close
Salud naturalTerapias

Autoconciencia a través del Movimiento:  Volver a aprender como niños. Método Feldenkrais

Mediante un proceso de aprendizaje orgánico, similar al que todos transitamos de niños, por el cual aprendimos a rodar, sentarnos, gatear y ponernos de pie, las personas pueden tomar consciencia de patrones y hábitos limitantes, por ejemplo, detener la respiración en situaciones demandantes, realizar esfuerzos innecesarios, apretar la mandíbula, etc. Mediante la exploración de opciones y la reducción del esfuerzo, moviéndose más lentamente y prestando atención a cómo hacen las cosas, encuentran nuevos recursos para moverse con más placer y menos esfuerzo. Generalmente, se sienten más ligeros y equilibrados, respiran y piensan mejor. Con la práctica regular del método, mejora la calidad de las actividades cotidianas o especificas (deportes, artes escénicas). Los profesores no dan indicaciones para que los alumnos copien, sino que les guían a preguntarse cómo se mueven, desarrollando su sentido kinestésico y guiándoles hacia el aprendizaje.

El Método Feldenkrais 

Fue creado por el científico Moshé Feldenkrais, nació el 6 de mayo de 1904 en Slavuta, Ucrania. Se destacó por sus conocimientos en Física y Anatomía (Doctor en Ciencias). Fue el primer Cinturón Negro europeo de Judo de la historia. Sin embargo, una lesión de rodilla jugando al fútbol, lo llevó a investigar en él mismo creando un método en donde a través del movimiento se mejora el funcionamiento integral de las personas. Se rehabilitó a sí mismo y pasó el resto de su vida desarrollando  y refinando el método que lleva su nombre. Trabajó con artistas, deportistas, niños y adultos con todo tipo de condiciones.

Feldenkrais tomó conocimientos de neurología, psicología, artes marciales, y desarrollo psicomotor en primera infancia. También fue influenciado por la neurociencia, las teorías de Piaget-Wallon, el trabajo de G.I. Gurdjieff, H. Jakoby y muchos otros.

En la actualidad se aplica en diversos campos: fisioterapia, rehabilitación, deportes, danza, canto, psicología, etc.

A través del Método Feldenkrais de Educación Somática es posible, entre otras cosas, aprender a sentir las relaciones funcionales entre las caderas y la pelvis, la espalda, los hombros, el cuello, etc. Con una mejor organización interna, muchos “problemas” locales disminuyen o desaparecen. Es posible encontrar un adecuado sostén del esqueleto para que los músculos estén disponibles para el movimiento. Sentir las posibilidades de las articulaciones y sus límites reduce la fricción en las mismas y proporciona mayor confianza en el movimiento. El aprendizaje se realiza con movimientos suaves  adaptándose a las posibilidades de cada persona para que su sistema nervioso pueda aprender y encontrar una mejor organización.

En el ciclo de Enero a Marzo 2017, las clases grupales, semanales, trabajarán con el foco en las articulaciones de las caderas, dentro de la organización global. Las clases se realizan en colchonetas, sillas o de pie. Dentro de la visión holística de este método, no hay partes aisladas sino un ser completo. Muchas veces, las áreas adonde se observa un “problema” o “lesión” son sólo manifestaciones de una organización global ineficiente.

En las clases individuales de Integración Funcional, se trabaja con cada persona en una camilla especial. Mediante el toque, la palabra y el acompañamiento es posible trabajar más directamente con las necesidades e intereses de cada alumno.

En los talleres intensivos se trabaja más profundamente en una función o tema por varias horas, generalmente en fin de semana.

¿Conoces tus caderas? ¿Qué hacen cuando caminas?

Explorando y descubriendo las relaciones entre la pelvis, articulaciones de las caderas y la parte superior del cuerpo. es posible aprender a caminar con menos esfuerzo, recuperar la sensación de sostén, estabilidad y equilibrio al estar sentado y de pie. Otras actividades como bailar, correr, saltar y meditar en postura de loto pueden volverse más fáciles y placenteras.

La función principal de la pelvis es proveer una estructura de sostén y permitirnos el desplazamiento en la bipedestación. La cintura pélvica es la base de nuestra columna. También es el cuenco adonde se alojan los órganos internos.

La pelvis permite que podamos transferir el peso del cuerpo hacia el suelo a través de las piernas y los pies. También es la estructura adonde se conectan los músculos de las piernas.

Las articulaciones de las caderas son difíciles de ubicar y diferenciar, ya que se encuentran en el seno de grandes masas musculares. La rigidez que desarrollamos en esta zona debido al sedentarismo, la cantidad de horas que pasamos sentados, la falta de autoconciencia y el desconocimiento que tenemos de nosotros mismos, aumentan la dificultad para ubicarlas y conocer sus posibilidades. Si las caderas no están muy claras en nuestra autoimagen, consecuentemente aparecerán limitaciones y dolores en otras partes (zona lumbar, dorsal, hombros, cuello) y en las regiones inferiores (rodillas y pies).

Muchas personas creen que sus caderas se ubican en las crestas ilíacas, las cuales están ubicadas también en la pelvis pero no son exactamente las articulaciones de las caderas. También son usualmente confundidas con el troncánter mayor del fémur. ya que es posible sentir movimiento allí al poner la mano a un lado de la pierna al rotarla. Desarrollar y clarificar la ubicación y función de las diferentes partes es esencial si queremos encontrar más facilidad, y tener un mejor sostén interno para las actividades que realizamos.  Muchos dolores, molestias y dificultades en otras zonas pueden aliviarse o desaparecer si reencontramos un mejor uso de nosotros mismos. La respiración también mejora al estar más disponibles las costillas, el diafragma y todos los músculos involucrados en la inhalación y exhalación de aire.

Es posible, en cualquier momento y circunstancia de nuestras vidas, volver a aprender a movernos con facilidad e inteligencia para que la vitalidad, el bienestar psico-físico y la creatividad no sean sólo “cosas de niños”.

“Nosotros mismos hemos elegido nuestros hábitos en el pasado así que somos capaces de seleccionar nuestros hábitos de nuevo”
“La vida es movimiento. La vida es un proceso. Incrementa la calidad de ese proceso e incrementarás la calidad de la vida misma”
Moshé Feldenkrais

Laura Kunin
Profesora de Método Feldenkrais Certificada por International Feldenkrais Federation
www.feldenkraisforall.es
Blog https://autoconcienciaenmovimiento.wordpress.com/

Tel 628.625.363
Clases en Madrid: Centro Aireterapias, zona Alonso Martinez

Tags : auto conscienciamétodo feldenkraismovimiento

Leave a Response