El legado de Usui Sensei


Extiendo un afectuoso saludo a todos los lectores de este artículo. En calidad de presidente de Alianza Española de Reiki, maestro y terapeuta dedicado a la enseñanza, investigación y aplicación del Reiki desde hace 27 años, me gustaría hablar sobre la situación actual del Reiki en nuestro país y ser la voz de muchos practicantes y maestros de Reiki que comparten la misma opinión.

Cuando en el año 1988 recibí mi primera iniciación y curso de Reiki en Manchester, quedé cautivado por el poder de esta sencilla técnica de desarrollo espiritual y sanación holística. Desde entonces, mi búsqueda de los mejores maestros, las mejores escuelas, de las técnicas originales y de la verdad sobre el Reiki fue incansable, llegando a realizar unos 30 cursos de maestría por todo el mundo. Invertí mucho tiempo y recursos en obtener la mejor formación y en desarrollar al máximo las posibilidades de esta técnica japonesa, para mi propio crecimiento personal y para compartirla con todos aquellos que tuvieran la misma aspiración.

Aquellos que me conocéis, bien a través de mis cursos, terapias o de mi libro Reikido, el camino del Reiki, sabéis un poco de mi historia y trayectoria, de mi búsqueda y de mi compromiso. Sabéis de los esfuerzos que, a través de Alianza Española de Reiki, yo mismo, mi equipo y muchos maestros formados por mí, hemos realizado para preservar las enseñanzas tradicionales y modernas del Reiki japonés y de los sistemas que enseñamos, y ante todo la esencia original del Reiki. Así mismo, conocéis los esfuerzos que durante estos 27 años hemos puesto en la difusión del Reiki, no sólo en España, sino en Portugal y otros países europeos, y varios países de Latinoamérica, e incluso en países como India, Rusia y Japón (país en el cual introduje el Sistema Karuna-Prakriti), con el único objetivo de hacer realidad la maravillosa visión que un día tuvo Mikao Usui: que llegaría un día en el que habría un practicante de Reiki en cada familia. Supongo que desde el plano en el que se encuentra, estará satisfecho de saber que hay incluso familias en las que todos sus miembros son practicantes de Reiki.

No tengo otro compromiso ni más intenciones con respecto al Reiki que seguir colaborando en que la visión de Mikao Usui sea una realidad, que sus enseñanzas originales sean respetadas, preservadas y difundidas abiertamente y fácilmente, a todos aquellos que tengan un genuino interés por esta práctica y sus beneficios en su vida personal y en la sociedad como instrumento de la paz en la Tierra, según fue el deseo de Usui Sensei.

Tras pasar por muchos maestros y escuelas, tras muchos viajes de investigación que me han llevado a Estados Unidos, Inglaterra, Australia, India, Nepal, Egipto y, por supuesto, Japón, cuna del Reiki, puedo decir que ésta técnica, método o más bien camino, como prefiero referirme a él, sigue siendo una fuente insondable para la mayoría de sus practicantes y maestros. En mis viajes de investigación tuve la fortuna de dar con algunos excelentes maestros, algunos verdaderamente destacables, verdaderos conocedores de la esencia del Reiki, Maestros en todo el sentido de la palabra por su realización espiritual, personas humildes, dedicadas plenamente al Reiki en su vida, sin grandes pretensiones de grandeza, personas que habían hecho en su vida lo primero y fundamental para poder llegar a ser verdaderos Maestros y terapeutas: conocerse a sí mismos y la fuente de la que mana esa energía llamada Reiki.

