close
Crecimiento PersonalTerapias

Desarrollo de la Mediumnidad – Lección II: Los Sueños

La primera cosa que tiene que aprender un estudiante es que hay dos tipos de mediumnidad, la psíquica y la física.

En la psíquica se utiliza solo la mente del médium, mientras en la física se utilizan distintos centros psíquicos situados en el cuerpo etéreo del médium, pero que corresponden a determinados plexos nerviosos.

Nuestro primer tema son los sueños y hablaremos del sueño, ya que ocurren en esta fase del reposo, aunque hay una forma muy peculiar de visiones imaginativas que ocurren en los momentos de vigilia y que definimos como “soñar despierto” que, de todas formas, es otro tema. Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, así que deberíamos conocer más como funciona este proceso.

Se han desarrollado distintas teorías sobre cómo explicar el sueño. La teoría de  las “Reacciones químicas”, que suponen que ciertas substancias venenosas se forman en el cuerpo durante el periodo de vigilia y son eliminadas en el sueño; la de la “Sangre”, que dice que el sueño es el resultado de algunas condiciones particulares de la circulación sanguínea en el cerebro; la de las “Glándulas”, que teoriza que la actividad  de ciertas glándulas induce el sueño; la de la “Relajación Muscular”, que  considera  la falta de estímulos externos suficiente para inducir el sueño.

Todas estas son teorías – la mayoría de los maestros espirituales nos cuentan que debemos reconocer la presencia de una fuerza vital y la existencia de un espíritu humano individual, que se retira del cuerpo parcialmente o totalmente durante el sueño para obtener vitalidad y alimento durante ese viaje al mundo espiritual.

En nuestro estudio, el tema de los sueños se divide en dos tipologías: los que son físicos en origen y los que son psíquicos.

Generalmente hablando, los sueños que son físicos en origen, se dividen en siete tipos diferentes – y la mayoría de la gente los ha experimentado en algún momento o en otro de su vida:

  1. Soñar con caídas.
  2. Soñar con volar.
  3. Soñar con llevar ropa inapropiada.
  4. Soñar que nos escapamos de alguien o de alguna bestia y no podemos huir.
  5. Soñar que somos atraídos por un lugar peligroso.
  6. Soñar que algún deseo especial e importante ha sido satisfecho.
  7. Soñar con un viaje en el que no terminamos de hacer la maleta.

Seguramente hay muchas maneras de explicar estos sueños, pero hablando en general, todos estos sueños corrientes son debidos a tres causas:

Primero: Estimulo físico

Segundo: Asociación mental subconsciente o
Tercero: la imaginación subconsciente.

Sabemos que las personas enfermas tienen sueños muy particulares, y sabemos que la mala digestión puede causar sueños poco agradables, por cierto, el sueño de ser cazado por una bestia es seguramente debido a esto.

Una vida sexual frustrante, muchas veces, causará sueños de diversa naturaleza. Los adolescentes, a veces, tienen sueños relacionados con el sexo y algunas personas sueñan con casarse etc., que son atribuibles a frustraciones sexuales.

El sueño de llevar ropa inadecuada, probablemente, es producido por escalofríos en el cuerpo, que pueden ser causados por las sabanas que se caen.

El sueño de caer o volar es probablemente debido a que el cuerpo se queda mucho tiempo en la misma posición y el riego sanguíneo es bloqueado, causando insensibilidad en la parte inferior del cuerpo, que a su vez puede crear la idea de que no estamos apoyados, y como consecuencia caemos o volamos.

Ahora consideraremos los sueños que se originan en la mente subconsciente del soñador.

Factores mentales como las preocupaciones, la ambición, experiencias pasadas, etc. Con todos estos factores la asociación mental del subconsciente puede producir los sueños. Una idea o un objeto creado en la mente hace surgir otro, conectado más o menos directamente, y la persona crea asociaciones con todo lo que está presente en el subconsciente, así que los sueños pueden ser mucho más variados que nuestras asociaciones conscientes. Además, otro factor que es la imaginación subconsciente, se ve aumentada y dispone de libre actuación, ya que la mente lógica consciente está, en gran medida, dormida y por lo tanto los vuelos o imaginaciones salvajes son posibles durante el sueño.

Esto se puede ampliar, también, a los factores emocionales, con la excepción de que estos, en origen, son emocionales y no tan mentales.

Sueños telepáticos – son aquellos sueños en los que tiene lugar la  telepatía durante el sueño entre dos personas, nosotros y una persona que está durmiendo en un lugar lejano. Se comparte información que, de otra manera, no hubiese sido posible. Conozco un caso en el que el hermano de una amiga mía se le apareció en sueños comunicándole de que había ocurrido un accidente grave. Al día siguiente le fue comunicado lo ocurrido. Otra amiga se acostó imaginando en su mente la carta que enviaría a su madre describiendo su casa. La madre soñó con la casa de su hija y la describió exactamente como la hija tenía pensado hacer.

