close

En el anterior artículo, en esta misma revista, expliqué que una Limpieza Astral es una limpieza energética holística profunda, en la que se limpia de congestiones energéticas de distinta procedencia, unas propias y otras externas, el Cuerpo Físico y Áurico, la Vivienda y el Campo Astral.

Un trabajo profundo de esta índole conlleva, generalmente, unos treinta días de tratamiento y sus efectos son muy evidentes en nosotros durante este período, aunque el proceso de adaptación completo tiene una duración aproximada de unos tres meses, donde vemos cómo nosotros, los acontecimientos y el rumbo de nuestra vida va cambiando paulatinamente.

Durante el tratamiento, se realiza un desintoxicación e integración de nueva energía en nuestro cuerpo físico y campos sutiles. Se van soltando energías estancadas de baja vibración, reemplazándolas con nueva energía e información de alta vibración.

Se intenta que la actualización energética se haga con la menor incomodidad posible, pero es inevitable que aparezcan ciertos síntomas durante este tiempo que es conveniente conocer, y saber que son debidos a una mejora en nuestro sistema energético. Los reajustes se producen a todos los niveles: físico, etérico, emocional, mental y espiritual.

Puesto que todos somos de naturaleza diferente, unas pocas personas tendrán “la sensación” de no notar nada a pesar que expresan sentirse mejor, mientras que la mayoría de personas percibirán varios de los síntomas durante el proceso, y en contadísimos casos lo sentirán un tiempo después de haber recibido el tratamiento.

Todas las áreas de nuestra vida se van a ver afectadas por este reajuste energético ya que un trabajo así produce una sanación, una elevación de nuestra frecuencia vibratoria, y un reequilibrio en todos los niveles de nuestro ser y de nuestra vida.

Si es posible, siempre recomiendo durante el tratamiento que se haga ejercicio, mejor al aire libre y en la naturaleza, meditar, beber más agua, comer sano e intentar descansar más, escuchar música y hacer cosas que nos gusten. Aunque podamos hacer vida normal, debemos entender que estamos en proceso “operatorio” aunque sea energético, y conviene poner de nuestra parte para ayudar al reequilibrio.

Algunos síntomas que se pueden percibir en varios niveles:

Purificación física

La primera sensación que se produce es de cansancio durante unos días, pero es un cansancio dulce, de liberación. Algún día pueden aparecer síntomas parecidos a un pequeño resfriado, quizás algo de fiebre, dolor de cabeza, picor en la garganta o en la piel, tos, en algún momento quizás algo de náusea, ir al baño, algún día en descomposición, se acostumbra a evacuar más líquido, en fin, una serie de molestias físicas menores. Debemos entender que todo esto es debido a que estamos soltando, liberando viejas energías estancadas y que forma parte de una regeneración.

Purificación emocional

Durante el proceso vamos a ir soltando traumas y emociones estancadas, por lo que es fácil que, en algún momento aparezcan, durante los primeros quince días sobre todo y sin motivo aparente, momentos de rabia, de frustración, de tristeza, etc. Es probable que se sueñe o vengan a la mente situaciones anteriores de nuestra vida que incluso las teníamos olvidadas; no hay que preocuparse, hay que dejarlas surgir sin tomar atención sobre ellas ya que forma parte del proceso de liberación. Al fin y al cabo son emociones que teníamos estancadas durante tiempo y las estamos eliminando.

Siempre digo que no hay que fijarse en ello, simplemente observar y dejar que salgan, no culpabilizarse ni auto-compadecerse, no hay que retener, sólo dejar que se desprendan de nuestro campo emocional para siempre. Es una liberación fantástica.

Purificación mental

Patrones de pensamiento negativos, caducos, hábitos y costumbres que creíamos desterrados pueden reaparecer puntualmente (victimización, juicio constante, manipulación, sentirse no merecedor de abundancia, amor, prosperidad…); lo mismo que con las emociones, no hay que retenerlos, sólo dejar que surjan, reconocerlos y dejarlos partir.

Poco a poco veremos cómo vamos teniendo mayor claridad mental para afrontar las situaciones que vamos viviendo; situaciones que nos preocupaban de repente carecen de importancia o las resolveremos desde otra perspectiva. Es como si nos quitáramos un velo y viéramos las cosas con más claridad, tanto en nosotros como a nuestro alrededor.

Purificación espiritual

Cuando estamos contaminados energéticamente, uno de los campos más afectados es nuestra conexión espiritual, así como la conexión con nuestro ser interior.

Es común que la gente relate cómo después de una limpieza se reconocen y “vuelven a ser ellos mismos”, se dan cuenta de que estaban desconectados de su Ser. Es muy común también en personas que practican meditación, yoga o distintas terapias energéticas, te cuenten como su conexión espiritual es más fluida y potente que antes.

Sin duda, hay un aumento de la vibración espiritual dando acceso a un plano más elevado, iniciando un proceso de renovación y evolución espiritual de nuestro ser.

En general

Es usual que durante el proceso de liberación uno se sienta “raro” y podemos sentirnos un poco desorientados mientras la transformación y adaptación va teniendo lugar. Abandonamos viejos patrones emocionales y mentales que nos perjudican, creencias limitantes, aquello que parecía difícil o irremediable ahora parece sencillo y accesible, evidenciamos una claridad mental y emocional, un restablecimiento general de nuestra salud (desaparecen insomnios, ansiedades, irritabilidades, dolores, miedos…, multitud de síntomas), recuperamos la alegría de vivir, vemos como se armonizan las relaciones, cómo los caminos de nuestra vida van tomando otro rumbo. Cómo todo va encajando poco a poco a nuestro alrededor.

Una Limpieza Astral es una sanación del Alma, una reconexión con nuestro Ser e incluso una sanación de nuestra Vida. Sin duda, es un antes y un después en nuestra vida.

Podéis obtener información más detallada en la web www.limpiezasastrales.com .

Toni Mora, Sanador Bioenergético
Terapias Individuales y Formación
www.limpiezasastrales.com
www.sanacionbioenergetica.es
www.nueva-mente.com
mail: contacto@limpiezasastrales.com
Tel. 722 15 63 53 (móvil)

Tags : limpieza astralpurificación

Leave a Response