Creen muchos que la profesionalidad y maestría la dan las técnicas, el conocimiento de los símbolos, el pasar por cursos y niveles que deberían ser cada vez más largos y laboriosos, el linaje, etc… Todo eso ayuda y son pasos necesarios en el camino, pero Reiki en su esencia no trata de nada de eso. Los que han aprendido Reiki en Japón con buenos maestros conocedores del Reiki Tradicional, saben que muchas de las técnicas son para auto-aplicación, para nuestra propia purificación, para elevación de la vibración y de la conciencia. Los que han llegado al grado de Shinpiden saben (o al menos deberían saber) que es el nivel de conciencia del practicante de Reiki el que determina su capacidad de sanación, y por tanto lo que le confiere el reconocimiento como terapeuta; que los símbolos son herramientas temporales, que ofrecen su apoyo durante el proceso a través del cual el practicante eleva su nivel vibratorio hasta convertirse, a sí mismo, en una manifestación viva de la luz, lo cual es el objetivo de la práctica del Reiki; que la capacidad que tiene el practicante de Reiki de detectar claramente la energía negativa y erradicarla es lo que determina si está listo para ser terapeuta o no; que ésta capacidad se adquiere elevando el propio nivel vibratorio a través de la práctica regular del Reiki en uno mismo y en su vida cotidiana, integrando ante todo los 5 principios y a través del conocimiento de sí mismo por medio de la meditación. Y que sólo puede llamarse Maestro de Reiki aquel que no deja de esforzarse en el día a día por alcanzar el estado de Satori o que lo ha conseguido, y que es un ejemplo vivo de aquello que enseña a los demás. Muchos llaman a esto “misticismo” o “esoterismo” y pretenden eliminar este aspecto del Reiki, presentándolo como una técnica de sanación sin más. Siento decir que, en mi opinión y la de la mayoría de los maestros de Reiki serios que me han formado y que conozco, esto no es posible… Reiki es un camino de desarrollo espiritual que tiene como consecuencia la sanación.

areiki_img

Hoy en día el Reiki está muy difundido, sí, pero mal difundido, ya que muchos maestros que lo enseñan se han olvidado de su esencia original. Cuando Mikao Usui descubrió el Reiki, lo hizo después de años de práctica de meditación en un monasterio zen. Durante su ayuno y meditación de 21 días en el Monte Kurama entró en la iluminación y como consecuencia descubrió la energía del Reiki. La maestra Takata solía decir que Mikao Usui era rector de la Universidad Doshisha, pero en las investigaciones que, tanto yo como otros maestros, hemos realizado en Japón se descubrió que no sólo no lo fue, sino que jamás estudió en dicha Universidad. Aunque Usui Sensei no fue un monje propiamente dicho, todo el descubrimiento del Reiki le vino a través de prácticas de meditación, como el zen y otras. Sin esto, el Reiki no existiría.

Usui Sensei únicamente formó en la Maestría a 21 personas, ya que el énfasis de su enseñanza estaba en alcanzar el estado de Satori a través de la práctica de meditación. No dio el grado de Maestro a nadie que no hubiera alcanzado Satori. Posteriormente, encargó al Maestro Hayashi, que era el único que tenía conocimientos de medicina, que creara una clínica para aplicar sus conocimientos de Reiki en la sanación de enfermedades, y en esto se basó el Reiki Occidental que extendió la Maestra Takata, discípula suya. En el Reiki Tradicional Japonés, tal como lo transmitió Usui Sensei, era y sigue siendo importante la práctica espiritual y la meditación, ésta es la base sobre la que se asienta la práctica del Reiki. Los terapeutas y maestros que no basan en esto su práctica, jamás podrán tener verdadero entendimiento de lo que es en realidad el Reiki, que sólo se adquiere a través de una realización espiritual como la que tuvo Usui Sensei. Esto es una práctica íntima y personal, que desde luego no se puede conseguir a través de una Universidad.

Mikao Usui buscó el estado de Anshinritsumei, ese estado de paz inalterable del que hablan muchas escrituras y Maestros iluminados. Ésa fue su verdadera búsqueda y, en el camino, se encontró con lo que llamaría Reiki. Su enseñanza pública se basaba, ante todo, en alcanzar ese estado, en la integración de los 5 principios, en el aprendizaje de técnicas muy simples, aptas para cualquier persona, que para poder aplicarlas tan sólo requerían una mente en silencio y un estado de paz, un espacio vacío que permitiera al Rei-no, ese “poder misterioso del Universo”, manifestarse por sí mismo, y en el Reiju o lo que actualmente se conoce como iniciación. Ésta es la auténtica esencia del Reiki, tal como la vivió y la enseñó Mikao Usui: un camino hacia uno mismo, hacia el Universo en nuestro interior: “Yo soy el Universo y el Universo soy yo”, así se definió Usui Sensei a sí mismo después de alcanzar el estado de Satori. Este despertar y elevación de la conciencia es todo lo que se requiere; lo demás son “tecnicismos” como dirían muchos maestros de Japón.

