close
Terapias

Espacios Nacientes, nacer para Ser

Los momentos de cambio son momentos de nacimiento a una nueva etapa, algo muere, algo nace. La dimensión simbólica del nacimiento está presente en cualquier transformación real de la persona.

En nuestro contexto cultural la habilidad para acompañar el nacimiento y la muerte ha quedado algo desnaturalizado. Todo grupo humano pre-industrial desarrolló cierta tecnología de la conciencia que hacía de estos eventos tan significativos un lugar de encuentro ritualizado con lo sagrado.

En esta primera transición, que es el parto, las emociones que lo envuelven muchas veces son de miedo desconexión y sufrimiento. Esta información almacenada en el inconsciente puede activarse en procesos terapéuticos personales, en duelos por el fallecimiento de un ser querido, divorcios o separaciones, exilios, situaciones sociales conflictivas o crisis vitales.

Cherif Chalakani desarrolla Espacios Nacientes como una práctica terapéutica que prioriza la confianza, la atención, la respiración y el movimiento como elementos vertebradores de la metáfora del parto.

Espacios nacientes reconoce cuatro momentos vitales en la experiencia perinatal.
1. La concepción
Nos conecta con la sexualidad y con lo creativo en un sentido amplio.
2. La gestación
Nos invita a ser receptores de las fuerzas que construyen la vida, las fuerzas vitales.
3. El parto.
Momento crucial de cambio que irrumpe con una fuerza que arrastra a pesar de cualquier resistencia. Dejarse llevar por esta fuerza es fuente de alegría, resistirse, puede ser motivo de sufrimiento.
4. Recibimiento y vinculación.
Un recibimiento “frío” por ausencia del padre, por corte prematuro del cordón umbilical puede dejar una impronta de miedo, desconexión y sufrimiento hacia el mundo exterior.

¿Qué tipo de vínculos o puentes hacia la vida podemos tejer en nuestras relaciones con esta información?

A través de  la atención, el movimiento, la respiración, una determinada percepción del tiempo y el espacio Cherif Chakakani, conduce a las personas a la experiencia de su propio nacimiento. En el cuerpo y desde el cuerpo, desde la sensaciones y lo emocional hacia lo simbólico y progresivo.

Espacios nacientes permite resignificar la tríada padre-madre-hijo a la luz de una nueva perspectiva y en una doble dirección:

  • En lo regresivo: Limpia la información del nacimiento biológico.
  • En lo progresivo: Ayuda a tomar sin miedo los nacimientos y muertes que la vida nos presenta.

Se hace posible a través de una atención sin propósito, reconociendo lo que hay, sin intención de cambiar lo que se vive, simplemente sosteniendo. Una atención neutral, expectante, abierta a lo que se presenta, sin juicio, sin interferencia del registro personal. Una atención en la atención… el observador.

Un movimiento, primero pensado, calculado, que termina por dejar paso a que cuerpo, pensamiento y emoción son movidos por el latido de algo más grande.

Un tiempo lento, lleno de sensaciones, vivencias, recuerdos y consciencia que habitan el cuerpo. Un espacio que se abre dentro y fuera, vaciado y llenado, respirando y respirando.

Una forma de respirar que traspasa el marco a través del cual sentimos, pensamos y actuamos la realidad, que desestructura la personalidad haciendo posible una mirada más amplia y una autorregulación corporal.
Cherif Chakakani crea “espacios nacientes” más allá de unas técnicas que puedan inducir una experiencia. Es su calidad humana, su experiencia como terapeuta y su presencia lo que invita a sumergirse con seguridad y confianza en el nacer como forma de celebrar la vida y por qué no la muerte.

Victor Usaola
vusaola@gmail.com
Seminarios en La Hospedería del Silencio

www.hospederiadelsilencio.com

Tags : espacios nacientesinteriormeditación

Leave a Response