close

Nuestro presente tiene mucho que ver con nuestro ayer. El ajado álbum de fotografías, la vieja entrada de teatro, el vídeo de la boda, el diario de hace 10 años, las cartas de aquella novia, nos pasamos la vida guardando fetiches que no nos permiten olvidar ni por un minuto.

¿Y si existiera una posibilidad para volver al pasado? Ricardo Bru propone una travesía navegando por los recuerdos de la mente hasta revivirlos al cien por cien y en el tiempo presente.

Una herramienta que nos permitirá despedirnos de un ser querido, alterar el guion de un episodio concreto de nuestra vida, desvanecer ansiedades, comprender nuestros errores presentes o, simplemente, actualizar aquellos divertidos instantes que tanta felicidad nos reportaron.

Caemos continuamente en los mismos errores ya sean de pareja, trabajo, amigos, inversiones y nunca rectificamos lo suficiente.

¿Cómo darle sentido a nuestra existencia y superar el miedo? Descubra los errores pasados e impida que se reproduzcan.

Metodología de autohipnosis:

Concentre su atención en algo que esté viendo en su entorno y como si se tratara de una conferencia delante de muchas personas explique con voz  suave todo lo que ve: Estoy viendo este cuadro; los personajes me recuerdan una escena que yo viví de pequeño, hasta siento el olor del campo en aquella época… después, con los ojos cerrados, intente percibir más allá de su entorno, oigo los ruidos de la calle, un coche ha frenado de golpe…

Sin abrir los ojos prosiga y aumente su confort, desátese el zapato o aflójese el cinturón. Piense que va a entrar en un mundo nuevo y fascinante, con la autohipnosis programará su futuro.

Ahora, lentamente, hable a su cuerpo, empiece por la zona de la frente y vaya lentamente recorriendo todas sus áreas corporales hasta llegar a los pies, hay muchos métodos de relajación pero lo más sencillo es visualizar y emitir una especie de corriente suave hacia la zona que estamos sintiendo. En ese momento pasamos de relajación a hipnosis.

Este ejercicio es enormemente útil para darse sugestiones positivas y reducir la ansiedad asociada a algunas situaciones:

  • retroceda en el espacio-tiempo de su memoria, emplácese en recordar una edad determinada, yo les propongo los ocho años. Una vez fijado los primeros recuerdos intente recordar detalles como la ropa, los muebles etc.
  • Si consigue realizar la práctica con éxito, a la primera o a la tercera; estará preparado para utilizar la autohipnosis.

Con la autohipnosis podrá recuperar la memoria del pasado y con ello entender su presente, pero más aún podrá retocar la plantilla de su vida con más objetividad.

Utilidades inmediatas:

  • Quitarse algún dolor o molestia de origen psicológico.
  • Aumentar el autocontrol en situaciones problemáticas. (He de superar el dolor por la muerte de un ser querido, por la enfermedad, por mi separación…)
  • Programarse para aumentar la memoria y la intuición.
  • Mejorar la calidad del sueño.
  • Asumir el plano de intuición clarividente y anticiparse al futuro.

Le propongo que haga usted mismo un ejercicio que hacemos en los cursos que imparto: Volver con su mente al vientre materno, recordar ese espacio y tiempo.

El ejercicio consta de dos módulos:

Módulo de navegación, aprendiendo las técnicas de viaje en el tiempo y módulo de sanación y limpieza, consistente en integrar los datos en un plano mental que produzca resultados.

NAVEGANDO:

Según lo explicado colóquese adecuadamente y cierre los ojos:

Recorra mentalmente todo su cuerpo, empezando por la frente… sienta su frente despejada y envié ahora una señal de vibración… pase a la boca mueva sus labios y sienta igualmente esa vibración.

Repase todo su cuerpo, cada uno de sus dedos y áreas son muy importantes, una vez conseguido su cuerpo estará magnetizado y preparado:

Voy a retroceder en el tiempo…, ahora, poco a poco, sentiré que viajo…, voy a sentir que pierdo peso, que floto en este entorno.

Voy a recordar mis juguetes favoritos, y voy a sentir que estoy allí ahora, lo estoy viendo… lo estoy sintiendo (la distorsión se producirá y notaremos diversas sensaciones)…, ahora buscamos a nuestra madre la vemos…, la oímos (si nuestra madre ha fallecido, este será un momento muy emotivo. Si es así y se encuentra alterado, pare y abra los ojos. Si no es el caso continúe).

Llegará con la práctica a ver su cuna o habitación y pronto todo se volverá de forma distinta, se sentirá flotar y estar dentro del vientre de su madre.

En el vientre materno se siente una felicidad poco descriptible y cada persona tiene su experiencia única.

Utilizando la autohipnosis, conseguiremos que las tinieblas de los recuerdos que parecían borrados salgan a la luz, una luz en la oscuridad.

Tanto la autohipnosis como la hipnosis terapéutica, que puede aprender y practicar en los cursos que imparto, son herramientas muy potentes para ayudarnos a llegar a un estado óptimo de salud emocional y bienestar.

Ricardo Bru, profesor de hipnoterapia e hipnosis regresiva.
www.ricardobru.com

Tags : autohipnosishipnosisRicardo Bru

Leave a Response