Teniendo todo esto en cuenta, ya hace más de 15 años, cuando el fallecido Fermín Cabal (pionero en la lucha por lograr el reconocimiento de las terapias naturales dentro del Ministerio de Sanidad) me invitó a formar parte de su proyecto de regularizar las terapias alternativas para que tengan el reconocimiento que merecen en España, estuve en contra de crear una institución que pretenda ser un filtro o un organismo que controle la práctica y la enseñanza del Reiki. Si bien apoyé a Fermín como socio fundador del Colegio de Médicos Naturistas de España, rechacé la “jugosa” oferta de dirigir el área de Reiki en la Universidad de Medicinas Alternativas que se buscaba crear y la posterior oferta de una Universidad de Madrid de crear una titulación en Reiki, basada en mis conocimientos y experiencia, y en el material didáctico fruto de mis investigaciones (del cual Alianza Española de Reiki tiene todos los derechos registrados). No todas las terapias alternativas son susceptibles de ser insertadas en una estructura institucional, y menos una como el Reiki cuya esencia está más vinculada con el crecimiento espiritual que con la sanidad. Ni siquiera en Japón, cuna del Reiki, se ha pretendido algo semejante, ya que va en contra del deseo de Usui Sensei de que esta enseñanza fuera abierta y fácilmente asequible a todo el mundo.

Estoy totalmente a favor de la correcta formación de los practicantes y maestros de Reiki, y por supuesto de que desarrollen sus actividades dentro del marco de la legalidad con todo lo que ello implica, para que puedan ofrecer un servicio de calidad, digno de las personas que buscan este tipo de terapias y digno de la tradición que representamos. Apoyo cualquier iniciativa sensata que busque el reconocimiento de las escuelas que llevamos tantos años (en el caso de la Alianza casi tres décadas) firmemente comprometidas con la práctica del Reiki y su enseñanza de calidad, y de los maestros independientes que han invertido tanto tiempo y recursos en su formación no sólo en España, sino en Japón y otros países, y que han sido pioneros al igual que yo en la introducción y desarrollo de las terapias naturales en este país, beneficiando a muchas personas con sus conocimientos.

No apoyo el monopolio de algo que es universal, que su fundador quiso que fuera asequible, que llegara a todos los seres humanos para su beneficio y sobre todo para su evolución espiritual. Yo mismo pude haber cogido las riendas de un proyecto a gran escala hace mucho tiempo, cuando apenas había un puñado de maestros de Reiki en todo el país y la Alianza era la primera asociación y escuela de este tipo. ¡No acepté! No es lo que buscaba Usui Sensei, no es el legado que él dejó. Las instrucciones que dio a sus discípulos fueron, ante todo, que alcanzaran el estado de Satori a través de la meditación y la práctica del Reiki, que preservaran sus enseñanzas y que difundieran el Reiki para beneficio de toda la humanidad sin excepción. Como maestro de Reiki del linaje de Usui Sensei, ésta es la herencia que he recibido de los maestros precursores y el objetivo de mi trabajo a través de Alianza Española de Reiki.

Animo a todos los practicantes y maestros de Reiki a asumir este compromiso y a seguir esforzándose en su vida personal por ser como fue en vida Mikao Usui, por alcanzar la verdadera maestría del Reiki que es el estado de Satori y por seguir difundiendo la luz del Reiki sin límites, para el beneficio de toda la sociedad.







4 Comments

  1. avatarElvira Gutiérrez Medal

    Sr. Moraga:
    Yo estudie Reiki en la Cd. de México, con Tatiana Saad Guzmán, no tengo papeles que lo avalen ya que ella siempre se valió de decirnos que pertenecíamos al linaje de Ud, que a ella la instruyo Ceci que fue alumna suya y que no tenemos papeles porque por problemas personales Ud ya no regreso a México.
    Es esto Cierto ??
    Muchas Gracias por su atención.

Deja un comentario