente se convertirá en  un estancamiento más severo, dando lugar a una situación de Xue estancada, Flema (deformidad de las articulaciones),  y resistencia al tratamiento.

Otros factores que contribuyen a la aparición de este síndrome:

  • el ejercicio físico excesivo
  • el exceso de trabajo
  • los traumatismos
  • el parto

En la Medicina Occidental, el Síndrome Bi puede corresponder a diferentes enfermedades: tendinitis, bursitis, osteoartritis, polimialgía reumática, artritis infecciosa, Lupus eritematoso sistémico, artritis psoriasica, colitis ulcerosa, espondilitis anquilosante, enfermedad de Crohn.

Distinguiremos 2 tipos de Síndrome Bi:

  • Síndrome Bi frío
  • Síndrome Bi caliente

El Síndrome Bi frío se produce por un ataque de Viento- Frío-Humedad.

En la obstrucción asociada con el Viento, el dolor tiene un carácter migratorio, se mueve de un lugar a otro y se acompaña generalmente por una aversión al viento.

En las obstrucciones dolorosas provocadas por el Frío, el dolor es punzante y de localización fija. Se alivia con el calor y se agrava con el frío.

En las obstrucciones por Humedad, las articulaciones doloridas  presentan, a menudo, hinchazón o entumecimiento, empeorando con el clima nublado y lluvioso; hay limitación del movimiento y sensación de pesadez en manos y pies.

El Síndrome Bi caliente se produce por un ataque de Viento- Calor- Humedad.

Tiene como manifestaciones principales el dolor en miembros y articulaciones, ardor local con rubor e inflamación; el dolor empeora con la presión y se alivia con la aplicación de frío. Se acompaña de síntomas y signos de fiebre, aversión al Viento, sed e inquietud.

El principio terapéutico general se basa, sobre todo, en la eliminación de los factores patógenos Viento-Frío- Humedad- Calor, en el desbloqueo de los meridianos y la eliminación del estancamiento local de Qi y Xue.

Sin embargo, el Síndrome de Obstrucción dolorosa crónica requiere, también, un tratamiento de los órganos internos, Hígado y Riñones, principalmente.

La Medicina Tradicional China ofrece un amplio abanico de métodos terapéuticos: la Acupuntura, la Fitoterapia, la Moxibustión (aplicación de calor en diferentes puntos de acupuntura), la práctica de ejercicio físico (Tai Chi, Qi Gong), la Auriculoterapia, la Dietética. Otras técnicas son: las Ventosas (cupping), Tui Na (masaje terapéutico), la técnica del Martillo de Flor de Ciruelo y la técnica Gua Sha.

En el caso de los pacientes con artritis severa, se deberían combinar acupuntura y moxibustión con terapia farmacológica.

Con el tratamiento temprano y la atención a los hábitos y estilo de vida la progresión de la enfermedad puede ser detenida o ralentizada.

En las fases avanzadas, se observan deformaciones de las articulaciones y los huesos y ataque recidivantes y frecuentes que limitan la movilidad articular del paciente. En estos casos, el tratamiento, se enfoca en aliviar los síntomas y evitar el progreso de la enfermedad.

Teodora Lazar
Telf. 669011489
www.acupunturayequilibrio.wordpress.com







Deja un comentario