Proféticos o premonitorios – son los sueños en los cuales hay una visión de un evento futuro que puede nacer de la información depositada en el subconsciente o a través de una comunicación con un ser astral. Ocasionalmente estos sueños son comunicados textualmente, aunque la mayoría de las veces son a través de figuras simbólicas.

La comunicación con los espíritus – son los sueños donde aparecen espíritus y dan mensajes al durmiente. Pueden ser textuales o a través de símbolos.

SIMBOLISMO

Déjenme contarles algo sobre el simbolismo, porque es muy importante si queremos beneficiarnos del conocimiento de nuestros sueños. Han sido publicados muchos libros sobre los sueños, libros en los cuales algunas personas comparten sus ideas sobre lo que significan los símbolos para ellos, pero no hay una regla absoluta. Muchas personas que tienen sueños psíquicos establecerán su propia guía de símbolos, pero la característica principal de todos los sueños es su simbolismo.

De todas nuestras experiencias, sin duda los sueños son los más simbólicos. Representan ciertos deseos, anhelos, emociones, pensamientos etc., que ocupan la mente subconsciente y que juntos forman los que conocemos por sueños “complejos”.

Estos pensamientos, cuando se exteriorizan, son representados de forma simbólica.

Una de las partes de los sueños más insólita es la del color. Pocas personas ven colores en los sueños. La mayoría de las figuras que vemos en los sueños son incoloros o tienen una consistencia de color humo. Tu profesor no podrá explicarte esto.

Otro punto peculiar es que, durante el sueño, principalmente, vemos más que oímos. Raramente oímos música o conversaciones habladas. Las palabras son menos frecuentes que las imágenes. Esto lo explica el hecho de que utilizamos más conscientemente nuestra vista que el oído. El olor, el gusto y el tacto son más raros aún.

Muchas personas experimentan visiones peculiares al dormirse. Ven centenares de pequeñas caras delante suyo en la oscuridad, que pueden unirse en una sola y que aumenta hasta desaparecer, etc. Esto no debe producir ni miedo ni ansiedad. Las imágenes de los sueños pueden seguir activas hasta después del despertar, pero no hay que alarmarse.

Antes de hacer algunos ejercicios de los sueños que sugerimos, deberíamos hablar un poco sobre el sonambulismo. Es causado por el sistema muscular que se activa durante el sueño, y la persona habla o camina durante el sueño. Esto demuestra una condición de la mente subconsciente demasiado activa y si persiste se debería recurrir a un especialista.

Es interesante hacer notar que en este estado es posible conversar con una persona y muchas veces se ha obtenido información muy valiosa. También la escritura automática ha sido confirmada. Leí de una chica que ha ido a la cama con una tablita atada a su mano y el bolígrafo apoyado sobre un folio. Cuando se despertó por la mañana, estaba lleno de mensajes interesantes.

Para que estas lecciones puedan ser de ayuda se deben de aplicar, por eso les proponemos ejercicios que pueden realizar personalmente o en grupo. Es sensato seguir intentándolo y no desanimarse si no lo conseguís a la primera, pero no dejéis de intentarlo una y otra vez.

EJERCICIOS DE LOS SUEÑOS

Sugiero que, justo antes de acostarnos, hagamos una pregunta a nuestros guías espirituales – una pregunta que pueda ser contestadas por Sí o No, utilizando un símbolo de color, el blanco para el Sí y el negro para el No. No hagan una pregunta que requiera una respuesta compleja.

Pueden pedir por una aclaración sobre un tema en particular – en este caso deberán visualizar la situación detallada antes de dormirse – y habladlo con Dios pidiendo consejo.

Si alguien está interesado en la escritura automática, puede intentarlo con la tablita y un bolígrafo como en el método mencionado arriba.

Es posible inducir sueños telepáticos y lo encontrarán muy interesante. Se necesitan dos estudiantes – uno que visualiza ciertas imágenes y las envía a lo etéreo, así que la otra persona podrá captar las imágenes en su sueño. Con la práctica constante se puede llegar a percibir escenas completas. Es necesario, de todas formas, que los dos estudiantes apunten lo que han enviado o recibido.

Algunos expertos declaran que es más fácil recordar los sueños más claramente para los que son psíquicos que los que no lo son. Pero también dicen que no es aconsejable tomar la costumbre de recordar los sueños. La explicación que dan es que la barrera débil que separa el sueño de la realidad puede “ser traspasada” y causar confusión. Aunque en ese estado de nuestro desarrollo no hay ningún peligro. Otros expertos afirman que, si una persona consigue recordar los sueños a través de la práctica, con el tiempo se convierte en algo automático y se recordarán sólo los sueños importantes.

Marilyn Rossner
www.iiihs.org

Tags : ecmmediumnidadsueños

Leave a Response