close
Crecimiento Personal

El Yoga ha corroborado todas su técnicas a lo largo de siete mil años.

Tras la ofensiva de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana contra el yoga, ¿qué hay? ¿Ignorancia supina, intenciones claramente espúreas, mala fe, estrechísimos y contaminados puntos de vista, prejuicios y actitudes inquisitoriales o el simple y llana  nesciencia?.  O sea, que cuando comencé con el yoga en los años sesenta, tuve (como pionero y primer escritor de libros en España sobre el tema) que soportar los improperios de muchos catacaldos “eclesiásticos” y la censura en varios de mis libros de los siniestros censores de la dictadura, y ahora un grupo de negligentes, que ni siquiera se ponen al corriente de los contrastados beneficios del yoga (disciplina que cuenta con, al menos, siete mil años de antigüedad) y que practican millones y millones de personas, también arremeten contra el precursor de la ciencia psicosomática, la primera psicología del mundo y una técnica para la salud integral. ¡Qué falta de conocimiento biosanitario! ¡Qué incapacidad para, al menos, entrar en internet y comprobar la de numerosas investigaciones científicas llevadas a cabo desde hace cinco décadas, tanto por alemanes como japoneses , franceses o científicos de otros países!.

Ya recogí buen número de testimonios de médicos practicantes (de las más variadas ramas médicas) en mis obras “Yoga y Salud”, “La Salud psíquica por el yoga”, “Yoga, una medicina natural” y “Principios de yogoterapia”. Una docena de médicos aportaron su testimonio muy favorable al yoga, tanto occidentales como orientales. Han pasado por mi centro de yoga Shadak gran número de médicos y muchos nos han enviado asiduamente a sus pacientes.

Muchos años estuvieron en nuestras clases, por citar solo algunos médicos, Jesus López (oncólogo infantil), Miguel Fraile (internista y psicoanalista, autor de “Curación y Salud Integral por el yoga”), Rafael Rubio (internista), José Manuel Muñoz (internista)  y tantísimos otros. El doctor Nuñez Mille me envió pacientes suyos durante años, asombrándose con el resultado de los beneficios del yoga. En suma, estos señores de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, deberían informarse más y mejor, y leer un poco a grandes personalidades y científicos como Teresa Brosse o  Roger Godel entre otros muchos, pues quizá así puedan ampliar su esclerótica visión sobre una disciplina que ha penetrado en todos los ámbitos de la sociedad occidental.

Yo mismo, hace muchos años, fui nombrado profesor especial de Yoga en la Universidad Autónoma de Madrid, por el rector Gratiniano Nieto, y a mi vez nombré a Nieves Corral profesora de yoga en la Facultad de Medicina de la Autónoma. Ambos dimos clases a lo largo de cinco años, en tanto que la profesora de yoga Almudena Hauríe dio varios años clases en las Aulas de la Tercera Edad (dependientes del Ministerio de Cultura) e incluso clases en una prisión de mujeres.

Señores de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Valencia, investiguen un poco antes de ejercer con actitudes inquisitoriales y poco propias de científicos sin prejuicios. Mientras tanto les daré a conocer algunas opiniones médicas muy relevantes, empezando por la de mi brillante y sabio  neurólogo, el doctor Antonio Tallón, que, como yo mismo, comenzó con el estudio del yoga cuando tenía quince años de edad y en uno de sus e-mail me dijo, entre otras muchas cosas: “El yoga es maravilloso”. También mi psicoanalista, el médico y psiquiatra Lorenzo Frutos prologó mi obra “Teoría y Técnica del yoga”, convencido de sus beneficios cuando se aplica correctamente. Asimismo mi más entrañable amigo de la juventud con el que tanto investigué en ciencias espirituales, el médico Edgar Naranjo siempre insistió en la necesidad de la práctica del yoga para mejorar la salud física y mental.

A continuación algunas opiniones médicas y científicas:

William James: “El sistema ascético más venerable y aquel cuyos resultados han obtenido la mayor corroboración experimental es, sin duda, el yoga hinduista”

Doctor Juan Nuñez Mille:  “Vistos los resultados han sido tratados con el yoga otros pacientes tanto orgánicos como psíquicos, consiguiendo todos los que lo practican perfectamente un resultado optimista”.

Doctor Auriol: “Hay que felicitarse de que el yoga sea actualmente un fenómeno de moda, puesto que permite a un gran número de personas mejorar su equilibrio y aumentar sus posibilidades”.

Doctor Miguel Fraile: “El yoga se nos aparece como una muy importante posibilidad de práctica  beneficiosa para el individuo con vistas al mantenimiento  y potenciación del conjunto de sus procesos tanto a nivel somático como mental y psicológico, pudiendo catalogarlo dentro de las grandes corrientes de terapéuticas globales del ser humano en su integridad vital”.

Doctora Teresa Brosse: “El estudio del yoga no enriquece solamente nuestro campo de experimentación gracias a la práctica y colaboración de sus adeptos; su teoría sugiere a nuestra mente datos de interpretación más complejos  y precisos que el solo mecanismo psicosomático familiar a nuestra visión científica occidental”.

Doctor Alberto Lohmann: “Nuestra experiencia  profesional (como psiquiatra y profesor de yoga) permite, de modo sincero y honesto, afirmar que realmente la práctica asidua y correcta del hatha-yoga, con sus meros postulados, con sus variados ejercicios, con su desenvolvimiento espiritual, con el control de la mente, significa un gran recurso, basado en principios científicos comparados, para la prevención y mejoría  e incluso para la cura (junto a otros procesos) de trastornos psicológicos y de perturbaciones psicológicas en general”.

Ya el gran científico Julian Huxley aseveró que si incorporara el yoga al ámbito de la salud mental, se daría un salto de gigantes.

Y el doctor José Álvaro Guglieri, cinco carreras nada menos a sus espaldas, aconseja desde hace treinta años la práctica asidua del yoga y declara: “Partiendo de que el inconsciente tenga, como parece, una base somática en el Hemisferio derecho del cerebro, la aportación positiva de las técnicas del yoga y son para acceder al inconsciente es evidente. Ya anteriormente el profesor Rof Carballo, uno de los introductores de la psicosomática en España, aseguró la importancia de la meditación yóguica para equilibrarse a través de la meditación del silencio.

Y para no extendernos en exceso y a quienes interese, remitirles a investigaciones médicos-yóguicas de las que yo ya tuve conocimiento hace décadas, como las de los médicos o científicos el doctor Behanam o los doctores Mukerji y Spiegaelhoff.  Sería de notorio interés que la Conserjería de Sanidad de Valencia se pusiera un poco al corriente de todo ello, sin tanto prejuicios anticientíficos.

Ramiro Calle
www.ramirocalle.com

Tags : ramiro calleyoga

Leave a Response